espectaculos - estrenos estrenos
jueves 09 de junio de 2016

Nadie podrá vivir en esa casa, excepto el más profundo terror

El conjuro 2

Secuela de la exitosa película El conjuro (con un spin off no menos taquillero que fue Annabelle), El conjuro 2 vuelve a poner en escena a la pareja de investigadores de hechos paranormales más reconocida en el siglo XX: Ed y Lorraine Warren, abordando un inquietante caso muy famoso en los años '70 (ver aparte).

En esta oportunidad ambos viajarán al Norte de Londres para ayudar a una madre soltera, Peggy Hodgson, que tiene cuatro hijos y habitan una casa que no los deja vivir, merced a los extraños sucesos que se desarrollan, sobre todo, en torno a una de las niñas.

El terror, un viejo conocido
A pesar de su juventud (tiene 39 años) el director James Wan ha probado que el terror es un género que se le da bien, ya que ha dirigido películas de la saga El juego del miedo (Saw) y La noche del demonio y, por supuesto El conjuro. Además fue el productor de Annabelle. Tiene más que crédito suficiente para moverse como pez en el agua en un género que brinda mucha popularidad, pero en el cual se puede asomar al ridículo con facilidad si no está bien realizado.

Como su asociación con la compañía Warner ha sido muy beneficiosa, son fuertes los rumores de que habrá una tercera parte con el matrimonio Warren como protagonista, pero mientras tanto Wan enfocará su trabajo en una película de superhéroes: Aquaman, que se estrenaría en 2018.

Es un confeso creyente en este tipo de fenómenos, ante los cuales cree que reaccionaría "como un cobarde".

Miedo en el set
La protagonista Vera Farmiga decidió ponerle el cuerpo –literalmente– a sus propios terrores cuando aceptó rodar esta segunda parte, ya que en la primera no la había pasado nada bien. Desde marcas de garras que aparecieron en su computadora hasta rasguños en uno de sus muslos, que descubrió el mismo día en que concluyó la filmación de El conjuro. Por eso este trabajo fue todo un desafío: "Sólo puedo esperar que la película sea una experiencia luminosa, emocional, dramática y que transporte al público. Espero que puedan experimentar, de una manera palpable, el terror, el pánico, la alarma, el miedo y el temblor que la familia Hodgson padeció, y decidan por sí mismos la validez, la posibilidad del misticismo negativo y positivo", expresó Farmiga

Más distendido, su compañero Patrick Wilson manifestó que cuando la gente vea la película quiere que se asusten: "En cierto modo ese es el punto. Pero más que eso —incluso más que la primera— esta película tiene un enorme corazón. Se van a preocupar por estas personas y al mismo tiempo, van a aterrarse", contó en consonancia con su compañera de reparto.

Conjuro



Fuente:

Más Leídas