espectaculos espectaculos
sábado 10 de septiembre de 2016

La mejor voz del país suena hoy en Maipú

Valeria Lynch, la intérprete cuyo registro es admirado en el mundo entero, presenta su nuevo espectáculo, en el que incluye covers del rock de los '70.

La energía de las divas es única. Se trata de mujeres que irradian luz, fuerza, magia. Valeria Lynch es así, pero no sólo arriba del escenario cuando las luces la iluminan y los micrófonos se encienden, sino que debajo del escenario también impacta a cuanta persona se cruza en su camino.
A 39 años del inicio de su carrera, la seductora rubia, dueña de clásicos como Señor amante, Qué ganas de no verte nunca más y Me das cada día más, sigue llenando teatros, grabando discos y marcando hitos en la historia musical argentina.
Hace poco cantó nada menos que en el teatro Colón y batió un record al convertirse en la única cantante popular que agota dos funciones en ese coliseo argentino.
A menos de un año de su última presentación en la provincia, regresa con su nuevo espectáculo, Grande Val!, que es el mismo que presentó con gran éxito en el teatro Rex de Buenos Aires.
El show será esta noche, a las 21.30, en el Stadium Arena Maipú. Las entradas van de $250 a $650 y se venden allí, en el complejo de entretenimientos.
Tras bajar 10 kilos siguiendo una estricta dieta y concretar varios anhelos artísticos, ahora la esperan nuevos e innovadores desafíos, como grabar con el rey del electro pop: Maxi Trusso.
"Todavía no sabemos si será un disco o una canción, sé que él escribió un tema y nos tenemos que juntar. Me parece amoroso, la está rompiendo y quiero colaborar con él", adelantó sobre el proyecto que unirá a estas dos potencias de la música nacional.
Lynch llegó Mendoza dos días antes del recital y dialogó en persona con Escenario acerca del gran momento que vive, tanto en lo personal como profesional.

–¿Cómo es "Grande, Val"?
–Es un mix entre los temas míos de siempre, esos que no puedo dejar de hacer jamás, además amo hacerlos y sé que la gente los espera. Además, hay algunos temas de mi nuevo disco, más un mix de rock nacional para el final con el que la gente delira. Es un segmento que gusta mucho porque son canciones de los '70. El vestuario me lo hizo Claudio Cosano, a quien amo. Hay tres cambios de vestuario y somos unas 20 personas arriba del escenario. Los chicos del coro son todos ex alumnos de mis escuelas.

–Siendo que interpretás covers en tus shows, ¿cuál fue el tema que más sorprendió al público?
–Muchacha ojos de papel, del Flaco Spinetta. Tengo una historia hermosa con esa canción porque yo lo conocí al Flaco. Cuando yo hacía Hair, Spinetta estaba de novio con una compañera mía. Él siempre venía a buscarla al teatro. Yo era muy flaquita y los dos teníamos una melena de rulos muy larga, siempre me decía que parecíamos hermanos. Siempre me decía: "¡Sos mi hermana, sos mi hermana. Me impresiona que nos parezcamos tanto!".

–¿Te influenció en la música?
–Muchísimo. Fue alguien que marcó toda mi juventud. Pienso que Almendra fue el punto de partida para el gran compositor que fue. Me pareció que Muchacha ojos de papel fue emblemática y a mí, justo, me toca de cerca porque sé la historia, recuerdo el noviazgo de ellos dos. Mi director musical hizo un arreglo hermoso y es la gran sorpresa del show.

–Hacés melódico, rock, baladas... ¿Hay algún género al que le tengas miedo?
–Sí, al lírico. Le tengo mucho respeto porque requiere de una rigurosidad enorme. Primero hay que nacer cantante lírico y luego perfeccionarse mucho y estudiar toda la vida. El amante de la ópera no perdona que haya una nota diferente a lo que está escrito en una partitura lírica. El cantante lírico no puede. Yo estudio lírico, pero lo hago para desafiarme no para cantar lírico, porque me da terror. Lo hice en la obra Las hijas de Caruso, pero como algo ocasional.

–¿Dirías que esa obra en la que cantaste arias fue uno de los mayores desafíos de tu carrera?
–Sí, uno de ellos fue esa obra, seguro. Este show que traigo a Mendoza es el mismo que hice en el Gran Rex y estuve a punto de agregar una canción lírica, pero no quise. Siempre salgo al escenario con nervios, pero habría estado toda la noche pensando en esa canción, en ese momento, y yo quiero disfrutar.

–¿Todos pueden cantar? ¿Es algo que se puede adquirir con mucho esfuerzo y estudio?
–No. Con el timbre de voz se nace, es el sello distintivo de cada uno. No se adquiere. Lo que se puede adquirir es la técnica, la experiencia. Podés cantar en la ducha, cantar en cumpleaños, pero no todos pueden ser cantantes. Creo que se nace cantante. De todas formas, tengo muchos alumnos en mis escuelas que se preparan para cantar porque les gusta y les hace bien, les nutre el alma.

Estrena muscial en Mendoza

El próximo sábado 17, Valeria Lynch regresa a Mendoza para presenciar el estreno del musical Pasión bohemia, el cual creó con Patricio López Tobares y Mariana Letamendía.
Alegría, glamour y amor son los pilares de este gran reino del placer que nos invita a vivir la obra, a través de una red de historias que transcurren en el templo del cabaret y del encanto parisino como fue el Moulin Rouge.
El show será, a las 22, en el teatro Tajamar, que se transformará por esa noche en el mítico Moulin Rouge.
El espectáculo, protagonizado por alumnos de la Escuela de Comedia Musical que Valeria Lynch tiene en Mendoza, seguirá en cartel todos los sábados de este mes en Tajamar.
Las entradas cuestan $120 y se venden desde este lunes en la boletería de esa sala ubicada en el Paseo Alameda 1921, de Ciudad.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas