espectaculos espectaculos
lunes 05 de septiembre de 2016

Los 70 años del último divo del rock

Freddie Mercury, líder de Queen, cumpliría esa edad este lunes y para celebrarlo se realizaba la campaña "Freddie por un día" para recaudar fondos para la lucha contra el sida.

El cantante y compositor Freddie Mercury, líder de Queen, cumpliría 70 años este lunes y para celebrarlo se lleva a cabo la campaña mundial "Freddie por un día", en simultáneo y en diferentes países con el objetivo de recaudar fondos para la lucha contra el sida. En Buenos Aires, por ejemplo se conmemoraba su natalicio en el Hard Rock Cafe, del barrio de Recoleta.

Asimismo, en todo el país se lanzó el box set, inédito en Argentina, Queen: The Platinum Collection, que incluye los álbumes Greatest Hits I, II y III.

En tanto a nivel mundial, la campaña "Freddie por un día", en la que participa la Fundación Huésped por séptimo año consecutivo y que se desarrolla en simultáneo en Londres, París y Berlín, tiene entre sus objetivos concientizar al público sobre el VIH/sida y recaudar fondos para la lucha contra la enfermedad.

Es así que hasta el 25 de septiembre, quienes se asocien a Fundación Huésped se llevarán el disco Messengers of the Gods.

Este evento mundial fue creado en 2010 por The Mercury Phoenix Trust, la entidad caritativa fundada en memoria de Mercury por los restantes miembros de Queen y su representante en 1992.

Tras su partida en 1991, Freddie Mercury se erigió como una de las grandes leyendas del rock, dejando un legado de éxitos y carisma que sigue inspirando a músicos hasta el día de hoy.

Una placa en su casa en Londres
Una placa azul conmemorativa identifica a partir del sábado último la primera vivienda en Londres en la que residió el fallecido músico británico Freddie Mercury cuando llegó a la capital británica con sólo 17 años.

La casa, ubicada en el barrio de Feltham, en el oeste de la ciudad, fue el primer hogar londinense del carismático músico después de que su familia se mudara al Reino Unido desde Tanzania, en 1964.

El cantante del grupo Queen residía en esa dirección cuando conoció a otros dos miembros de esa formación, Brian May y Roger Taylor.

En el acto de revelar la placa, en la que está escrito el nombre real y artístico del solista (Fred Bulsara y Freddie Mercury), Kashmira Cooke, su hermana, dijo a los medios que el artista se habría sentido "muy orgulloso y honrado" con este homenaje en su barrio.

Los padres de Mercury, Jer y Bomi Bulsara, escogieron el número 22 de Gladstone Avenue cuando se mudaron a Londres, en 1964, porque allí vivía un familiar.

Cooke recordó cómo en aquel entonces su hermano, que falleció en 1991 con 45 años enfermo de sida, "se pasaba horas en el baño arreglándose el cabello".

Cuando vivía en Feltham, Mercury estudiaba Diseño y Arte Gráfico en Ealing al tiempo que trabajaba en las cocinas del aeropuerto de Heathrow.

En el acto de presentación de la placa conmemorativa, el guitarrista de Queen, Brian May, recordó que en aquella época él y Mercury pasaban "la mayor parte del día apreciando y analizando con todo tipo de detalle cómo grababa el astro de la guitarra Jimi Hendrix", uno de los grandes ídolos de Queen.

"Lo que recuerdo de Freddie es difícil de resumir. Era un niño tímido y avergonzado por seguir viviendo con su madre, por lo que a menudo se quedaba en casa de otras personas para sentir que había roto con los lazos familiares", rememoró May.

El guitarrista de Queen también remarcó que Mercury "tenía una capacidad extraordinaria para motivar a la gente y hacerlos sentirse emocionados".

"Sabíamos que era alguien muy especial y hacía que la gente sintiera que ellos también podían", agregó.

La ciencia detrás de su voz
Un estudio científico tomó como objeto de estudio la voz de Freddie Mercury y destacó la originalidad de su registro vocal. Además indicó que las habilidades vocales del cantante eran muy diferentes a las del resto.

Dicho estudio, publicado en el Logopedics Phoniatrics Vocology, analizó 23 canciones y la hipótesis de los científicos es que Mercury era un barítono que cantaba como tenor, que además tenía una "vibración subarmónica", fenómeno en donde la producción de sonido va al límite.

Aunque su rango vocal es el normal para un adulto sano, el estudio mostró que sus cuerdas vocales vibraban más y se movían más rápido que el de otros vocalistas, incluso más que las de Luciano Pavarotti.
agencias
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas