espectaculos espectaculos
jueves 27 de octubre de 2016

Los números son el refugio de un peligroso criminal

El contador. Película con el protagónico de Ben Affleck

Ben Affleck es una caja de sorpresas. Adorado por muchos y denostado por otros tantos, este hombre ganó un Oscar como guionista junto con su amigo Matt Damon por En busca del destino (1997) y fue aclamado al dirigir Argo (2012), que obtuvo el Oscar a la mejor película. Pero menos fortuna ha tenido en su desempeño como actor, por ejemplo en Batman vs. Superman.

Pero hasta quienes lo acusan de no tener demasiados recursos expresivos coinciden en que el papel protagónico de El contador le ha venido como anillo al dedo.

Es que la historia de Christian Wolff, un genio de las matemáticas con más afinidad para los números que para la gente, le ha permitido volver a ganar las preferencias del público, por ejemplo en Estados Unidos y Canadá, donde el fin de semana del estreno fue la más vista, con una recaudación de 24,7 millones de dólares.

Detrás de la apariencia de oficina de contadores públicos de una pequeña ciudad, Wolff trabaja como contador autónomo para algunas de las organizaciones criminales más peligrosas del mundo. Con la División Judicial de Delitos del Departamento del Tesoro, administrada por Ray King (J.K. Simmons) empezando a asediar, Christian se hace cargo de un cliente legítimo: una compañía de vanguardia en robótica en donde una auxiliar contable (Anna Kendrick) ha descubierto una irregularidad que involucra millones de dólares. Pero a medida que Christian se acerca a la verdad, son los números de bajas los que se comienzan a incrementar.

“Por un lado es un luchador muy bien entrenado, porque es experto en artes marciales, y por otro es un sabio de las matemáticas. Esas dos facetas de su personalidad parecen incompatibles y eso hace que el papel sea algo diferente a lo que he hecho hasta ahora”, señala el actor acerca de este desafiante rol.

En la película, el personaje de Affleck se distingue por la parquedad en las palabras y la nula expresión de sus emociones, lo cual contribuye a incrementar el misterio y el carácter impredecible de este contador criminal. Decidieron que para justificar este aislamiento el protagonista debía sufrir un trastorno del espectro autista (específicamente el síndrome de Asperger) y ser también el resultado de una vida junto a un padre desinteresado.

Para no herir susceptibilidades, la producción decidió ponerse en contacto con familiares de pacientes con autismo, quienes manifestaron su aprobación cuando les dieron a conocer el proyecto. Esto también justificaría el desarrollo superlativo de algunos aspectos de la inteligencia del personaje de Affleck –en este caso las matemáticas– y su imposibilidad de expresar emociones, como suele suceder en el síndrome de Asperger.

Actor comprometido
Para las próximas elecciones de noviembre en Estados Unidos Ben Affleck ya se ha manifestado públicamente a favor de la candidata demócrata Hillary Clinton. Es más, jugando con el rol de contador ha afirmado que quien necesitaría una pericia contable es el candidato Donald Trump, para analizar en detalle sus declaraciones de impuestos.

Igualmente asegura que Clinton ganará sin dudas esta elección, “la más extraña de nuestra época” y que sus disidencias con Trump no lo llevarían tan lejos como Robert de Niro, quien dijo que al millonario candidato habría “que darle un puñetazo”.

Mientras el éxito lo acompaña con este filme, Affleck acaba de terminar su cuarta película como director, Live by Night, que protagoniza con Zoe Zaldana, que él ha definido como un homenaje a las películas de gángsters, un estilo de cintas de las que se ha proclamado fanático.

contador

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas