espectaculos espectaculos
domingo 04 de septiembre de 2016

Las comparaciones odiosas de Ben Hur y su remake

La nueva versión de la histórica película de 1959 ha topado con una mueca torcida de la crítica. Estas son algunas diferencias entre aquella y la actual.

Presupuesto

Ben-Hur (1959) contó con el mayor presupuesto que hasta entonces había tenido una película, superior a los 15 millones de dólares. Fue la película más taquillera del año y llegó a convertirse en el segundo filme más rentable, solo por detrás de «Lo que el viento se llevó» (1939). La de hoy ha costado casi 100 millones de dólares aportados en su mayor parte por Paramount y MGM.

Oscar

La cinta obtuvo la cifra récord de once premios Oscar, entre ellos mejor película, mejor director para William Wyler, mejor actor para Charlton Heston, mejor actor de reparto para Hugh Griffith y mejor fotografía. Sus once Oscar no han sido superados, solo igualados por «Titanic» y «El señor de los anillos». Las críticas estadounidenses hacen prever que esta no seguirá el mismo camino.

Actores

Wyler escogió a Charlton Heston después de que lo rechazara Burt Lancaster. Este, que se consideraba ateo, rechazó el papel de Ben-Hur porque «no le gustaba la violenta moralidad de la historia» y porque no quería promover el cristianismo. También se pensó en Paul Newman, pero lo rechazó porque ya había trabajado antes en otro papel sobre un personaje bíblico en «El cáliz de plata» (1954) y no le gustó la experiencia. También dijo que no estaba hecho para llevar túnica. Timur Bekmambetov afirma que escogió a Jack Huston (nieto de John) como Ben-Hur porque «no sólo es un jinete experimentado, sino que es como si hubiera nacido en esa época. No me sorprendería si alguno de sus antepasados hubiese luchado realmente contra los romanos». Lo cierto es que la primera opción fue Tom Hiddleston (Loki).

Escenarios

El rodaje de las secuencias del desierto iba a ser en Libia hasta que las autoridades se dieron cuenta de que el filme promovía el cristianismo. Entonces el Gobierno les impidió grabar allí y se trasladaron a España. Bermambetov rodó en Cinecittá (al igual que la original), en Bari y en el desierto del Colorado.

La carrera de cuadrigas

La planificación de la escena de la carrera duró casi un año. En noviembre de 1957 se compraron setenta y dos caballos y se importaron de Yugoslavia y Sicilia. Los caballos árabes de la cuadriga de Ben-Hur eran en realidad caballos de pura raza española, mientras que el resto eran en su mayoría lipizzanos. En la nueva versión la famosa secuencia de la carrera de cuadrigas fue ensayada durante más de dos meses. En ella trabajaron con 32 caballos. Al contrario que en la original, algunas de las tomas más peligrosas se crearon digitalmente, según el estudio de producción por la seguridad de los caballos y de los equipos especialistas en la acción.

Preparación de actores

Fue importante en ambos casos. Tanto Charlton Heston como Stephen Boyd tuvieron que aprender a conducir los carros. Heston era un experimentado jinete y practicó tres horas diarias para aprender a dominar la cuadriga. El actor tuvo que usar lentillas cuando montaba para evitar que le entrara arena en los ojos. Los otros seis conductores que compiten contra Ben-Hur y Messala fueron interpretados por experimentados jinetes de Hollywood, entre los cuales estuvo Giuseppe Tosi, que años atrás había sido guardaespaldas del rey Víctor Manuel III de Italia. En esta nueva película, Huston (Ben-Hur) y Kebbell (Messala, también le recordarán como el empático hijo drogadicto del gánster de «Rocknrolla») recibieron doce semanas de formación intensiva para conducir una cuadriga. Ambos tenían experiencia como jinetes, pero para dirigir un tiro con cuatro caballos en una carrera de cuadrigas hacen falta más habilidades.








Fuente: abc.es

Dejanos tu comentario

Más Leídas