espectaculos espectaculos
sábado 23 de julio de 2016

Los secretos de Mujer Bonita

A días del fallecimiento de su director, Garry Marshall, un repaso por el film que se convirtió en un clásico atemporal. Todas las anécdotas desconocidas de esta joya del cine.

La película "Pretty Woman" (o "Mujer Bonita" en hispanoamérica) es considerada como una comedia romántica ícono del género, responsable de la consagración de Julia Roberts y Richard Gere, sus protagonistas.

A 26 años del estreno de esta clásica historia de amor, su director, Garry Marshall, falleció a los 81 años a causa de una grave pulmonía. Sin embargo, Marshall, creador del éxito televisivo "Happy Days", del film "Frankie and Johnny" o también el éxito adolescente "El diario de la Princesa" pasará a la historia del cine y la televisión por su talento para convertir historias simples en grandes sucesos. Sin ir más lejos, "Pretty Woman" recaudó más de 400 millones de dólares y lanzó al estrellato a dos grandes actores que supieron lucirse en grandes papeles en la pantalla grande.

El largometraje cuenta la historia de Edward Lewis (interpretado por Richard Gere) un hombre de negocios rico que en uno de sus tantos viajes a Los Ángeles conoce a la prostituta Vivian Ward (Julia Roberts) con la idea de pasar una sola noche con ella. El encuentro nocturno se convierte en una semana, donde Vivian aprende de etiqueta y modales. En esos días ambos empiezan a descubrirse y quererse cada vez más, hasta que su vínculo va mucho más allá de una relación profesional.

Curiosidades y secretos de Mujer Bonita, la gran comedia romántica de los 90:

Afiche engañoso:

En el póster publicitario de la película se ve a Julia Roberts tomando a Richard Gere de su corbata mientras posan espalda con espalda. Sin embargo, esa foto es en realidad un excelente fotomontaje. La modelo Shelley Michelle, doble de Roberts en el film, fue la encargada de poner su escultural cuerpo para la foto. La cabeza de Julia fue agregada después. Además, se puede ver a Richard Gere con pelo oscuro cuando en realidad en la película está canoso.

La historia original:

Hace dos años trascendió la información de que el guión original era muy diferente a la historia que realmente se filmó. El film iba a llamarse "3000" en referencia a la cantidad de dólares que Edward debía pagar por Vivian por una semana, pero eso cambió cuando obtuvieron los derechos de la canción "Pretty Woman". Si bien la base de la historia era la misma, iba a ser una historia oscura que sirviera como reflejo de la prostitución en los 80 y 90 en Los Ángeles.

Las personalidades de los personajes también iban a ser otras: Vivian iba a ser una drogadicta maleducada de muy mal carácter y Edward un millonario malhumorado muy lejano del príncipe azul que es en la película. "Era una historia terrible sobre dos personas horribles y mi personaje era una adicta a las drogas, malhumorada, malhablada, una puta maleducada que tenía una experiencia de una semana con un hombre malhablado, malhumorado y también maleducado, pero muy rico y guapo. Era una historia espeluznante y fea acerca de estas dos personas", afirmó Julia Roberts.

En el final original Edward echaba a la prostituta lanzándole los 3 mil dólares en la cara y regresa a Nueva York con su novia. Afortunadamente, el guión fue reescrito seis veces y culminó con el acaramelado final de la versión que se estrenó finalmente.

Julia Roberts y Richard Gere, las últimas opciones:

Como muchas veces suele suceder, los actores que protagonizaron la película, y que lograron consagrarse con ella, no fueron el "plan A" de la producción. Para el papel de Vivian Ward el primer nombre que sonaba era el de la actriz Molly Ringwald, quien también rechazó papeles en "Ghost" y "Cuando Harry conoció a Sally". Probablemente estos roles habían catapultado su carrera, pero sin embargo ella reivindica a Roberts: "No recuerdo específicamente haberlo rechazado. El guión estaba bien, pero tengo que decir que Julia Roberts es quien hace a la película. Era su papel. Cada actor espera que alguna vez un papel lo haga brillar de esa forma", confesó.

"Julia era joven pero no tenía miedo", recordó también en una ocasión Marshall, el director. "Obviamente, se comía la pantalla. Verla crecer ha sido uno de mis grandes placeres", dijo.

Por otro lado, el papel de Edward Lewis estuvo mucho más dividido. Christopher Reeve, Denzel Washington y Daniel Day Lewis fueron tres actores considerados para el papel, entre otros. Finalmente recibieron la oferta Albert Brooks, Sylvester Stallone y Al Pacino, quien después del éxito de "El Padrino" rechazó también otras ofertas como "Duro de Matar" y "Apocalipsis Now".

Pura improvisación:

La espontaneidad es una de las marcas de esta película y la improvisación en muchas ocasiones les dió resultados extraordinarios a los actores. En la escena donde Vivian ríe viendo "I Love Lucy", la risa fue tan natural porque, fuera de plano, Garry Marshall le hacía cosquillas en las plantas de los pies. Dato de color: Garry Marshall escribió algunos episodios para "I Love Lucy", aunque no escribió el que Vivian mira en esa escena.

Un gran momento en la película es cuando Richard Gere la lleva a Julia a la ópera de sorpresa y le ofrece, para que luzca con su vestido, un carísimo collar. Cuando se lo enseña, Gere decidió improvisar y bromeó con cerrar la caja cuando Julia admiraba el collar. La reacción fue tan tierna y simpática que los directos decidieron dejarlo en la edición final.

Richard Gere toca numerosos instrumentos y quiso tocar el piano en la película, por eso en la escena donde Edward se sienta a tocar, realmente lo está haciendo. Además, lo que toca fue compuesto por él.




Fuente:

Más Leídas