espectaculos espectaculos
viernes 06 de enero de 2017

Se viene una adaptación oscura de "El Mago de Oz"

La primera temporada de la serie consta de diez capítulos y está protagonizada por la actriz puertorriqueña Adria Arjona.

La señal premium FOX1 estrena el próximo domingo a las 22.30 la serie "Emerald City" ("Ciudad Esmeralda"), una adaptación moderna y más oscura de la clásica novela infantil "El Maravilloso Mago de Oz", en la que Dorothy es presentada como una mujer adulta que combate a brujas y otros peligros con un revólver.

La primera temporada de la serie consta de diez capítulos y está protagonizada por la actriz puertorriqueña Adria Arjona (la hija del cantautor guatemalteco Ricardo Arjona), en el papel de la otrora inocente niñita de Kansas a la que un tornado la deposita con casa y todo en el mundo de Oz, y por el experimentado Vincent D'Onofrio como el poderoso mago.

Para el estreno, FOX1 pondrá en pantalla un doble episodio en el que comenzará a verse la perspectiva estética que ya caracterizaba otras producciones del director de la serie, el indio Tarsem Singh, realizador de cintas como "The cell" (2000), "The fall" (2006), "Inmortales" (2011) y "Espejito espejito" (2012).

Personajes con vestuarios híperelaborados, una paleta amplia de colores oscurecidos para generar una ambientación sombría y la armónica combinación de efectos especiales digitales con barrocos decorados conviven en "Emerald City" con una estética "steampunk", que propone la inclusión de tecnología y electricidad en un mundo de tipo medieval.

"No es suficientemente oscura para mí, pero es oscura para mi esposa", define Singh el tono de la serie, en una conferencia con medios latinoamericanos de la que participó Télam como único medio argentino.

El director indio, con pasado como realizador de videos musicales y de publicidad, admite que "Emerald City" luce "oscura comparada con el material original", sobre todo porque las novelas y la adaptación más famosa de Hollywood -el musical "El mago de Oz" de 1939, con Judy Garland en el papel estelar- tienen un espíritu "tan kitsch y feliz".

"Mi esposa se rehúsa a mirar este tipo de shows, porque ella dijo que es demasiado violenta para ella. Siento que es una pena, porque es un drama realmente bueno", dijo Singh, quien reconoció que se había dado cuenta de que "hay un límite" para la violencia que puede mostrarse en una cadena de televisión de aire -en Estados Unidos la serie irá por Fox- y a partir de entonces creó un material al que considera "en el medio" con la intención de acercarse a un público más amplio.

Singh supuso un caso excepcional y en sus palabras "nunca antes" visto en la producción de una serie, al conseguir que una cadena de televisión contratara a un único director para llevar adelante todos los capítulos; habitualmente es el "showrunner" quien maneja todos los aspectos creativos y traza las líneas argumentales, mientras que los distintos episodios son dirigidos por diferentes profesionales.

"Yo estaba interesado en hacer estos mundos, pero no sólo para el piloto sino para una temporada completa", relató el realizador, y explicó que "si estás haciendo sólo un episodio, por ejemplo entrás para el episodio 7, no tenés idea de dónde están los personajes, qué están haciendo, qué es ese mundo.

Generalmente los 'showrunners', los guionistas, o incluso los actores, están por delante tuyo".

El proyecto era para Singh "muy importante", por lo que entendió que "la única manera en la que podía hacerlo funcionar era que luciera como que había un solo pincel".

El director también conversó acerca de las dificultades de aportar una mirada personal a la hora de adaptar un clásico y admitió que se corre el riesgo de hacer "basura" si se tiene en cuenta lo hecho por otros anteriormente: "Como dicen, ya está todo contado. Para mí, cuando estás contando estas historias necesitás cambiarlas. De otra forma estrená la vieja".

"Todos vieron la vieja: 'una chica es succionada en algo y termina en un lugar diferente'. La mayoría de las chicas, la mayoría de los humanos quieren que pase eso, escapar de su vida normal y banal. Querés contar esas historias, pero si las contás de la manera antigua, la gente cambia de canal", aseguró.

Singh dijo que su relación con el material original se reducía a la película, que vio "tres años atrás, una sola vez", y que prefirió no leer los libros para "poder hacer un aporte más puro" a la serie, sin condicionantes.

Así decidió correrse del clásico e imprimirle su "sello", y creó lo que considera "una pieza completa de diez horas", con una Dorothy menos inocente y con más coraje: "Dorothy, en un musical de mucho tiempo atrás, estaba bien representarla de forma ingenua. En el mundo de hoy no. Tenés que hacer a esta persona un poco más de armas tomar".

"Si ves el original, es un musical. Pero por la forma en que funciona la TV, estamos buscando un enfoque mucho más realista. Encontré que este era el patio de juegos ideal donde podía diseñar un pueblo medieval al que el Mago trajo la electricidad", manifestó Singh, y añadió que por eso eligió que las escenas fantásticas tuvieran como explicación no la magia sino un "control mental por un lado por drogas y por el otro lado por ciencia y trucos".

"Cuando los ingredientes son diferentes, no tenés que intentar muy duro. Si estás familiarizado con el material, vas a encontrar un bonus. Si no lo estás, es una historia completamente diferente", finalizó.
Fuente: Télam

Más Leídas