espectaculos espectaculos
lunes 18 de julio de 2016

Ricardo Iorio se corta solo

Los motivos del ícono del metal para congelar Almafuerte

"Ricardo Iorio anuncia que durante este 2016 Almafuerte no realizará conciertos", se pudo leer hace algunas semanas en el que solía ser el Facebook oficial del grupo, cerrado desde ese momento al igual que su cuenta de Twitter. Ante esta noticia, los rumores de separación no tardaron en llegar. Apenas un puñado de shows habían dado en los primeros meses del año y, en la conferencia previa a uno de ellos, en el Cosquín Rock, Iorio dejó una frase que no auguraba nada bueno: "Quizás hoy sea la última vez que me vean, porque la gente se muere".

¿Qué pasa con el caudillo del metal pesado y con su criatura? Un dato clave en esta historia es el alejamiento de Marcelo Caputo, histórico manager del grupo. "A partir del 1º de mayo ya no soy más manager de Almafuerte", le dice Caputo a Rolling Stone. "Han sido 21 años muy buenos en mi vida, con momentos inolvidables."

En marzo, en el programa Poca vida que emite Vorterix Bahía Blanca (localidad cercana a Sierra de la Ventana, donde Iorio vive desde hace años), el músico había dejado entrever su descontento: "Yo tengo compañeros sonidistas que entienden más mis letras que mi propio manager. Yo digo: 'Haciendo míos los hijos de los demás' [parte de la letra de "Patria al hombro"] y mi manager capaz que observa un bulto, no una persona". Los rumores en los foros del grupo situaban el quiebre en un show suspendido en Alto Comedero, Jujuy, el 16 de septiembre de 2015, del cual Iorio se habría bajado el día anterior al enterarse de que la organización estaba a cargo la Subsecretaría de la Juventud de la Nación (en ese entonces conducida por La Cámpora). Fuentes vinculadas con el organismo en aquel momento señalan que el show fue pautado por la Casa de la Juventud de la Provincia de Jujuy (con la Subsecretaría ocupándose sólo de la coordinación) y presentan un comunicado emitido por la banda al momento de cancelar su presentación, que aclara: "Esta suspensión nada tiene que ver con la organización del evento". Pero el 9 de mayo, en una entrevista para Radio El Sol, Iorio confirmó la versión: "Tuve una agarrada muy grande porque pareciera que los que están acompañándome a mí durante tantos años no advirtieran cuál es el sentido de mi fundamento. ¿Cómo me vas a mandar a tocar en La Noche de Los Lápices para Milagro Sala dos meses antes de que vengan las elecciones? Me pareció una reverenda patada, una manera de probarme hasta dónde los puedo aguantar", dijo.

El impasse de Almafuerte -grupo pilar del metal local, que Iorio fundó en 1995-, llega con un disco encaminado, el primero desde Trillando la fina de 2012. En octubre del año pasado el Tano Marciello, guitarrista y socio compositivo de Iorio, le decía a RS: "El disco está terminado en preproducción y lo presentaremos en 2016. Hay canciones hechas con melodías, se las entregué a Ricardo, él las toma como referencia. Espero que comience a escribir y cuando me diga que está listo, entramos al estudio".

En medio de todo esto, desde hace meses el ex V8 venía dando signos de querer cambiar de aires. En diciembre pasado declaró a La Capital de Rosario: "Anoche estaba viendo el programa de Baby [Etchecopar] y estaba de invitado Litto Nebbia. Y pensé: 'Yo no quiero eso para mí'. Lo que soñé antes lo concreté y ahora tengo otros sueños más tranquilos. No quisiera ser León Gieco, o un hombre grande al que lo tengan que agarrar del brazo para ayudarlo a subir al escenario".

En abril, también en el programa Poca vida, Iorio ya había avisado: "No sé cuándo vamos a volver a tocar. [.] El Tano aprovechó para operarse una hernia, yo aproveché para hacerme estudios de las rodillas. Iba acumulando achaques sólo por cumplir". En esa misma entrevista le dedicó unas duras palabras a su ex compañero de Hermética, "el Tano" Antonio Romano: "Salieron tipos que siguen aferrándose a un pasado aunque perdieron el tren, como el Tano Romano, que [en el show del Cosquín Rock] decía: 'Tenía ganas de agarrar la guitarra y subirme al escenario'. ¡Y... te vamos a cagar a patadas, otario! Me dio asco. No te arrastres tanto, sorete... ¡Pasaron 20 años!".

Iorio insiste en que lo de Almafuerte es "un descanso", pero no se queda quieto: después de grabar Atesorando en los cielos (2015) con Carina Alfie como ladera en la guitarra, ya trabaja con ella nuevamente en un proyecto que también integra Walter Martínez, ex baterista de Almafuerte entre el 97 y el 2000. El bajista y luthier Marcelo Bray fue de la partida en un principio, pero finalmente las agendas no coincidieron. Sin embargo, pese a lo que se rumorea en la web, Iorio no tiene pensado volver a tocar el bajo y seguirá concentrado en su rol de vocalista. "El va haciendo temas y yo le hago la preproducción", cuenta Alfie. "Le gusta José Larralde y Facundo Cabral, y quiere tocar alguna versión de eso y también temas nuevos y alguno viejo de Hermética." Se trabaja canción por canción en lo que tal vez se convierta en un disco, aunque todavía no hay shows confirmados. Y lo importante, como dice Alfie, es que Iorio está en movimiento: "La idea es que todo esto sea una bocanada de aire fresco para que, cuando vuelva con Almafuerte, Ricardo tenga otra energía".

Fuente: Rolling Stone

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas