espectaculos - estrenos estrenos
sábado 15 de julio de 2017

Mitos y realidades en "La guerra del planeta de los simios"

La última entrega de la trilogía, precuela del clásico de Charlton Heston, revitaliza una de las historias más poderosas de Hollywood.

En Hollywood, a veces, van un paso por delante de los investigadores e imaginan futuros a los desmanes tecnológicos y biológicos de los científicos. Hace poco, en la Universidad de Alberta (Canadá), crearon una versión sintética de la viruela que podría guiar a los científicos a crear en el laboratorio una de las enfermedades más mortales de la historia. Curiosidad, fascinación por el peligro: los investigadores no cuestionan la ética de sus estudios ni las consecuencias de las aventuras biológicas que podrían acabar con la civilización humana. De eso precisamente trata «La guerra del planeta de los simios», acabar con el viejo mundo y reemplazarlo con algo diferente.

La guerra la perdieron los humanos en un laboratorio cuando dotaron de inteligencia a un mono. «De niño vivía obsesionado con "El planeta de los simios", me parecía una historia maravillosa. Me obsesioné con ella, con la idea de romper con la narrativa tradicional y contar cómo habían llegado los simios al poder. Esta franquicia habla de nuestra naturaleza humana, qué hay dentro de nosotros para ser tan violentos, nuestra necesidad de autodestruirnos. He intentado contestar a esas preguntas, la historia no habla de lo que pasa sino de cómo pasa. Mi película no es el típico "blockbuster" del verano», explica Matt Reeves, director de las dos últimas entregas de la saga.

Si recapitulamos, en la primera de estas precuelas se cuenta cómo de un virus sintético surgen simios inteligentes que desafían a los hombres. La segunda comienza una década después, cuando la tensión entre humanos y simios ha escalado hasta la ruptura. La cinta estrenada esta semana es el apocalipsis. «Con este filme estoy convirtiendo a César en un mito. Quería hacer del personaje una leyenda para las futuras generaciones de simios. Él es una figura histórica para ellos, un personaje de proporciones bíblicas. Esta película tiene muchos ingredientes de un relato mítico, aunque he intentado mantenerlo con los pies en el suelo», confesa el cineasta.

Serkis, un actor capturado

César vuelve a estar interpretado por el rey del «motion capture», Andy Serkis. Un experto en interpretar dentro de los límites de este estilo. «Actuar es actuar, no importan las circunstancias. A mí no me limita esta técnica, al contrario, hay un elemento de libertad. Cuando te desprendes de la vanidad y te enfundas en un traje de licra lleno de puntos de luz no puedes pararte a pensar en tu imagen. Digamos que César me ha permitido ensuciarme como actor, me ha liberado y me ha expuesto», admite Serkis, que también dio vida al Gollum de «El señor de los anillos».

«La guerra del planeta de los simios» tiene lugar dos años después del final de «El amanecer del planeta de los simios» y comienza con una batalla militar entre monos y humanos. César y su nación de simios genéticamente evolucionados se verán obligados a luchar en un conflicto a muerte contra los humanos. Woody Harrelson, fantástico como El Coronel, lidera a los hombres. «Este filme habla de la empatía, de la necesidad de entender a quienes nos rodean. Creo que emocionalmente todos los actores hemos capturado la esencia», explica a ABC Harrelson, que se incorpora a la franquicia.

«César mantiene su propio conflicto con el Coronel y eso brinda la oportunidad de grandes escenas entre ellos», explica Serkis. El rey de los simios volverá a contar con sus fieles seguidores Rocket (Terry Notary), Maurice (Karin Konoval) y Luca (Michael Adamthwaite), así como con los nuevos aliados Simio Malo (Steve Zahn) y la pequeña humana Nova (Amiah Miller), y juntos se enfrentarán al despiadado Coronel. «No puedo dar muchas pistas de mi personaje, pero es posible conseguir una gran interpretación dentro de ese tipo de historias porque todo el equipo, desde el director hasta los guionistas y los actores, son excepcionales», termina Harrelson.
Simios protagonistas

Cuesta admitir que uno de los grandes estrenos del verano esté protagonizado por animales. «La idea es que los humanos se conviertan en un obstáculo. Desde una perspectiva global, este es el filme de César», relata Serkis.

Entre la fascinación y la intimidad, regresa una franquicia con toneladas de efectos especiales que la convierten en una experiencia sensorial para los espectadores. Matt Reeves se cuelga la cámara al hombro para rodar secuencias estilo guerrilla y los actores enriquecen sus interpretaciones con el avance de la tecnología, pero en el corazón de la narración permanece el conflicto, el drama que obliga a César a entender que la paz es imposible. «Vamos a ver a César con sed de venganza. Su viaje es al lado oscuro, y va a desear vengarse de la humanidad».

Fuente: abc.es

Más Leídas