espectaculos espectaculos
lunes 20 de junio de 2016

Mercedes Sosa es La Mami

Fabián Matus, hijo y albacea de la obra de la cantora, comparte secretos y anécdotas en el libro que acaba de editar Planeta

Mercedes Sosa era conocida en todo el mundo como la Negra Sosa o La Voz de América Latina, pero para algunos también fue la mami. Justamente, ese es el nombre que su hijo, Fabián Matus, en colaboración con su hermana, Maby, le dieron al libro que expone los recuerdos y las memorias que ambos tienen de quien fue su madre.

Además de la palabra de ellos, hay anécdotas de quienes más la conocieron, de manera que esta obra, editada el mes pasado por Planeta, sirve para conocer a la mujer y persona que fue la cantautora nacida en Tucumán y fallecida en 2009.

Dotado de hermosas fotografías y detalles nunca antes contados, estas 360 páginas son ideales para fanáticos que quieren completar la versión de Mercedes Sosa que guardan en el recuerdo y para quienes quieran conocerla por primera vez, como acompañamiento ideal a su música.

La decisión de que el escritor principal de este texto fuera Matus resulta ideal dado que quien más la acompañó en lo personal y profesional fue él. Esto porque Matus se desempeñó como manager, productor y asistente de su madre.

Asimismo fue productor de eventos culturales y artísticos, productor discográfico y de programas radiales, televisivos y documentales, tour manager, productor integral de espectáculos musicales, teatrales y de video. También fue representante de artistas como Julia Zenko, Nito Mestre y Daniel Melero.

Desde hace seis años es presidente de la Fundación Mercedes Sosa para la Cultura, que funciona en Buenos Aires.

En diálogo con Escenario, el hijo de Mercedes adelantó lo que podrá encontrar el lector en estas valiosas páginas.

–¿Cómo surgió la idea de escribir estas memorias?
–El proyecto que teníamos se modificó un poco porque la editorial me pidió que escribiera un libro con mis memorias sobre la mamá para que el público pudiera conocer la trastienda de su vida. Luego, charlando con mis hijos quedamos en hacer un libro un poco más familiar. Un proyecto en conjunto. Te diría entonces que el 80 por ciento del libro es mío, pero el resto se hizo con los aportes de los hermanos de mi mamá, sus nietos, algunos amigos, periodistas, músicos y técnicos de ella, porque era la segunda familia que tenía. Hay que tener en cuenta que, al momento de morir la mamá, el integrante más joven del equipo llevaba más de 15 años trabajando para ella.

–¿Qué secretos creés vos que serán los que más sorprendan?
–Lo que nosotros siempre nos hemos impuesto es no revelar lo que ella no quiso revelar. Es decir que no se van a encontrar con algo como los novios de ella, pero sí hemos compartido con la gente cómo era la mamá en la toma de decisiones, en la cotidianeidad, cómo era ella frente a momentos complicados o frente a la tecnología. Buscamos mostrar su vida por ese lado.

–¿Qué devoluciones has tenido hasta ahora?
–Hay fans muy serios y fuertes de mamá que están al tanto de todo, a quienes les ha parecido muy bueno poder conocer tal o cual cosa. Ha sido muy gratificante. Hemos logrado contar la trastienda del proyecto Cantora, cómo era ella arriba y abajo del escenario. Damos a conocer más a la persona y no a la figura, que al final deriva en que conozcas más su personalidad.

–Por lo que decís, los lectores se van a poder acercar más a quién era Mercedes Sosa en la intimidad. ¿Cómo era su carácter bajo el escenario?
–Justamente, eso es lo que más hay en el libro. Casi todos los que participamos en el texto hablamos mucho sobre su carácter. Era una mujer de carácter muy fuerte, muy recto. Era una persona con un intelecto muy alto al momento de la discusión, podía ser hiriente, inclusive, si era necesario. Una mujer muy parada sobre sus ideas, pero comprendiendo que si alguien le proponía algo mejor, podía tomarlo. El tema es que esa persona tenía que demostrarle que era algo mejor. No era fácil convencerla. Lo que sí es cierto es que tenía una visión mucho más larga y más clara que la que nosotros teníamos, pero en algunas cosas daba el brazo a torcer, aunque era difícil lograrlo.

–¿Hay recuerdos de Mendoza en el libro?
–Hay cosas de Mendoza, por supuesto, aparece algo. Justamente "la mami" es un término muy de allá, porque como mi padre era mendocino (el músico Oscar Matus) me quedan cosas de esa provincia. Además, tengo muchos amigos y tengo otra familia allá, que es la de Pocho Sosa y su gente. Esas frases y otras cosas se te pegan.

–¿Qué proyectos te esperan este año con la Fundación Mercedes Sosa para la Cultura?
–La fundación sigue trabajando, presentando espectáculos en el centro cultural y difundiendo obras. Por otro lado, sobre la mamá no está puesto todo en este libro, ya que para el año que viene estamos preparando edición y reedición de obras suyas. Este año fue muy editorial porque hace unos meses también hicimos un convenio con la editorial Sudestada, que publicó el libro Mercedes Sosa para chicos. Es una historia en dibujitos con información sobre quién fue ella. La idea es ir formando a los niños en su música y su historia. Además, estamos colaborando con un libro que editará el Partido Comunista Argentino, que habla sobre la compañera militante, que es una faceta muy interesante para recorrer también.

–Es decir que habrá material de sobra para conocerla a fondo...
–Claro, es que era una mujer tan intensa que sus días deben de haber tenido al menos 36 horas, porque todo lo que hacía no entraba en apenas 24 horas.
Fuente:

Más Leídas