espectaculos espectaculos
sábado 03 de septiembre de 2016

Narcos y los misteriosos últimos meses de Pablo Escobar

La serie que sigue la vida del narcotraficante colombiano estrena hoy su segunda temporada en Netflix.

La producción comienza a mover los focos de posición y a tratar de aprovechar la escasa luz del sol, mientras la niebla comienza a rodear el Parque Natural Chicaque, en las afueras de Bogotá. La abundante vegetación del lugar, que podría estar sacado del sur de Chile, lo convierte en la locación perfecta para representar la Colombia rural de principios de los 90. Son los últimos días de filmación de la segunda temporada de Narcos y el director Andi Baiz se encuentra filmando la confrontación entre un sicario de Pablo Escobar y una joven madre con su hija.

"A ver, ¿pero qué les pasa? ¿De nuevo?", exclama molesto cuando los actores demoran demasiado en ensayar sus líneas. El cambiante clima del parque hace que el tiempo sea oro. "La primera temporada era el ascenso de Escobar a la cima, la segunda es sobre su caída. A medida que avancen los episodios, se le verá cada vez más solitario. La estructura de poder que creó a su alrededor se está desmoronando. Se le verá asfixiado por todo, porque además la gente de su entorno o es asesinada o la capturan", dice Baiz, quien tras dirigir cuatro episodios el ciclo anterior, pasó a ser uno de los principales encargados de la nueva temporada, con el creador José Padilha menos involucrado. "Ha sido considerablemente más difícil grabar esta segunda temporada. No sabemos mucho de qué hizo Pablo cuando escapó de la cárcel La Catedral. Tenemos mucha información de lo que fue su vida antes de eso, pero no hay mucha relacionada a qué pasó mientras estaba escondiéndose ese último año y medio. Sabemos lo que hicieron las autoridades, lo que hizo el gobierno y lo que hicieron los americanos, pero no así Pablo", agrega Baiz. Por eso, la segunda temporada de Narcos tuvo que solucionar desde la ficción los misterios de los últimos meses de vida de Escobar.

"Realmente amo esta temporada. Siento que es muy potente", dice Wagner Moura, quien interpreta al infame narcotraficante. "Pablo, a pesar de ser un monstruo, realmente se esforzará en hacer sentir a su familia cómoda, como si nada estuviera pasando. Es como esa película con Roberto Benigni, La vida es bella. Es un gesto casi hermoso, sobre todo viniendo de Pablo Escobar", agrega riéndose.

Frente a la ausencia de material de archivo para estudiar el último tramo de la vida de su personaje, el actor brasileño asegura que "traté desde siempre de construir a Pablo como si lo estuviera creando desde cero. Por eso, nunca traté de imitarlo. Cuando veo por ejemplo el Pablo Escobar que hizo Benicio del Toro, por supuesto que reconozco rasgos de mi personaje, pero el mío es muy distinto".

Sobre la muerte de Escobar, que será el peak de esta temporada, Moura explica: "Lo que a Pablo le pasaba es que quería ser reconocido. Si hubiera trabajado en las sombras, como es la naturaleza de un narcotraficante, quizás seguiría por aquí. Es lo que lo hizo un personaje tan diferente dentro de su clase", asegura.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas