"Queremos darles más chances a los bailarines"

Marisa Mayegüi, la directora del ballet de la Universidad Nacional de Cuyo, contó cómo fueron las instancias previas a cerrar el acuerdo con Maximiliano Guerra y destacó que cuando comenzaron a dialogar el panorama era diferente: el bailarín era el director del ballet del Colón y lo que ellos buscaban era la propuesta de una pareja principal para la obra que estaban ensayando (Don Quijote).

La relación se extendió hasta la actualidad, en la que Romeo y Julieta sube a escena. Manyegüi contó que la actual gestión de Extensión Universitaria de la UNCuyo (que dirige Julio Daher) fue la encargada de realizar las gestiones entre Maximiliano Guerra, el escenógrafo Daniel Feijoó y la UNCuyo.

"Queremos abrir las puertas a los estudiantes y darles chances a los bailarines mendocinos. El ballet hoy es el único oficial que tiene la provincia. Está compuesto por 25 bailarines, y por eso hemos tenido que realizar un casting, porque Romeo y Julieta lleva más de 40 personas en escena", explicó Manyegüi.

guerra-1.jpg
Realizadores. Marisa Manyegüi y Maximiliano Guerra, hacedores de la obra. 
Realizadores. Marisa Manyegüi y Maximiliano Guerra, hacedores de la obra.

Para hacer realidad la obra se tuvo que acondicionar la sala y se le hicieron varios cambios. Además, explicó que trabajaron a la par de Guerra con el elenco. "Estuvimos en los detalles de la realización técnica.

Los técnicos han trabajado mucho, con horarios extras", manifestó. También aclaró que si bien los primeros roles fueron elegidos entre el ballet de la UNCuyo, después se hizo un casting abierto, en el que se seleccionaron 12 varones y 7 mujeres.

"El estreno y la función del jueves tendrá como protagonistas a Emiliano Ovejero e Ivana Chavarini. En tanto la pareja central de viernes, sábado y domingo será Edgardo Travalón y Sofía Tristán".

Embed

Fuente:

Más Leídas