espectaculos espectaculos
domingo 27 de agosto de 2017

Los dibujos animados que no querrás que vean tus hijos

«Archer», «Bojack Horseman» o «F is for Family» son algunos de los ejemplos más claros de esta nueva tendencia.

Hace apenas una semana llegaba la octava temporada de «Archer» con capítulos aún más macarras. Esta ficción animada de apariencia amigable es más bien todo lo contrario. En ella, para quien no lo conozca, el cortés y sofisticado espía Archer cuenta con las armas más avanzadas, aunque estas son incapaces de protegerle de la ira de su madre –que también es su jefa–, quien quiere que deje las compañías de una sola noche. Es decir, no son dibujos animados para niños.

«Archer» encabeza una larga lista de series animadas que, aunque parecen perfectas para amenizar los ratos estivales junto a los más pequeños de la casa, no lo son. Los dibujos infantiles son sinónimo de imaginación y humor. Cada vez hay más adultos que se atreven a adentrarse en este original universo y demostrar que el género no es solo para los más pequeños.

Historias como la incansable lucha de una estrella de la televisión, que cayó en el olvido por volver a estar frente a los focos («Bojack Horseman»); las divertivas aventuras de un abuelo científico y su nieto fácilmente impresionable («Rick y Morty») o los problemas cotidianos a los que se enfrenta el portero Frank Murphy y su esposa a la hora de criar a sus tres hijos («F is for Family») son algunas de las producciones a las que les acompaña la categorización de «no recomendada para menores de 18 años». Aunque sus temáticas parecen inofensivas, la crudeza con la que tratan a sus personajes hacen de este tipo de series una forma diferente de enfrentarse a la realidad. Estas ficciones rebuscan en lo más hondo de sus personajes para mostrar caras de la sociedad de las que solo series como «South Park», «Padre de Familia» o «Futurama» se atrevieron a hablar.
Fuente: abc.es

Más Leídas