espectaculos espectaculos
domingo 25 de septiembre de 2016

"Los siete magníficos", un western a la altura de Denzel Washington

Antoine Fuqua regresa a la legendaria película de 1960 dirigida por John Sturges.

El filme de los sesenta está a su vez inspirado en «Los siete samuráis», de Akira Kurosawa. Antoine Fuqua repite con su actor fetiche, Denzel Washington. «Quería ver a Denzel a caballo, protagonizando una película de vaqueros. Esta es una historia que merecía ser contada con un elenco mucho más diverso. Hemos actualizado un género que estaba anticuado, el mundo es muy distinto al de los años sesenta, cuando ningún actor de color tenía la oportunidad de protagonizar westerns», comenta el realizador.

Entre tiros, caballos y bromas, Fuqua y Denzel han creado un filme complejo que refleja problemas sociales de nuestra época. «Al público le gusta identificarse con los héroes, y creo que pocos actores de color tuvieron la oportunidad de dar forma a esa imagen. En los setenta, nosotros solo teníamos la oportunidad de interpretar drogadictos o asesinos», explicó Denzel. «Si hubiéramos querido mantener esa idea, habríamos contratado a un actor que se pareciera a John Wayne», interrumpe Fuqua, matizando las palabras de su protagonista. Denzel Washington regresa a la pantalla con un personaje que dispensa la justicia a su antojo. El aclamado actor estrena «Los siete magníficos», acercándose más al filme de Kurosawa que al de Sturges. «La verdad es que no he visto la película de Sturges. Cuando el director me pidió participar, decidí leer el guión y guiarme por él. Como actor me gusta tener libertad y hacer lo que a mí me da la gana con el personaje sin el dictado de películas anteriores», advierte Denzel. Sin embargo, Fuqua confesó haber visto la cinta de Kurosawa. «Yo diría que mi narración es una reinterpretación de 'Los siete samuráis'».

Mucha confianza

Denzel confesó que el uso de la imagen del héroe de Fuqua es parte de su atractivo. «Me gusta trabajar con directores que me dan la confianza que siento con Antoine». Admirando la técnica del director, Denzel le reconoció su talento. «Un director puede acabar con un actor el primer día de rodaje, por eso es importante crear una relación de confianza. A ningún actor le gusta que un cineasta le robe su seguridad, y créeme que hay algunos en Hollywood». La gran relación entre Fuqua y Washington comenzó con «Training Day», película que sirvió a Washington para ganar su primer Oscar, en 2001. A raíz de los últimos enfrentamientos en Estados Unidos entre la Policía y un sector de la población, Denzel aseguró que él ha sufrido racismo: «La primera vez que usaron la palabra 'negro' contra mí fue en Florida, estando yo asomado a un balcón a la edad de nueve años. Un grupo de niños empezó a insultarme y al llegar a mi casa le pregunté a mi madre '¿por qué?', y ella me dijo: 'Eso es porque alguien teme que le quites su sitio'. Lo único que te deja esa gente son malos recuerdos».
Fuente: abc.es

Dejanos tu comentario

Más Leídas