espectaculos - Les Luthiers Les Luthiers
miércoles 02 de agosto de 2017

"Respiré teatro desde que nací"

Martín es hijo de Horacio O'Connor, actor de cine, teatro y televisión, y nieto de Lalo Hartich y Elsa O'Connor, destacadas figuras del séptimo arte y las tablas argentinas.

Así recuerda Martín y honra su legado familiar: "Yo no hubiera podido ser ni abogado ni médico porque respiré teatro desde que nací. En el momento de mi nacimiento mi padre no pudo estar porque estaba arriba de un escenario. Toda mi infancia fue ir a los camarines, a los pasillos y ver actuar de cerca a Rodolfo Bebán, a Alfredo Alcón o estar con Alberto Olmedo, Carlitos Balá, Pepe Biondi... He transitado un montón de lugares y he conocido personas, más allá de los artistas. Mi abuelo, por ejemplo, me llevaba mucho al teatro con él. En el caso de mi abuela, que falleció en el '47, pude escuchar su voz y reconocerla a través de filmaciones. Esto lo comento mucho con mis hijas, porque las menores no conocieron a mi padre. Y yo se los muestro, lo pueden ver moverse, actuar y lo mismo me pasa a mí. Si tengo ganas de verlo, pongo YouTube. Ese es un privilegio que no muchas personas tienen".

Ahora Martín saltó al plano principal de Les Luthiers, tras varios años de estar como "suplente". Fue tras la partida de Daniel Rabinovich, uno de los más queridos del grupo y son zapatos difíciles de llenar. Él lo sabe y lo recuerda.

"Gracias a Dios he tenido muy buenas críticas, de la prensa y sobre todo del público, de gente que ha sido fanática toda la vida de Daniel, incluso de sus amigos, que no sabían qué les iba a pasar al ver el espectáculo. Su misma familia ha venido a vernos. Yo me siento un privilegiado, tocado por la varita mágica y realmente es un orgullo muy grande, sobre todo que no me comparen con Daniel, porque nunca busqué imitarlo. Por supuesto hay cosas que están puestas por él, como dice Marcos Mundstock, que están escritas como si fuera una partitura, no se pueden obviar porque son geniales y hay que hacerlas aunque no seas Daniel, y otras que no hay que hacer porque eran de él, eran su sello", dice.


Fuente:

Más Leídas