espectaculos espectaculos
jueves 14 de julio de 2016

Marcelo Allasino abrió el Festival de Rafaela y saludó "la militancia en el arte"

El director ejecutivo del Instituto Nacional del Teatro (INT) abrió el Festival 2016 en un Cine Teatro Municipal Manuel Belgrano absolutamente colmado.

El director ejecutivo del Instituto Nacional del Teatro (INT), Marcelo Allasino, abrió el Festival de Teatro de Rafaela (FTR) 2016 en un Cine Teatro Municipal Manuel Belgrano absolutamente colmado, con un fuerte discurso en el que defendió su "militancia en el arte" y reclamó a las autoridades locales que el encuentro anual se transforme en una política de Estado.

Las palabras de Allasino prologaron la versión de "Jettatore...!", de Mariana Chaud sobre el clásico de Gregorio de De Laferrere, que inauguró un encuentro que reunirá a un total de 29 espectáculos y 65 funciones hasta el próximo domingo.

En la ocasión participaron el intendente rafaelino Luis Alberto Castellano y la ministra de Innovación y Cultura de Santa Fe, María de los Ángeles 'Chiqui' González, entre otras autoridades, artistas y público.
"Con gran emoción me toca inaugurar la 12da. edición de un festival al que vi nacer, y para el que trabajé incansablemente durante 11 años -apuntó Allasino, creador e impulsor del espacio-; este encuentro, que trascendió fronteras y llevó el nombre de mi querida Rafaela a otros territorios argentinos y otros países, es la confirmación de que el arte modifica y la construcción colectiva es posible".

Según el funcionario, "el arte goza del increíble poder de la transformación, nos confronta con otros imaginarios, altera nuestra percepción del mundo y de nosotros mismos, nos modifica en una dimensión personal, única; y la política tiene, también, el enorme poder de la transformación".

"Como respuesta a las demandas de la evolución de la cultura, modifica nuestras realidades en la escala colectiva y transforma conquistas en derechos -afirmó-. Cuando la política asume el poder transformador del arte y apuesta por la evolución, ocurren fenómenos que movilizan la esperanza y confirman lo posible, como ocurre con el Festival de Teatro de Rafaela".

Allasino dijo haber trabajado con gran compromiso en una gestión de gobierno en la ciudad de Rafaela y que en diciembre de 2015, cuando le fue ofrecido el cargo mayor del INT aceptó el desafío de hacer lo mismo en la escala nacional, "en el entendimiento de que el aporte al bien común no debe restringirse a signos partidarios".

"Convencido de que las decepciones y las buenas sorpresas se pueden dar en todos los proyectos de gobierno; que dirigentes tibios y aguerridos, prudentes y arriesgados, corruptos y honestos, hay en todos lados: más a la derecha o más a la izquierda, sean peronistas, radicales, socialistas o de Cambiemos. Nunca me interesó la militancia en los proyectos partidarios, aunque la respeto y valoro, pero mis espacios de militancia han sido el arte y la cultura", enfatizó.

Añadió que el FTR no le pertenece a ningún funcionario de ningún gobierno, sino "a los artistas, los gestores, los productores, los directores, los dramaturgos, los técnicos, los investigadores, los críticos, los intérpretes; y es del público, es de ustedes", puntualizó haciendo foco en la fervorosa platea de una ciudad que toma al Festival como la gran fiesta anual del pago chico.

Su reclamo le hizo recordar que su despedida del FTR en 2015 fue acompañada por la expresión entusiasta del intendente Castellano de que la edición 2016 duraría las dos semanas de las vacaciones de invierno.

"Es mucho" -pensó Allasino-, yo hubiera apostado a hacerlo crecer a diez días; pero por primera vez en su historia, el festival se redujo: en lugar de seis, durará cinco jornadas, hasta el domingo. Esa decisión funciona para mí como una alarma".

"Hoy reformularé una idea que hasta ahora no alcanzó a concretarse, a pesar de mis esfuerzos en mi paso por la administración pública local; pero voy a insistir porque creo que las autoridades locales tienen una deuda con la comunidad: el FTR debe dejar de ser una política de gestión, para ser política de Estado", propuso.

Dirigiéndose a los "señores concejales de mi ciudad", algunos de ellos presentes, los invitó a "tomar la posta, escuchar lo que la comunidad viene exigiendo con su presencia contundente desde hace 12 años, sin interrupciones: Que este espacio de encuentro, donde celebramos la diversidad y el acceso democratizado a los bienes culturales, se concrete año a año, más allá de las decisiones del gobierno de turno".

"Este Festival comenzó y creció gracias a decisiones políticas, pero hoy es tiempo de una nueva decisión: aseguren la continuidad de este espacio creándolo por ordenanza, dándole entidad legal como política del Estado municipal; porque los políticos pasan pero las políticas quedan y le cambian la vida a la gente", señaló motivando nuevos aplausos.

El director ejecutivo del INT aseveró haber trabajado siempre "por el teatro, la cultura y mi ciudad (y así) seguiré trabajando por lo mismo, desde el lugar que me toque, con la convicción de que únicamente desde la acción frontal y comprometida, podemos hacer del mundo un mejor lugar para vivir".
Fuente: Télam

Más Leídas