espectaculos - Adele Adele
domingo 04 de septiembre de 2016

Revive en Mendoza

Robin Benerjee, guitarrista que grabó e hizo giras con la recordada cantante británica, presenta el jueves en el Bustelo un tributo a la artista fallecida en 2011.

Robin Banerjee, guitarrista que compuso, tocó y acompañó en el escenario a la recordada Amy Winehouse durante la explosión del disco Back to Black, el cual fue un suceso en ventas, llega este próximo jueves 8 a Mendoza para ofrecer el primer tributo que se hace en el mundo a la diva del soul, fallecida en 2011.

El espectáculo se titula I go back to black, en referencia a la letra de una de sus canciones más conocidas, y está protagonizado por Banerjee junto a 11 músicos de jazz argentinos especialmente seleccionados para la ocasión.

La voz, en tanto, es aportada por la brasileña Marilia Camposs, una joven que completa la mística del show al "lookearse" igual que como Winehouse solía hacerlo.

El concierto tendrá lugar el jueves, a las 21, en el auditorio Bustelo y las entradas se pueden adquirir en la boletería de esa sala, en un stand ubicado en Mendoza Plaza Shopping y en locales de Tarjeta Nevada.

La gira de I go back to black ya pasó por Buenos Aires y tendrá fechas en varias provincias del país, mientras que en octubre aterrizará en Brasil.

El objetivo de este grupo, formado en su mayoría por argentinos, es celebrar el legado de la gran artista que con apenas dos discos tocó el corazón de millones de personas, pero que además inició la última gran era del soul, haciendo posibles las carreras de otras artistas británicas como Duffy y Adele.

En comunicación telefónica desde Buenos Aires, Escenario dialogó con Robin Banerjee, músico que formó parte de la grabación del emblemático disco Back to Black y que giró con Winehouse entre 2005 y 2007, para conocer más acerca del show que llega a la provincia, y del "detrás de escena" de las siempre polémicas presentaciones de Winehouse.

El guitarrista londinense se especializa en jazz y además de Winehouse ha salido de gira con artistas como Calvi Rifli, Grisel D'Angelo y Los Esteparios.

–¿Cuándo y cómo nació la idea de hacer un tributo a Amy?
–En 2012, un año después de que murió, me llamó Marilia (Camposs) para que viéramos la posibilidad de hacer un show tributo en Perú. Lo armamos y la verdad es que salió muy bien. Fue muy especial y lo disfrutamos bastante. Después de eso, hace unos dos años, empezamos a hablar de la posibilidad de venir a la Argentina y a Brasil. Recién ahora, en el último año y con esto que estamos haciendo, me di cuenta de la gran demanda que hay en todo el mundo por la música de Amy.

–¿Sólo han hecho este recital tributo en América Latina?
–Yo lo había hecho una sola vez en Italia antes, con otros músicos. También había hecho un solo show en Hong Kong. Sin embargo, es la primera vez que se arma una gira propiamente dicha. Vamos a estar un mes en Argentina y después tenemos siete fechas en octubre, en Brasil. Hay planes, además, para volver en diciembre y así visitar Chile y Uruguay.

–¿Tuviste dudas en algún momento cuando te propusieron hacer este tributo? Sobre todo porque no sabías cómo podían reaccionar los fans de Amy...
–Siendo sincero, si vos lo hacés desde lo más profundo de tu corazón y tocás los temas con profesionales de primer nivel para que suenen lo mejor posible, la gente entiende la idea. Lo hacemos con muy buena onda y mucho respeto. Siempre habrá gente que tenga opiniones encontradas, pero yo lo disfruto mucho. Siento que estoy llevando el legado de Amy por todas partes y que soy nada más que el instrumento que acerca al público su obra y la memoria de semejante artista. Me siento muy afortunado porque si no fuera por ella, yo no habría llegado hasta acá.

–¿Cómo es el espectáculo?
–El recital está compuesto por 11 músicos, que son argentinos, todos de primer nivel y que provienen del mundo del jazz. Junto con Marilia, quien está en voz, haremos todas las canciones más famosas de los discos Back to Black y Frank. Los temas suenan muy parecido a como fueron grabados en esos disco. Hay además cuatro canciones extras, dos que son muy poco conocidas de Amy, como In my bed, que no tuvo demasiada exposición comercial. Además, Marilia hará una canción de ella y yo haré un tema mío para demostrar mi destreza con la guitarra.

–Fuiste parte de la grabación de "Back to Black", un disco que ganó varios Grammy y se convirtió en un clásico moderno. ¿Supiste en ese entonces que estabas formando parte de algo especial?
–Sólo grabé algunas canciones del disco, no participé de todas las canciones, pero sí, lo sentí. Lo que escuché yo, para grabarlo, me voló la cabeza. En Inglaterra, gracias a Frank, ya sabíamos que ella tenía un talento enorme, entonces era un placer trabajar con ella en cualquier cosa porque sabías que iba a ser grandioso. Simplemente, lo sentías. Recuerdo que en el estudio grabamos varios covers, como Monkey Man y I'm wondering now, y ella los cantaba de una manera que te hacía sentir que esos temas eran de ella. Fue muy emocionante verla apropiarse así de las canciones.

–¿Cómo recordás a Amy?
–Ahora, cuando miro hacia atrás, la recuerdo como una persona que tenía una sonrisa hermosa. Era el tipo de mujer que tenía tiempo para todo el mundo, siempre te daba su atención. Era una persona muy amable y se preocupaba por todos a su alrededor. Conmigo, a nivel personal, siempre la traté como si fuera una hermana menor. Ese era el tipo de relación que teníamos. Siempre fue muy cálida conmigo y siento que fui muy afortunado por ello.

–¿Qué planes tenés con tu propia música?
–Bueno, justamente, la misma gente que organizó esta gira me armó un show en un club de Buenos Aires para que toque mi música. Yo hago un repertorio de jazz con mi guitarra. El jazz es realmente mi vida, es lo que más me apasiona. En Europa también tengo algunos otros conciertos programados. La verdad es que me encanta llevar la música de Amy por todos lados, pero me volvería loco si solo hiciera eso y no pudiera también presentar lo otro que yo hago.


I go back to black: Tributo a Amy Winehouse

Cuándo: jueves 8, a las 21
Dónde: Auditorio Ángel Bustelo (Virgen del Carmen de Cuyo 610, Ciudad)
Entradas: $350
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas