espectaculos espectaculos
viernes 17 de junio de 2016

Orange is the new black: más drama tras las rejas

Se estrena la cuarta temporada de Orange is the new black, basada en las experiencias que vivió Piper Kerman en la cárcel.

Más drama, conflicto con el sistema y ansiedad por una inundación de nuevas reclusas. Eso prometen "las latinas" de la serie original de Netflix Orange is the New Black para la cuarta temporada, donde seguirán representando "con orgullo" no solo su cultura sino a "todo tipo de mujeres", contaron las actrices.

"Las vamos a ver en conflicto. Hay muchos personajes nuevos que entran y vamos a ver verdaderamente una división", explicó Selenis Leyva, de origen cubano y conocida como Gloria Mendoza cuando se calza el mono beige de la cárcel de Litchfield.

Junto a Leyva, Jackie Cruz (Flaca), Dascha Polanco (Dayanara) y Elizabeth Rodriguez (Aleida, madre de Dayanara) se presentaron en Buenos Aires hace poco para promocionar la serie, uno de los buques insignia de la plataforma de streaming Netflix, que ha revolucionado la forma en que la ficción representa no solo a las mujeres en prisión, sino a las mujeres en general.

"El año pasado se rivalizó la cárcel y va a haber muchísima más gente y eso va a causar un poco de ansiedad", apuntó Elizabeth Rodríguez (estadounidense descendiente de puertorriqueños), antes de prometer una temporada más dramática cuyo final dejará "pasmados" a los seguidores del show, que está basado en las vivencias de Piper Kerman.

Renovada ya hasta la séptima temporada, la próxima batería de capítulos llegaba este viernes a todo el mundo con una alteración del equilibrio de poderes en la sociedad de la prisión, marcado por la llegada de un nuevo grupo y por el abuso de poder de las autoridades carcelarias.

"Unas gentes se unen, otras gentes se resisten y es muy relativo a lo que pasa en Estados Unidos en cuanto llega un inmigrante. Si se resiste o se une. Eso es lo que causa el drama en esta temporada", comentó la dominicana Dascha Polanco.

Aunque resulta raro verlas vestidas de calle, las cuatro son ya rostros conocidos pese a que cuando se embarcaron en esta aventura lo último que pensaban es que esta atípica ficción les daría el éxito internacional.

"Llegar aquí (por Argentina),a un país latino y tener esta conexión con los fans es algo muy mágico, especial, es algo que nosotros sabemos que se necesitaba, los latinos necesitamos representación en Hollywood", explicó Polanco.

Para la actriz que interpreta a Flaca, es un "orgullo" representar a la cultura latina pero "también a todo tipo de mujeres: transexuales, bisexuales, lesbianas".

"A mí me escriben cartas de 'guau, tu show me ayudó a hablar con mi mamá sobre que era lesbiana, gracias'. Entonces, es como un responsabilidad también el show. Es muy importante que estemos enseñando a la gente sobre todo tipo de mujeres, no solo una, todo tipo de latinas. Es importante, se tenía que ver ya", recalcó Cruz.

"Se ve muchas veces en Hollywood que las latinas son o no muy inteligentes, aquí estamos viendo que estas mujeres están luchando, son sobrevivientes, son fuertes y han cometido errores, pero verdaderamente no son malas, tienen buenos sentimientos", coincidió Leyva.

"Hasta a las malas se les encuentra algo bien humano, entonces vamos a seguir viendo esto, que es lo que se vio desde el principio en esta serie y les prometo que la cuarta va a ser hasta mucho más importante y fuerte con los temas que vamos a tocar", prosiguió Leyva.

Un fenómeno como Orange is the New Black, que suma tramas comprometidas con dar visibilidad a colectivos maltratados y con impacto mundial no sería posible sin una plataforma como Netflix, opinan las actrices.

"Nunca se vio un personaje verdaderamente tan complejo como el de Crazy Eyes (Uzo Aduba), como el de Sophia (interpretado por la actriz transexual Laverne Cox). Creo que tenemos la libertad en Netflix, que verdaderamente nos da la libertad artística total", concluyó Leyva.

Fuente: Efe vía Télam.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas