espectaculos - Gustavo Cordera Gustavo Cordera
lunes 12 de junio de 2017

La vuelta del Pelado Cordera a los escenarios sumó varios repudios

Una banda y un grupo de jóvenes se hicieron oír contra el ex cantante de la Bersuit

"Lo que dijo el señor Gustavo Cordera se condena. Amo este lugar y ojalá la semana que viene reflexionen", dijo Barbi Recanati durante el show que Utopians dio en La Trastienda en la noche del sábado 10 de junio. En su vuelta a los escenarios después de haber sido mamá, la cantante cuestionó que el ex frontman de Bersuit tuviera la posibilidad de tocar en la sala de la calle Balcarce -tiene dos fechas anunciadas, el jueves 15 y viernes 16- después de haber dicho "hay mujeres que necesitan, porque son histéricas, ser violadas, porque psicológicamente lo necesitan y porque tienen culpa y no quieren tener sexo libremente" en una charla con alumnos de periodismo el año pasado.

El repudio a Cordera no quedó reducido a ese comentario de Recanati: un grupo de jóvenes protestó en la puerta del local con leyendas como "Cordera sos la cultura de la violación" y "La Trastienda encubre violadores", reclamando que no se permitan los conciertos programados.

Cordera actuó varias veces en el reducto de San Telmo, la última de ellas en mayo de 2016 (allí también registró su disco Vivo de 2014). Desde abril de 2017, cuando se anunciaron las presentaciones del próximo jueves y viernes, las protestas vienen sucediéndose en las redes sociales. Se prevén más "escraches" para los próximos días.

Tras el escándalo, la carrera del "Pelado" entró en un cono de sombras. Volvió a los escenarios en diciembre en el Complejo Multiespacio de Río Cuarto, Córdoba. El 27 de febrero actuó en Punta Ballena, Uruguay. Y ahora continuará presentando su disco Tecnoanimal en La Trastienda y luego, el 24 de este mes, en el espacio Landia de Uruguay. En marzo de este año subió un video a sus redes reclamando que le permitieran reencontrarse con la música: "Me siento con dolor en el pecho, angustiado, acorralado, pisoteado también. Y yo sé que a mí no me conviene hablar. Mucha gente que me quiere y me respeta me dice que me calle. Hace siete meses que estoy callado y, la verdad, no puedo más".

Tras varias denuncias, a Cordera se le abrió una causa por "incitación a la violencia colectiva" en el Juzgado Federal 6 de Gustavo Canicoba Corral. En abril, el magistrado lo procesó y embargó por $500 mil pesos. Un mes antes, el músico había presentado un escrito de descargo en el que se excusaba: "Lo hice en el contexto de una charla formal, con ingresantes de la carrera de periodismo. Me dijeron que en la charla solo asistiría un reducido grupo de alumnos y que la misma no sería publicada, ni mucho menos difundida, ya que tales acciones se encuentran prohibida por la normativa interna de la Escuela".

Fuente: Rolling Stone
Fuente:

Más Leídas