espectaculos espectaculos
jueves 30 de junio de 2016

Los Ángeles enloquece con unos extraños detectives

Dos tipos peligrosos

Detrás del filme Dos tipos peligrosos se halla la mente que alumbró Arma mortal, Shane Black, que no esconde el rastro de aquella saga en esta divertida y paródica película, en la que Russell Crowe y Ryan Gosling encarnan a dos singulares investigadores privados y que es uno de los estrenos destacados de hoy de nuestras salas.

Dos tipos peligrosos –proyectada fuera de competición en el Festival de Cannes– resucita el espíritu de las "películas de compañeros" que hicieron furor en los '80 y los '90 del siglo pasado, aunque le da una vuelta de tuerca que hace a sus protagonistas más antihéroes que nunca.

Viaje a otra época
Desde el primer segundo de su metraje, la cinta zambulle al espectador, a través de música funk y unos títulos de crédito retro, en el vibrante Los Ángeles de finales de los '70, donde Jackson Healey (Crowe, muy en su papel de tipo duro) se gana la vida dando palizas por encargo.

En una de esas misiones se cruzará con el torpe Holland March (Gosling), quien se dedica a esquilmar a sus clientes como detective privado sin escrúpulos que se dedica a buscar a desaparecidos.

Ambos deberán encontrar a la joven Amelia (Margaret Qualley), amenazada por su turbia participación en una película porno y por su madre, encarnada por Kim Basinger en otro claro guiño ochentoso.
Para ello contarán con la ayuda de la hija de March (Angourie Rice), quien aporta ciertas dosis de perspicacia y sentido común a los obtusos detectives.

Pareja de antagónicos
Shane Black –guionista de Arma mortal y director de Iron Man 3– funde los clásicos caracteres antagónicos de las "películas de compañeros" con elementos de la comedia física y el personaje de Gosling da buena cuenta de ello: de tanto caer por las alturas acabará por creerse inmortal.

Aunque la pareja protagonista no destila tanta química como los Riggs y Murtaugh creados por Mel Gibson y Danny Glover, ha sido bien recibida por la crítica y la taquilla y cuenta con la virtud añadida de descubrir la potente faceta cómica de Gosling.

La historia, además, se desarrolla sobre el trasfondo del calentamiento global y de la contaminación producida por los grandes gigantes de la industria automotriz en Estados Unidos, que son defendidos a capa y espada por los poderes fácticos.

Tan desternillante como la película resultó la rueda de prensa que ofrecieron los actores junto al director y el productor, Joel Silver (que también lo fue de Arma mortal).

Muy distendidos, Crowe y Gosling no dejaron de bromear entre ellos y con los periodistas, dejando a Black la responsabilidad de dar las respuestas serias.

Quedó claro que el director dio a sus actores gran libertad para que hicieran aportes a sus personajes, lo que permitió un buen número de situaciones no previstas que al final aparecieron en la película.
"Para Shane, el guión es solo un mapa, pero no necesariamente de todo lo que quiere. Él tiene la capacidad de entender que comprendemos a los personajes y lo que quiere contar. Es muy entusiasta al dejarnos explorar. Cuando tienes algo de experiencia, te das cuenta de que mucho de este trabajo requiere de confianza, y él confiaba en que Ryan y yo seríamos fieles al espíritu de lo que quería contar", dijo el neozelandés –aunque australiano por adopción– Crowe en una de las escasas ocasiones en que consiguió hablar en serio.

Gosling se declaró un gran seguidor de las películas escritas por Black en los años '80 y '90 y se mostró agradecido por haber podido trabajar con un referente "y con la gran historia" que cuenta Dos tipos peligrosos.

La ambientación en el Los Ángeles canalla de los años '70 es para el director el marco perfecto para su producción, ya que, a su juicio, "todavía mantenía esa apariencia de glamour y lujo que lo convertía en un destino perfecto para soñadores".

Y el cineasta Black reveló que el proyecto había sido concebido en un principio para la televisión, pero "afortunadamente" consiguió convertirse en esta película, que se beneficia en gran medida del trabajo de sus intérpretes.

Dos Tipos Peligrosos



Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas