espectaculos - estrenos estrenos
jueves 03 de agosto de 2017

Planeta de los simios: la batalla final de las especies

El enfrentamiento entre la raza humana y los primates llega a su punto culminante en El planeta de los simios: la guerra, donde César, el líder de los monos, es un semidiós.

La tercera cinta de la saga contemporánea de este clásico de la ciencia ficción El Planeta de los simios: la guerra, se estrena sin demasiadas novedades desde la trama y la narración, pero cierra el círculo abierto en 1968 con la cinta de Franklin Schaffner, basado en la novela del francés Pierre Boulle.

En aquel filme, protagonizado por Charlton Heston, un grupo de humanos que había viajado en busca de otros planetas encuentra uno habitado por simios inteligentes, en un terreno árido y sin posibilidad de vida para los hombres. Finalmente descubren –en esa imagen de la historia del cine contemporáneo, la estatua de la Libertad enterrada en la playa– que en realidad están en la Tierra.

Sin embargo, en ella hay una mujer que no puede hablar, Nova, de la cual no se sabe mucho sobre su pasado y que en esta nueva entrega dirigida por Matt Reeves algo se devela con respecto a su origen.

planeta-simios-3.jpg
Épica. Y algo de western para esta lucha entre simios y humanos.
Épica. Y algo de western para esta lucha entre simios y humanos.

"Para César, esta prueba es desgarradora. Los monos están en problemas y entiende que se tendrán que ganar su lugar como la especie dominante del planeta", dijo el coguionista (junto con Reeves) Mark Bomback.

En esta oportunidad, el papel del macho alfa, interpretado por Andy Serkis, no es cuestionado por la manada, sino que, por el contrario, es puesto casi como un semidiós, al punto de generar lazos con el bíblico Moisés, sobre todo en la búsqueda de la tierra prometida y en sus caminatas a través del desierto.

Es conocida la crianza católica que tuvo Reeves, quien, además, utiliza otros metamensajes: la crucifixión y la traición de uno de los allegados a César, que lo entrega a un coronel que hace recordar al renegado y delirante Walter Kurtz de Apocalisis now.

Otro de los puntos que también destacó el director, y que se ve reflejado en la pantalla, es la influencia del western, en especial cuando los simios andan a caballo, con sus rifles a la espalda, en los primeros planos con cinemascope y la caída del sol sobre sus espaldas.

"Es en parte una historia bélica, en parte western y en parte una aventura épica, pero en la esencia de todo hay una exploración emocional de un líder que amamos. Vemos a César luchar contra demonios siniestros, pero también se topa con nuevas señales de luz. Es probable que sea la parte de la historia de los simios más oscura, pero también la más esperanzadora", indicó por último el productor del filme, Dylan Clark.

el planeta de los simios

Fuente:

Más Leídas