espectaculos - El Siete El Siete
domingo 03 de septiembre de 2017

Película mendocina llega al cine comercial

Lasaña de mono, comedia de Federico Santos, pasó por varios festivales internacionales, cosechando premios y elogios. El 28 de setiembre se proyectará en salas de Cinemark y Cinemacenter

Lasaña de mono, la nueva película de Federico Santos (La playa, 2011), finalmente llegará a las salas comerciales de cine en Mendoza, el próximo jueves 28 y con todas las perspectivas de expandir sus proyecciones al resto del país.

Rodada hace tres años casi íntegramente en la provincia y con un elenco de actores locales, Lasaña de mono tendrá su gran estreno después de haber participado en varios festivales internacionales, de haber tenido proyecciones en el exterior y de lograr premios de la crítica y del público en países como Estados Unidos y Francia.

Lasaña de mono cuenta con las participaciones especiales de Marco Antonio Caponi y Gisela Campos (El Siete), y el grupo Kapanga es su banda sonora.

Con un guión que articula las más divertidas y cotidianas situaciones, la comedia narra las desventuras de Tito (Nicolás Isuani), un estudiante de veterinaria que sufre un ataque de agorafobia y debe compartir su monoambiente con un total desconocido que le hace la vida imposible, Timoteo (Darío Anís). Y deja abierto un interrogante a resolver: ¿qué es lasaña de mono?

Filmada en un ambiente cerrado perteneciente al Municipio de Godoy Cruz (precisamente en una locación del hipermercado Libertad), la cinta consiguió un aporte del INCAA y así pudo iniciar su rodaje bajo la producción de Puerta Amarilla.

Una vez terminada, Lasaña de mono recorrió hasta el momento seis festivales (en el de Houston, Estados Unidos, ganó por ejemplo como Mejor filme extranjero y Mejor comedia), lo cual le abrió más puertas para por fin instalarse en cines de masivo público de nuestra región.

"No es fácil conseguir salas comerciales para que se proyecten películas locales. Y es lo más soñado para un director", advirtió Santos, quien este proyecto lo pensó desde un primer momento para la gran pantalla tradicional, aunque no descarta su emisión en plataformas web.

A la espera de una buena repercusión en su estreno a fin de mes, la película ya tiene en agenda proyecciones en octubre en el cine Universidad y en los espacios INCAA locales.

"La idea –subrayó el director– es que venda entradas para que las salas comerciales del resto del país también nos abran las puertas". Y para ello el esfuerzo, como suele pasarles a las cintas independientes o de bajo presupuesto, las fichas están puestas en su primera semana en cartelera.

Además, Lasaña de mono quedó seleccionada para el Festival de Cine de Marbella, en donde tendrá su día el próximo 4 de octubre.

Una historia "claustrofóbica"
El 90 por ciento de la película, anticipó Santos, transcurre en un departamento de espacios limitados. "Es un monoambiente, algo que agobia por momentos", confesó y detalló que pudo construir un lugar de ese estilo en una locación como si fuera cinematográfica ya que esas oficinas del primer piso que Godoy Cruz posee en el hipermercado facilitaron un estudio de grabación que tenga todo bajo control.

En total fueron tres semanas de rodaje, más una semana de exteriores, con escenas filmadas en Buenos Aires. Ahí están las de Marco Antonio Caponi, quien conoce a Fede Santos desde la Escuela de Cine local (había participado en un cortometraje del realizador). Y con Gisela Campos se dio porque "buscaba a alguien conocido de la televisión que daba el clima en un noticiero. Ella era ideal, se prendió y sale en varias escenas", cuenta Santos.

El cineasta adelanta que su película "va a mil, muy rápido, con chiste tras chiste". Y reconoce que apuntó a la comedia "porque es lo que me sale, lo que me gusta hacer, me encanta irme por las ramas y generar risas".

En cuanto a la selección del elenco, se dio mediante casting. Sólo para el rol protagónico se tomaron más de 60 pruebas. "Apareció Nico Isuani y apareció Tito naturalmente".

Fuente:

Más Leídas