espectaculos espectaculos
domingo 09 de octubre de 2016

Llámame Bruna, los derechos de la mujer en la mira

Desde hoy, por el canal Fox 1, se podrá ver esta nueva producción que, en tiempos del movimiento #NiUnaMenos, pone el foco en las problemáticas de la prostitución en América Latina

Basada en una historia real, la serie Llámame Bruna muestra, a través de los ojos de una adolescente en busca de su propia transformación, la cara de un mundo "prohibido" que tiene como escenario Brasil, pero que resuena en toda América Latina.

Llámame Bruna, protagonizada por la joven actriz María Bopp, es la primera producción de TV inspirada en la atrapante vida de Raquel Pacheco –alias Bruna Surfistinha–, una joven de clase media que se convirtió en la prostituta más famosa de Brasil luego de escribir sus memorias.

El estreno será esta noche, a las 23 por el canal Fox 1 (señales 459 y 1045 HD de Supercanal Digital) y se podrán ver nuevos episodios todos los domingos, a esa misma hora. Al término de cada episodio, los suscriptores de Fox Premium podrán disfrutar del mismo en la aplicación de Fox.
El show, en el que también actúan Jonathan Haangensen (Ciudad de Dios) y Carla Ribas (Campo Grande y A casa de Alice), cuenta con un elenco de 70 actores, más de 450 extras, y se rodó en más de 30 locaciones en Río de Janeiro y San Pablo, en Brasil.

Inspirada en los relatos que Pacheco narra en su libro de memorias El dulce veneno del escorpión, la serie está a cargo de la directora brasileña Márcia Faria.

Al respecto de lo que se verá en la pantalla desde esta noche, la realizadora aseguró: "La serie habla sobre prejuicios, sobre incesto, sobre abuso. Esto es sangre, sudor, lágrimas y sexo", y agregó: "Tratar a la prostitución como una elección es un tabú. Es difícil aceptarlo".

Escenario entrevistó en exclusiva a la protagonista de la serie, María Bopp, cuando ella visitó Buenos Aires para presentar la apuesta fuerte para esta temporada de Fox Networks Group Latin America.
La intérprete de 25 años adelantó que se trata de una historia de alto voltaje que promete poner sobre el tapete la vida y problemática a la que se enfrentan las prostitutas en Brasil y que resuenan con las realidades de otras trabajadores de todo el continente.

En momentos en que el movimiento #NiUnaMenos se hace oír más fuerte que nunca desde esta parte del mundo, llega un producto que aborda además temas como la elección sobre el propio cuerpo, la sexualidad y la liberación femenina.

–Ahora que está a punto de estrenarse la serie en todo el continente, ¿qué expectativa tenés con respecto al personaje y la historia?
–Mi expectativa respecto a esta serie es llevar el universo de la prostitución, del sexo y de la mujer a otro lugar que todavía no vimos en la televisión. Principalmente, quiero que podamos mirar con dulzura y malicia la historia de Bruna.

–¿Cuál es el desafío que representa para vos interpretar este personaje, siendo tan joven y tratándose de una historia tan fuerte?
–Quise aceptar porque ésta es una gran oportunidad como actriz, ya que antes sólo hice papeles menores, pero ahora me toca un rol protagónico y es un desafío. Sobre todo por la expectativa que hay alrededor de la serie. No nos olvidemos de que esta historia ya fue libro, película y blog. Las expectativas de los fans de Bruna no son algo que yo pueda controlar porque después de todo esta será mí interpretación del personaje.

–¿Cómo fue tu relación con los anteriores productos: la película y el libro?
–Leí el libro y vi la película. Pero me quedó claro que esta producción era diferente porque se trata de un recorte apenas, hablamos sólo de la primera parte de la historia. En este caso, en vez de hablar de su trayectoria, hace referencia primero a quién era Bruna, cómo empezó y de dónde viene. En esta primera temporada, al menos, será así. Si todo va bien, en otras temporadas conoceremos el resto de sus vivencias.

–¿Sólo conoceremos la primera parte de su vida o se hará referencia a la estrella bloguera en la que se convirtió después?
–Se ve algo de eso, más que nada de lo que sucede con su blog, sí. Sobre todo cómo se sale ella de este mundo y cómo luego su historia explota en internet y todo Brasil.

–¿Cómo definirías esta serie? Porque hoy por hoy, en la TV hay thrillers, dramas, series estilo culebrón... ¿se enmarca en alguno de estos géneros "Llámame Bruna"?
–¡Todo eso! (risas). Es una serie bien dramática, porque a ella le pasan cosas fuertes, pero también mostramos lo que les sucede a otras de las chicas que son sus compañeras. Además, vemos sus conflictos con las familias, las vidas que dejan atrás y la doble vida que llevan.

–¿Pudiste conocer a Raquel Pacheco, la verdadera Bruna?
–Sí. Fue el primer requisito que puse, porque quería saber cómo era ella. La experiencia fue única: ella hoy en día es DJ, vende productos eróticos y trabaja como consultora de sexo y servicios afines por internet. La conocí en una cita que concretó la producción a la que yo fui con los ojos vendados y en la que ambas nos descubrimos a través del tacto y la voz. Yo hasta entonces no la conocía, y ella sabía que se había elegido una actriz, pero no sabía que era yo. Durante 40 minutos hablamos y me contó muchas de sus experiencias, las cuales yo fui repitiendo en voz alta, como si fuera ella.

–¿Te sirvió ese ejercicio actoral?
–Muchísimo. Yo, además, usé muchas de las cosas que ella hacía y decía a través de las redes sociales. Me sirvió mucho su interacción en las redes para crear el personaje. Eran cosas y detalles pequeños, pero los usé.

–En Argentina y en varios países de América Latina, se propagó en los últimos dos años el movimiento #NiUnaMenos, que busca concientizar en contra de la violencia de género y frenar la creciente tasa de femicidios que existe en la región. ¿Cómo se inserta la serie en este contexto? ¿Reivindica en algún punto el rol de la mujer?
–Sí, soy feminista y creo que la serie trata el tema de una forma más madura y responsable. Sobre todo en el sentido de que en el pasado la historia de Bruna ha sido expuesta bajo una luz más romántica y de aventura, pero aquí nos encontramos con la realidad cruda. Esta serie tiene violencia, historias duras, escenas violentas, que tienen una carga más dramática. Digamos que aquí los clientes no son glamorosos o agradables, como se los ve en otras series de televisión. Espero que la serie abra el debate de la prostitución, que es una realidad desde hace años en Brasil y otros países.

–De los '80 a esta parte, muchas películas o historias retratan hombres que prefieren pagar por sexo o por la compañía de mujeres que venden su cuerpo. Desde "Mujer bonita", pasando por "El Negocio" y más recientemente la serie "Te Girlfriend Experience". ¿Por qué creés que el público siente tal fascinación por estas historias?
–Quizás se deba a una visión que siempre fue más masculina de estas historias. Creo que se debe a que el sexo llama la atención y vende. La diferencia ahora es que el foco se pone en la mujer, sus elecciones y su mirada, lo cual es refrescante.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas