espectaculos - El Siete El Siete
martes 31 de mayo de 2016

La Ranchera sigue su ruta y ahora va tras la "corona"

Hasta este miércoles se filma en Maipú el quinto capítulo de la serie televisiva mendocina en la que Gisela Campos debuta como actriz

A Gisela Campos le llegó el momento. Desde el año pasado venía preparándose para su debut en la actuación y este semana lo está experimentando.

Es que hasta este miércoles se filma en Maipú el quinto capítulo de Ranchera, la serie de unitarios televisiva creada y producida por el mendocino Miguel Grau Bassas que –como en las entregas anteriores– cuenta con figuras foráneas y locales en su elenco protagónico.

Este capítulo pasa –como no podía ser de otro modo– por la historia de una virreina de la Vendimia olvidada por la sociedad que está despechada y con sed de venganza. Intentará robar la corona a la reina (en la piel de Carolina Andrade) para la cual trabaja, y lo hará con la ayuda de dos personajes desopilantes, encarnados por el reconocido actor Osqui Guzmán y el talento juvenil Victorio D'Alessandro (Casi ángeles).

"Esta vez trabajamos todo el tiempo el absurdo, es una historia muy divertida", apunta Grau Bassas, con el consentimiento del director porteño Diego Corsini (Pasaje de vida), quien se puso al frente de las cámaras de Ranchera desde hace varios capítulos.

Con su primera incursión en la ficción, la conductora de Tardes compartidas (que emite de lunes a viernes, a las 19, por El Siete) sintió volver el tiempo atrás, cuando ella fue virreina vendimial.

"Sí, fue remitirme a mis años de Vendimia, fue especial. Pero de otra forma, claro. Porque mi personaje es totalmente opuesto a lo que fui yo", advierte Gisela en cuanto a su rol de una soberana "malhumorada, olvidada por el pueblo, que trabaja como coordinadora de la reina y con su marido arman un plan para robarle la corona".

"Trabajar con grandes actores, con gente tan copada, se hace más fácil, no estoy padeciendo el debut. La verdad que me siento muy cómoda y me está gustando mucho la actuación".

Con la sinceridad que la caracteriza, Gise admite: "El guión no me lo sé de memoria, sé lo que mi personaje quiere decir en cada escena y lo digo a mi manera, le doy mi impronta".

Por su lado, D'Alessandro se muestra muy entusiasmado con el proyecto y asume con gran desafío su rol protagónico. "Cuando llegué acá me acordé que hace un montón de años, con Casi ángeles vine a grabar a Mendoza", dice el actor. "Pero ahora es distinto porque estamos en el departamento de Maipú, en el corazón de la tierra mendocina, entre las montañas, los olivares, en las plazas, y estoy atendido como un rey", destaca.

"Me enganché con la propuesta porque me da la posibilidad de encontrarme con un personaje diferente a todos los que he hecho hasta ahora. El Cholo es un personaje muy bizarro que me saca del código que venía trabajando. Además, trabajar con Osqui (Guzmán) es muy bueno, es un maestro. Y el director, Diego Corsini, la tiene muy clara. Todo el equipo es de primer nivel, le ponen muy buena energía y mucho esfuerzo para hacer esta serie", cuenta.

Justamente, con Osqui Guzmán forman una dupla excéntrica y cuasi absurda que va recorriendo diferentes escenarios maipucinos. "Me encanta venir a Mendoza, es una provincia maravillosa, y venir para trabajar es un programa perfecto", dice el actor del elogiado unipersonal El Bululú, famoso por sus papeles en tiras como Hermanos y detectives, Casi ángeles, Mi amor, mi amor.

"Los sueños hay que empezar a decirlos y compartirlos para que se construyan y se concreten. Así pasó con este capítulo de Ranchera, era una idea que logramos entre todos hacerla realidad", dice Osqui sobre este episodio que viene pergeñándose desde el año pasado.

Tras el fin del rodaje del cuarto capítulo, el verano pasado, el director porteño Diego Corsini comenta que esta quinta parada de Ranchera es la más compleja. "Tiene más personajes que los anteriores, se hace más difícil porque todo está hecho a pulmón y valió la pena jugársela porque está saliendo todo muy bien", sostiene.

"Nos gustaría lograr el sexto capítulo en unos meses y tener así la mitad de la serie lista, que ya podría comenzar a emitirse para que el rodaje de los siguientes capítulos se den continuados, estamos más aceitados con el equipo de trabajo y Mendoza es como mi segundo hogar", considera.

En este sentido, el creador y productor de esta road movie televisiva, el director Miguel Grau Bassas, completa: "La idea es que con el material también podamos salir a competir en festivales internacionales y darle más vuelo a Ranchera".

"La ficción sin presupuesto grande es complicada. Se basa más en la predisposición de los que trabajan, y los actores que hasta ahora estuvieron en Ranchera le han dado un empujón inmenso. Así que de a poco vamos avanzando", reflexiona Grau Bassas.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas