espectaculos espectaculos
lunes 09 de enero de 2017

Lo que no se vio de los Globos de Oro

Algunos de los momentos más coloridos de la noche de premiación ocurrieron entre bambalinas.

Los Globos de Oro han sido por años la ceremonia de premios más banal de Hollywood, pero aun cuando incontables cámaras capturaron la acción en el Beverly Hilton International Ballroom, algunos de los momentos más coloridos de la noche ocurrieron entre bambalinas.

¿Dónde está la carne?

La ceremonia de los Globos de Oro es presumiblemente una cena, pero los platos se retiran antes de que la transmisión televisiva comience.

Una ensalada de remolacha con queso de cabra y pistachos y un dúo de filet mignon y róbalo fueron servidos a los invitados 90 minutos antes de la gala, mientras la mayoría de los nominados y famosos aún estaban recorriendo la alfombra roja.

Los meseros se apresuraron a retirar todos los platos y cubiertos antes de salir en vivo, por lo que no había ni rastro de comida cuando las estrellas finalmente llegaron a sus puestos. Para entonces, lo único que había en las mesas eran botellas de vino y champaña.

Pero hay un refugio secreto de comida en un salón adyacente, donde un bar sin cámaras se mantiene ajetreado a lo largo del espectáculo. Además de cocteles, el área ofrece una variedad de sándwiches, frutas, quesos y crudités, además de una barra de café y una estación de chocolates.

Reunión en el baño de damas

Las estrellas son como cualquier persona: a veces tienen que esperar en fila para ir al baño. Y las largas líneas para el excusado de damas en los Globos llevó a algunos encuentros celestiales imprevistos.

Con su flamante Globo de Oro en mano, Sarah Paulson conversó con Busy Phillips sobre cómo mantener una buena postura. Michelle Williams habló con Trudie Styler, y la creadora de "Transparent" Jill Soloway con su estrella Judith Light.

Janelle Monae aprovechó su encuentro en el baño con Natalie Portman para pedirle un consejo. La cantante, que ha recibido elogios por su trabajo en la aclamada cinta "Hidden Figures", confesó que estaba nerviosa bajo aquel foco nuevo para ella.

"Es aterrador la primera vez", le respondió Portman para tranquilizarla.

Portman, nominada por su actuación en "Jackie", es una veterana que ha recibido un Oscar y un Globo de Oro por "Black Swan" ("El cisne negro") y otro Globo de Oro por "Closer".

Pero la actriz también tiene otro evento importante en el que enfocarse: espera su segundo hijo con su esposo Benjamin Millepied.

Cortes comerciales

Durante los cortes comerciales las celebridades aprovecharon para saltar de una mesa a otra y saludar a sus colegas en la sala.

Aquellos que no estaban buscando sándwiches o esperando en el baño usaron ese tiempo al máximo para socializar.

Octavia Spencer conversó con Casey Affleck, Kurt Russell y Colin Farrell compartieron una caja de chocolates, Amy Schumer rió con Jonah Hill, Sofía Vergara posó para una foto con la diseñadora de modas Georgina Chapman, Kerry Washington compartió fotos de su bebé con Priyanka Chopra y Reese Witherspoon charló con Jeff Bridges.

Nicole Kidman, en tanto, le susurró a su esposo Keith Urban: "Mira, Laura". Tras lo cual la pareja cruzó el salón para saludar a Laura Dern.

Silencio, por favor

La ceremonia de los Globos de Oro suele tornarse revoltosa y ruidosa mientras fluye la champaña, y esta vez lo fue más aún. Pero cuando el ganador Tom Hiddleston ("The Night Manager") usó su discurso para hablar de un tema serio — el envío de armas a Sudán del Sur — algunos en el público quisieron escuchar y los "sh..." resonaron por todo el teatro.

Hiddleston, quien ganó por su papel en la miniserie sobre tráfico de armas, habló de una misión humanitaria con la que visitó el joven país africano.

Meryl Streep, quien pronunció un emotivo discurso sobre el papel crucial de los actores y los periodistas en Estados Unidos cuando aceptó el Premio Cecil B. DeMille, recibió total atención y una ovación de pie mientras subía al escenario. No hubo que mandar a callar a nadie.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas