espectaculos espectaculos
domingo 12 de junio de 2016

Las curiosidades del pato más gruñón

El pasado 9 de junio el Pato Donald cumplió 82 años. A pesar de su edad, el personaje sigue más vigente que nunca, y tiene sus razones.

El Pato Donald cumplió 82 años este 9 de junio pasado y para celebrarlo el Disney Channel preparó una programación especial con la que rindió homenaje al pato más bondadoso y a la vez más cascarrabias. Sus números son aplastantes: más de 200 largometrajes en sus 82 años es un récord del que muy pocos pueden presumir.

Donald nació (fue creado) por Dick Lundy el 9 de junio de 1934, apareciendo por primera vez en «La gallinita sabia», un corto de ocho minutos de duración. Entonces solo era un personaje secundario, pero ya atrapó a la audiencia gracias, entre otras cosas, a la particularísima e ininteligible voz de su doblador, Clarence Nash, que se pegó farfullando de manera gangosa sobre el personaje durante más de cinco décadas.

El pato más gruñón de todos, y tío de tres simpáticos e inteligentes patitos (Hugo, Paco y Luis), y sobrino del pato más millonario de todos, «Rico Mac Pato», en un principio era más bien alto, con las patas largas, y aunque resultaba cómico no era lo bastante «real» y se parecía más a un cisne.

En manos del animador Carl Barks quedó más bajito y de trazos más firmes. La cabeza se hizo más grande para lograr una expresión de su cara más reforzada. Sus ojos se agrandaron para darle más personalidad y el pico se hizo más corto.

El primer largometraje en el que participó Donald fue «El dragón chiflado» en 1941, pero sus dos películas más conocidas son «Saludos Amigos» (con el título original en español), un mediometraje de 1942 ambientado en Sudamérica, y «Los tres caballeros» (1944), un clásico de Disney en el que el pato se traslada a Brasil y México. También apareció en 1988 en «¿Quién engañó a Roger Rabbit?».

Como datos curiosos, en 1995 un asteroide fue bautizado como Pato Donald y en 2004 consiguió su estrella en el paseo de la Fama de Hollywood, un honor que comparte con otros personajes animados como Bugs Bunny, la rana Kermit, Mickey Mouse, Blancanieves o Shrek.

«Desde sus comienzos modestos como un pato de granja, Donald se ha convertido en uno de los ídolos culturales más queridos del planeta», indicó la Cámara de Comercio de Hollywood, encargada de la concesión de las estrellas.

Y como prueba del tirón popular que sigue teniendo pese a su venerable edad, en 2013 se vendieron 80 millones de copias de sus revistas, que cuentan con ediciones locales en 16 países de Europa, Oriente Próximo y África, según los datos de Disney.

Todo ello para un personaje con apariencia de tontorrón y un mal genio difícilmente controlable, que le hace ser el blanco ideal de las bromas de todos sus amigos, aunque pasado ese pronto, su bondad y su extrema lealtad le han hecho ganar la confianza de sus compañeros de aventuras y de millones de espectadores.

Fuente: abc.es

Dejanos tu comentario

Más Leídas