espectaculos - Game of Thrones Game of Thrones
domingo 27 de agosto de 2017

Las incógnitas que debería resolver Juego de Tronos en su final

La relación entre Arya y Sansa Stark, el beso entre Jon y Daenerys, la identidad del Rey de la Noche o cuál es el papel reservado para Bran Stark son solo algunos de los muchos misterios que el último capítulo de «Juego de tronos» (7x07) debería resolver antes de acometer su temporada final.

¿Aliadas o enemigas?

Toda la séptima temporada de «Juego de tronos» ha planeado en torno a la cada vez más tirante relación entre las hermanas Stark. Aunque desde que la ficción se estrenó en HBO quedaron patente sus diferencias —Sansa quería ser dama y Arya una guerrera— ha sido en esta penúltima entrega, tras su tenso reencuentro, cuando más evidente ha sido su mala relación.

Después del momento vivido en el 7x06 de «Juego de tronos», cuando las amenazas entre ambas dejan de ser tan veladas, el cierre de esta séptima temporada debe poner el broche de oro a su destino. ¿Aliadas o enemigas? Si hacemos caso al tráiler con el que se promocionó la serie antes de su estreno este año, en el que Sansa caminaba sola mientras se escuchaba una voz en off: «Cuando cae la nieve y sopla el viento blanco, el lobo solitario muere, pero la manada sobrevive...».

Una frase que tiene su eco en la citada por Ned Stark, padre de ambas, haciendo referencia a la unión de los Stark: la única manera de sobrevivir es que la familia permanezca unida. Por lo que cabe esperar que pese a las tiranteces, Arya y Sansa dejarán a un lado sus diferencias.

¿Morirá Meñique?

Siguiendo el hilo anterior, lo previsible es que ambas hermanas Stark aparquen sus diferencias para hacer frente a un enemigo común: el esquivo y maquiavélico Meñique. Sería metafórico que Petyr Baelish muriese con la daga valyria que le regala a Bran, y este luego a Arya. En el sexto capítulo de la séptima temporada, Arya se la da a Sansa: ¿una mano tendida para mostrarle a su hermana, sin palabras, quién es el verdadero enemigo?

Si Jon Nieve no sabe nada, Meñique es su némesis: lo sabe todo. Desde que comenzó la serie, y a lo largo de todas las temporadas de «Juego de tronos», Meñique ha ido tejiendo una tela de araña en la que siempre captura a sus rivales. Aprovechando su mantra —«El caos es una escalera»— y con una ambición desmedida, Baelish ha conseguido con sus ardides salir siempre bien parado, incluso logró que Lysa Arryn matase a su esposo por él.

La única debilidad que ha presentado Meñique en «Juego de tronos» fue primero Catelyn Stark y, ahora, Sansa, de la que dice estar enamorado. ¿Ha sentenciado su amor por la joven Stark su ambición, logrando que por fin se distraiga y caiga en una trampa?

Si la alianza entre Sansa y Arya se certifica en este último capítulo de la temporada, Meñique debería morir. Arya sería su verdugo, y en un giro del destino, su pupila Sansa, el cerebro pensante, superando a su maestro en el mismo campo que este siempre destacó.

El final de Cersei

Su personaje siempre ha sido importante, pero su relevancia ha ido desvaneciéndose de forma inversa a su camino al Trono de Hierro. El vanidoso personaje satisfizo todas sus pretensiones en la vida, arrastrando a la muerte a sus enemigos y haciéndose con la corona de los Siete Reinos. También vio morir a todos sus hijos, quizás la única muestra de humanidad que la Lannister ha mostrado a lo largo de «Juego de tronos». Y, por supuesto, también ha vivido el amor, no con Robert Baratheon, cuyo matrimonio fue por conveniencia, sino con su mellizo Jaime.

Logró dilapidar los prejuicios sobre su incestuosa relación acallando a quienes los difundían o desde su posición de poder. Esta temporada de «Juego de tronos» le anuncia a su hermano que espera otro hijo suyo, pero en esta ocasión no esconderá quién es el verdadero padre, algo que emociona a Jaime.

Sin embargo, su ambición desmedida será previsiblemente su sentencia de muerte. Si tenemos en cuenta la profecía valonqar de los libros, la actual Reina morirá a manos de su hermano pequeño. Aunque podría ser Tyrion, cuya relación nunca ha sido buena, cada vez gana más fuerza la que erige a Jaime como su verdugo. A Cersei parece habérsele subido el poder a la cabeza, y si bien al principio de «Juego de tronos» Jaime era un personaje más frívolo, ha ganado enteros en la empatía de los espectadores tras su viaje con Brienne, distanciándose más de las metas que persigue su hermana y, sobre todo, de sus métodos para conseguirlas. Por eso, a nadie le extrañaría que, por fin, harto de tanto juego, Jaime Lannister acabase con ella.

