espectaculos espectaculos
miércoles 20 de abril de 2016

Mora Godoy: la transgresión del tango hecha mujer

La bailarina y coreógrafa más reconocida del tango argentino, Mora Godoy, asiente que llegó adonde llegó gracias a su transgresión innata.

La bailarina y coreógrafa más reconocida del tango argentino, Mora Godoy, asiente que llegó adonde llegó gracias a su transgresión innata.

Y para comprobarlo una vez más, rompiendo prejuicios o formalismos, Mora vino a Mendoza ayer para ofrecer una charla con bailarines de la ciudad y, apenas pisó el escenario de la Nave decidió descontracturar el encuentro.

Tenía los minutos contados. Un vuelo retrasado desde Buenos Aires complicó su agenda, que comprendía además una reunión con gente de Fundavita (institución con la que colabora desde su participación en el "Bailando 2014") y un show exclusivo como broche de clausura del Mundial de Sommeliers que se desarrolló en la provincia.

Sin embargo, tras una presentación a través de un video que repasaba su trayectoria artística, la consagrada bailarina abrió el micrófono a las preguntas del público.

"Me había preparado un guión pero no, prefiero que ustedes me pregunten lo que quieran saber. Prendamos las luces de la sala, entonces, que esto no es un show", anunció para luego destinar una hora de diálogo abierto, centrado en la figura del tango y en su necesidad de difundirlo para que ocupe el lugar que se merece en nuestro país.

"Cuando ven que triunfamos afuera se nos empieza a valorar", reflexionó, y disparó: "Hay países, como Lituania, que se adueñan del tango, y el tango es nuestro. Pero desde los organismos gubernamentales no se hace nada ni se ayuda a difundirlo".

En ese sentido, precisó que su compañía ha llevado una propuesta al Gobierno nacional para salir de gira a cazar talentos por las provincias y así federalizar el tango, y "ni siquiera me han respondido el mail".

Recordó que durante 14 años mantuvo su escuela de baile pero "eran tantas las trabas, las denuncias, los impedimentos burocráticos, que la cerré. Me la iban a clausurar porque a la estufa le faltaba una perilla".

No obstante, anunció que tendrá un programa tanguero en la TV Pública para el que pidió salir a recorrer el país y mostrar sus figuras del 2x4.

Mora Godoy repasó que con apenas 11 años inició sus estudios en el teatro Colón y que tras una década de perfeccionamiento formó una compañía de jazz, mientras también estudiaba Ciencias Políticas. En el 2002 crearía su ballet de tango con un estilo propio que han disfrutado públicos desde Japón a Francia, Lituania, Rusia, China o Estados Unidos.

"Soy una transgresora innata, me metí con el tango, yo, una bailarina clásica, en un ambiente tan machista como este, no sólo por los hombres sino también por las mujeres machistas que hay. Eso no era bien visto hace 20 años. Y en la vida uno tiene que probar, confiar en lo que siente y animarse. Por suerte, a mí me fue bien", dijo ella, la primera mujer argentina en crear una compañía de tango.

A su vez, remarcó que su paso por el "Bailando 2014" –con el que logró cumplirle el sueño a Fundavita pese a haber quedado en décimo lugar– le dio tal exposición pública que la llevó a la fama nacional, aunque su carrera ya brillaba en los escenarios más importantes del mundo.

"Aproveché ShowMatch no para boludear sino para llegar a todos los rincones del país difundiendo el tango", manifestó.

Y confirmó que este año vuelve al programa de Marcelo Tinelli, que arrancaría el lunes 16 de mayo. Hará una apertura de temporada con una puesta sin precedentes, desde un escenario montado en el Obelisco de Buenos Aires.

Lo hará junto con su pareja de baile, José Lugones, quien ayer la acompañó a la charla y se lució con ella en el espectáculo para sommeliers ofrecido horas más tarde.

"No hablemos mucho de eso de Tinelli porque estoy aterrada, ya tengo vértigo anticipado", reveló, y soltó una risa. Aclaró que sólo estará en la apertura y que hará una coreografía especial junto con su compañero Lugones.

En este contexto no podía faltar la pregunta sobre el momento histórico que vivió hace un mes con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

"La verdad que fue una locura, algo inexplicable, único, porque fue lo que me salió espontáneamente, no estaba en el protocolo de él, ni siquiera en mi cabeza, hasta el instante en el que le tendí la mano. Me salió invitarlo a bailar y él no lo rechazó. Yo después no lo podía creer. Fue todo muy natural", contó.

Y completó: "Lo que me pone feliz es que fue el tango lo que dio la vuelta al mundo y que la Argentina se dio a conocer nuevamente, no por un escándalo sino por algo cultural y tan nuestro", reseñó.
Así entonces, la bailarina, que antes de despedirse prometió venir con su show Bailando Tango Remix a un teatro local, confirmó: "Todo lo que he logrado también es porque soy arriesgada, soy transgresora, evidentemente, siendo mujer y sola, sin ayuda de nada más que el apoyo de mi familia".
No hubo selfies para el final, y repetió su consejo de "ser disciplinados y no parar de bailar, más allá de las clases".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas