espectaculos espectaculos
miércoles 14 de septiembre de 2016

Sarah Jessica Parker quiere un nuevo regreso al cine de Sex and the city

La actriz sueña con la vuelta

Desde que 'Sexo en Nueva York' llegara a las salas de cine no solo con una, sino con dos películas que narraban las peripecias de sus cuatro protagonistas tras el fin de la trama contenida en la serie original, muchos han sido los fans de la saga que han pedido un nuevo filme para cerrar al menos la trilogía cinematográfica, algo que la actriz Sarah Jessica Parker ve como una idea no tan remota.

"A día de hoy mi respuesta es que no se ha planteado [la tercera parte], pero eso no significa que no se baraje la posibilidad de cara al futuro", reveló la estadounidense en el programa de televisión 'Good Morning Britain' este miércoles.

Aunque la intérprete -madre de las gemelas Marion y Tabitha (7) y de James (13), junto al actor Matthew Broderick- haya sido considerada desde hace ya varios años como todo un icono de la moda gracias a sus innovadores y arriesgados estilismos, en su día a día reconoce que viste como "una madre" convencional.

"Mi estilo de madre se parece al de vuestras telespectadoras. El tiempo es un factor importante que guía mis elecciones de vestuario por la mañana, no soy mucho de maquillarme y arreglarme el pelo, no se me da bien y tampoco es que me interese. Normalmente me visto como una madre, sé que no es algo poco inspirador y que no despierta interés, sé también que quizá defraude a mucha gente, pero creo que la necesidad de ser práctica y el tiempo del que dispones deben ser los que dictan tus estilismos. Eso es lo que implica ser una madre trabajadora", aseguró.

No debería resultar sorprendente que Sarah Jessica Parker exhiba ahora una actitud más clásica y tradicional que la de su personaje de Carrie Bradshaw -a quien interpretó en la exitosa serie desde 1998 hasta 2004-, ya que recientemente reconocía que tuvo sus dudas a la hora de aceptar el papel debido al "lenguaje inapropiado" y las "escenas de desnudo" a las que se vería sometida.

"Fui un poco reticente al principio, porque no me hacía mucha gracia tener que desnudarme en cámara y tampoco lo relativo al lenguaje inapropiado, pero Kevin Huvane [su agente] no paraba de insistir: 'Esto es diferente. Nunca has hecho nada igual. Nadie ha interpretado un papel de estas características. Tienes que hacerlo'", explicaba la intérprete en un fragmento del libro de James A. Miller, 'Powerhouse: The Untold Story of Hollywood's Creative Artists', publicado en la revista The Hollywood Reporter.


Fuente: BangShowbiz

Fuente:

Más Leídas