Herencia Targaryen

Sabemos desde la pasada temporada de «Juego de tronos» que Jon Nieve es hijo de Raeghal Targaryen y Lyanna Stark, gracias a un flashback de Bran. También, después de que Elí le leyese a Sam en voz alta los apuntes de un maestre, que la unión de los progenitores del Rey en el Norte habría sido legítima, después de que el hermano de Daenerys anulase su anterior matrimonio y celebrase en Dorne el nuevo con la hermana de Ned Stark.

Sin embargo, y pese a las pildorillas que han ido soltando al respecto en «Juego de tronos», Jon Nieve todavía desconoce su pasado.

Además, mucho se ha especulado con que Tyrion, después de lograr tocar a los dragones, podría tratarse de un Targaryen y del tercer jinete de las criaturas. Y, aunque Tyrion pudiese ser fruto de la violación de El Rey Loco a su madre Joanna, esta teoría parece perder fuerza ahora que Viserion ha sido convertido en un espectro por El Rey de la Noche.

Jon y Daenerys

Si nos lo llegan a decir hace unas tempradas, probablemente nos habríamos reído. Las cosas nunca terminaban bien para los buenos si era George R.R. Martin quien las pensaba. Sin embargo, la atracción sexual entre la Madre de Dragones y el Rey en el Norte quedó patente desde que ambos coincidieron en Rocadragón.

Mientras que al principio la tensión entre ambos parecía más esquiva y vivía un tira y afloja por el orgullo, el último capítulo de «Juego de tronos», con Daenerys más emocionada por recuperar con vida a Jon Nieve casi que por perder a su «hijo» Viserion, parece más que evidente. Las miradas, las caricias, e incluso los comentarios de Davos o Tyrion solo certifican lo que ya parece seguro: la khaleesi y el bastardo por antonomasia terminarán juntos. Y qué mejor cierre de temporada que con un beso entre ambos.

¿Serán ellos la Canción de Hielo y Fuego de Martin?

Bran

¿En serio Bran, siendo un tullido, ha recorrido tanta distancia para un flashback? ¿De verdad ha sobrevivido a todos los peligrosd de Más Allá del Muro, y también a sus aliados Jojeen Reed y Hodor para nada? No lo creemos. Su papel como Cuervo de Tres Ojos tiene que ser decisivo, solo esperamos que por fin se materialice en qué aspecto lo será. Ya sea para discubrirle a Jon Nieve su identidad, para encontrar el arma con la que batir al Rey de la Noche y su séquito de muertos o para meterse dentro del recién convertido a espectro Viserion.

Recordemos lo que le dijo su predecesor: «Nunca caminarás de nuevo, pero volarás». Que haya sobrevivido a todos los peligros a los que se ha enfrentado nos parece excesivo si su destino es volar como un simple cuervo, por muy rápido que lo hagan. Así que esperemos que tenga más jugo su papel y, como cambiapieles, consiga controlar al dragón de hielo.

¿Quién es el Rey de la Noche?

Un único flashback temporadas atrás nos permitió conocer el aspecto del Rey de la Noche como humano, así como los motivos por los que los Niños del Bosque lo convirtieron en tal. Sin embargo, poco más se sabe de este misterioso personaje.

Ahora que está armado con «un arma de destrucción masiva» como lo es Viserion, esperemos conocer su verdadera identidad.

¿Qué escupirá el Dragón?

¿Qué ocurrirá con Viserion ahora que es un espectro? Son muchos los que asocian la transformación de uno de los hijos de Daenerys con una criatura mítica que hasta ahora no se había mencionado en la serie, el Dragón de Hielo, pero que sí aparece en las novelas de George R.R. Martin «Canción de Hielo y Fuego». Así lo describe: «Era blanco cristalino, ese tono de blanco que es tan duro y frío que casi parece azul. Estaba cubierto de escarcha, cuando caminaba su piel se rompía y sonaba como la nieve bajo las botas de un hombre, y le caían copos de escarcha. (...) Sus ojos eran claros, profundos y helados».

¿Y qué es lo que escupiría Viserion? Esto es lo que dice Martin en los libros: «Cuando el dragón de hielo abría su enorme boca, y exhalaba, no era fuego lo que salía, el sulfuroso y quemador aliento de los dragones menores. El dragón de hielo respiraba frío. El hielo se formaba cuando respiraba. El calor se desvanecía. Los fuegos se extinguían, asolados por el frío. Los árboles se congelaban hasta sus almas más secretas, y sus miembros se volvían frágiles y se rompían por su propio peso. Los animales se volvían azules, gemían y morían, sus ojos se abultaban y su piel se cubría con escarcha. (...) El dragón de hielo insuflaba muerte en el mundo; una muerte silenciosa y fría».













Fuente: abc.es

Más Leídas