espectaculos espectaculos
martes 07 de junio de 2016

Los diez mitos más curiosos de Hollywood

Son muchas las leyendas urbanas que rodean a Hollywood

Son muchas las leyendas urbanas que rodean a Hollywood. Las más terroríficas hablan de la aparición de fantasmas en los sets de filmación y de decesos misteriosos de actores y extras. Otras consisten en rumores creados para difamar a estrellas emergentes. Pero también están los mitos desopilantes que, aunque desmentidos, no dejaron de propagarse, incluso de generación en generación. Aquí, una lista de los diez más populares, ideales para tener temas de conversación con amigos crédulos.

1. El cadáver de Walt Disney está congelado en Disneylandia

No existen pruebas que confirmen que el creador del ratón Mickey se haya sometido al procedimiento de ser congelado hasta encontrar una cura contra el cáncer de pulmón. Sin embargo, esta leyenda urbana es una de las más extendidas en Hollywood. Disney murió el 15 de diciembre de 1966 como consecuencia de su enfermedad. Dos días después, fue cremado y trasladado al cementerio de Forest Lawn en Los Ángeles, California. El mito fue alimentado por la decisión familiar de realizar un funeral íntimo, por lo que muchos no pudieron ver el cuerpo. Además los Disney estaban interesados en la criogenización biológica, una industria en esos tiempos incipiente, con muchas perspectivas de negocios.

2. Marisa Tomei recibió un Oscar porque Jack Palance se equivocó al mencionar la ganadora
Libros de cine argumentan que en el año 1993 la que debía haber recibido el premio de la Academia en la categoría "mejor actriz de reparto" era Vanessa Readgrave y no Tomei, quien obtuvo la estatuilla gracias a su rol en "My cousin Vinny". Aseguran que Palance estaba tan borracho que no pudo leer el nombre en la tarjeta sino que se limitó a repetir el de la última nominada. Sin embargo, los notarios de la empresa Price Waterhouse Coopers, que se encargan de verificar desde 1953 el recuento de votos, afirman que en cada ceremonia ellos se sitúan al pie del escenario y tienen órdenes de que si un presentador se equivoca, deben enmendar el error.

3. Marilyn Monroe tenía seis dedos en cada pie
El rumor se había propagado luego de la publicación de una foto de la diva tomada en la playa, antes de que fuera famosa. En ella, su pie izquierdo, el único visible en la toma, parecía poseer un dedo de más, aunque no estaba del todo claro, ya que podían ser rastros de arena. El mito fue desmentido cuando poco tiempo después se difundieron nuevas imágenes en las que la rubia más famosa de Hollywood aparecía mostrando sus pies, cada uno de ellos con sus cinco dedos. A pesar de esto, el rumor permanece latente y hay personas que todavía lo creen.

4. Clint Eastwood, ¿hijo de "el flaco"?
Durante muchos años se dijo que el actor, famoso por sus spaguetti westerns primero y por la versatilidad de sus papeles después, era hijo de Stan Laurel, el delgado de "El gordo y el flaco". El rumor fue propagado por un periódico sensacionalista italiano que postulaba que el parecido físico entre ambos era garantía del parentesco. Sin embargo, se supo que el padre del famoso actor se llamaba Clint Eastwood Senior.

5. Jamie Lee Curtis, hermafrodita
Unos rasgos bien definidos, una altura superior a la media y un nombre compuesto que puede ser usado por hombres o mujeres tienen sólo una explicación para los amantes de los rumores: que la hija del actor Tony Curtis nació con los dos órganos sexuales. El mito se habría filtrado por los médicos que en teoría habían operado a la protagonista de "Mentiras Verdaderas". Sin embargo, ya se habían dicho cosas parecidas de mujeres fuertes criticadas por el machismo, entre ellas Marlene Dietrich, Greta Garbo y Megan Fox.

6. El león que ruge dólares
Una leyenda muy propagada en Hollywood era que el León de la Metro Goldwyn Mayer develaba a través de sus rugidos los costos de producción. Decían que lo hacía sólo dos veces si el filme era de bajo presupuesto y que en cambio lo hacía tres si se trataba de películas que demandaron mucho más capital. Cinéfilos, ¡a chequear los títulos!

7. La película Fargo, basada en hechos reales
Antes de la cinta de los hermanos Coen, se puede leer una placa con la leyenda: "Esta es una historia real. Los hechos sucedieron en Minnesota en 1987. A pedido de los sobrevivientes, los nombres fueron modificados. Por respeto a las víctimas, el resto se describe exactamente como ocurrió". Pero lejos de la verdad, la leyenda fue un recurso de los autores para darle a la película más peso. Los mismos realizadores se encargaron de desmentir el anuncio cuando en los títulos finales agregan: "Cualquier parecido de los personajes de la película a la realidad es mera coincidencia". Aún así, el mito se propagó entre quienes no leen los créditos.

8. Ronald Reagan, la primera opción de Casablanca
Antes de llegar a la Casa Blanca en su rol de Presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan era conocido por ser un eterno actor secundario, aunque un mito lo tuvo de protagonista. Se solía decir que era la elección original para interpretar a Rick Blaine en Casablanca, papel que terminó por obtener Humphrey Bogart. Al parecer el culpable del rumor fue un agente de prensa, quien quiso promocionar el film al mencionar el nombre de Reagan, que en ese entonces estaba en el pico de su fama. Sin embargo, cuando la noticia se publicó, el casting no estaba cerrado, y el futuro político ni siquiera había recibido una oferta.

9. Los falsos documentales
La película "El proyecto Blair Witch" se apropió del formato de leyenda urbana tanto en su realización como desde su campaña de marketing, al asegurar que su contenido era producto de experiencias reales de estudiantes de cine. Pero esta no fue la primera vez que Hollywood ofreció falsos documentales: el primero de ellos fue "Holocausto caníbal", que conmocionó a muchos espectadores que pensaron que se veían imágenes reales.

10. El epitafio de Groucho Marx
Una leyenda urbana predica que el mayor de los Hermanos Marx descansa bajo una lápida con la frase "Perdonen que no me levante". Sin embargo, en la tumba de Groucho sólo figuran la fecha de su nacimiento, la de su muerte y una estrella de David, símbolo de la religión judía. Al parecer el rumor se expandió porque el comediante había sugerido el epitafio en una entrevista, algo que no se concretó quizá porque él mismo decía que "las famosas últimas palabras son para los cretinos que no han dicho lo suficiente".

Fuente:

Más Leídas