espectaculos - estrenos estrenos
miércoles 01 de junio de 2016

"No me ilusiono con cosas de la fama"

Llega este jueves el filme de Martina Stoessel a las salas de cine de Mendoza.

Martina Tini Stoessel, cuyo personaje Violetta la convirtió en una inmensa figura en Europa, donde realizó 400 conciertos y se transformó en ídola en Alemania, Francia, Italia y España, consideró que la clave para permanecer en la cumbre "fue preservarme física y emocionalmente" y "no ilusionarme con cosas de la fama ni creérmela".

En estos momentos, Stoessel enfrenta un enorme desafío: dejar atrás el fenómeno de la serie teen Violetta y comenzar su carrera solista con un filme –se estrena este jueves en las salas de Mendoza– y un disco doble, acompañada y amparada por el poderío de Disney, que la llevó a Los Ángeles a grabar con grandes productores a nivel mundial.

Además, Stoessel se puso bajo las órdenes del argentino Juan Pablo Buscarini, que dirigió El inventor de juegos y El arca para rodar Tini: el gran cambio de Violetta, filmada en Sicilia, Madrid y Almería, en la que la acompaña la experimentada actriz española Ángela Molina.

Y así habla Martina de este particular momento de su carrera.

–Daniel Grinbank dijo que lo que vivió en Europa con Violetta sólo lo vivió con los Rolling Stones. ¿Es tan así?
–Y, mirá, que yo te lo digo sin ser consciente: la realidad es que lo que pasó con Violetta no pasa. Fue un suceso, fue un éxito descontrolado. Llegamos a hacer 400 shows en un año. Y no eran lugares de mil personas que ya es un montón, eran de 10 mil personas. En Varsovia tocamos en un estadio de fútbol ante 35 mil personas que no hablaban castellano y cantaron todas las canciones en español. Viajaba gente de Israel y Líbano a vernos a Europa.

–¿Había que parar eso? ¿Preservar a la persona?
–Al mismo momento en el que yo estaba viviendo todo eso siempre me resguardé y cuidé mi corazón un montón. Tuve gracias a Dios unos padres y una familia incondicionales que siempre estuvieron al lado mío en cada segundo, y mis amigos de toda la vida que me acompañan. Yo lo vivía como un juego, nunca lo viví como un trabajo con un contrato atrás. Yo salía a cantar y bailar al escenario y aprendía. Obviamente no quita que un día estés cansado y extrañés a tu familia, a tu casa o a tu país directamente, pero lo viví muy natural.

–Quizás el estilo musical no lo era, pero eras una rockstar. Podrías haber tirado una TV por la ventana en un hotel...
–No, por eso hablo de cuidarme emocionalmente para no perder el eje. Yo lo disfruté desde otro lugar, no desde el lugar de ser famoso, sino de la oportunidad de hacerlo o del feedback con la gente en un recital. Sí, lo tomo más desde ese lugar de no ilusionarme tanto con las cosas de la fama, sino disfrutarlas desde otro lugar y divertirme. Lo que me pareció increíble de la carrera y de todo lo que me pasó es que vengan las mamás llorando emocionadas a decirme gracias.

–Tu película es uno de los tanques del año junto con la de Natalia Oreiro haciendo "Gilda". ¿Cómo sentís eso?
–Obviamente no me voy a comparar con Natalia, porque es una mina que tiene muchos años de carrera, de oficio y de hacer que a mí me falta un montón. Pero bueno, que podamos transmitir un mensaje a través del arte me parece una de las cosas más lindas. Me encantaría ir a ver la "peli" de Gilda. También transmitir un mensaje real como lo transmite, en mi caso, la película que hicimos hace poco. Muestra una realidad que nadie se espera del artista. Uno piensa que pasamos las 24 horas del día maquillados y que nunca pasamos por algo feo, pero la realidad es que somos personas totalmente normales y eso es lo que se muestra en la "peli": cómo Violetta llega y la prensa la expone de una forma muy fea, que termina la entrevista como una reina y la chica se pone a llorar.

–¿En algún momento te pasó eso en la vida real?
–Me pasó de querer conocerme más. De los 14 a los 20 años estás en ese proceso en el que no entendés nada, que estás entre el trabajo, la facultad, la casa y cambios importantes desde lo físico hasta lo emocional... Estoy en ese proceso igual que el personaje, por eso nos pudieron unir a los dos en la película.
Fuente: Télam
Fuente:

Más Leídas