espectaculos espectaculos
domingo 28 de febrero de 2016

Mendocino en la cuna mundial de artistas

Gonzalo Antón. El destacado pintor ha sido aceptado para perfeccionar sus estudios en la más prestigiosa academia de realismo en Florencia, Italia

El nombre de Gonzalo Antón se ha recortado en el universo de las artes plásticas merced a una búsqueda constante que incluye aceptar desafíos y riesgos estéticos. No es un artista complaciente con modas o estilos (de allí la variabilidad en sus obras en el trabajo del color o las pinceladas) y no teme seguir indagando y aprendiendo.

Una muestra de esto es que la semana pasada llegó a sus manos unas carta que estaba esperando desde octubre. Por aquellos días, de manera aleatoria había visto en internet los trabajos de dos jóvenes artistas que lo habían deslumbrado.

Al ver la formación académica de ambos, advirtió el común denominador: los dos habían sido estudiantes de la Florence Academy of Art en Florencia, Italia. En menos de 24 horas ya había mandado la solicitud para estudiar allá. Y esta prestigiosa academia, que recibe solicitudes de miles de estudiantes de todo el mundo, lo aceptó como alumno. La directora de la institución, Susan Tintori, incluyó esta frase en la carta de aceptación: "Antón posee un audaz uso del color y un manejo expresivo del óleo: estamos complacidos de ofrecerle un lugar en nuestra Academia para que refuerce las destrezas de su visión personal y única".

–Supongo que para un artista plástico ir a Florencia es como para un músico ir a estudiar a Viena...
–Exactamente (risas). Uno de los aspectos que más me atrajo de esta academia fue la ubicación, aunque la razón por la cual decidí mandar mi solicitud y contactarme con la directora fue por los trabajos de los estudiantes. Cuando vi las pinturas que estaban haciendo los alumnos de segundo y tercer años, no lo podía creer. Está bien que seleccionan a gente de por sí capacitada, pero que un estudiante, a esa altura, presente trabajos de ese calibre, es increíble. Una particularidad: trabajan con modelos en vivo.

–¿Como en las academias de arte de antes?
–Exacto. Lo interesante de este lugar es que tiene una forma de enseñanza basada en lo que se hacía en los ateliers franceses del siglo XIX: han preservado esa metodología de trabajo en el entrenamiento inicial y eso es lo que aplican hoy por hoy. Hay un modelo, en vivo, que está durante horas quieto hasta que los estudiantes terminen el trabajo de pintarlo.

–¿Cuándo y por cuánto tiempo te vas?
–Me mandaron toda la bibliografía que voy a necesitar y el inicio del cursado es el 11 de abril. El programa completo son cuatro años, de una enorme exigencia: son 10 horas diarias de lunes a viernes y clases extras los sábados. No queda tiempo para hacer nada más.

–¿Qué tipo de clases dictan los sábados?
–La academia es más que nada trabajo de taller, todos los días, pero también tenés "lectures"–las clases se dan en inglés–, lecturas para ir reforzando tus conocimientos de historia del arte. Son paseos. Por ejemplo, si el tema es el David de Miguel Ángel, vamos a verlo.

–¿La academia tiene una impronta realista?
–La denominación de esta academia dice que es para el entrenamiento profesional del escultor y pintor realista. Es realismo, es el tipo de trabajo que se hacía en el siglo XIX, en el cual la primera ruptura con el arte tradicional fue determinado por los impresionistas. Llega hasta el comienzo del impresionismo, no lo que sucedió de allí en adelante.

–En la danza suele decirse que un bailarín, cualquiera sea su estilo, debe haber tomado clases de clásico. ¿Para los pintores es necesario partir del realismo?
–Estoy completamente de acuerdo con eso. Mi obra nunca ha sido, desde el punto de vista académico, realista, he hecho cosas abstractas, pero creo que el privilegio de un entrenamiento de este calibre te deja herramientas que mejoran tus posibilidades para el resto de tu vida, independientemente del estilo que hagas después.
–En tus fotografías, hay muchas en blanco y negro sobre obras escultóricas clásicas, que incluso después has trasladado a tus pinturas...
–Sin darme cuenta, lo que he hecho en pintura ha ido gravitando sobre esta melancolía del arte clásico. Hay algo en esas obras que me sigue llamando, hay una cierta nostalgia.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas