espectaculos espectaculos
miércoles 31 de agosto de 2016

La luz incidente, la película más personal de Ariel Rotter

El director habla sobre La luz incidente, cinta protagonizada por Érica Rivas que triunfó en los festivales de Mar del Plata y La Habana.

El mundo interno de una mujer, sus conflictos, pesares y silencios son el eje de La luz incidente, la más reciente película del realizador bonaerense Ariel Rotter, que llega este jueves a los cines de todo el país. A fines del año pasado, la cinta se consagró como la mejor en el Festival de Cine de Mar del Plata y tuvo su estreno mundial en el Festival Internacional de Toronto, en Canadá, así como su premier europea en el Festival Internacional de Rotterdam, en Holanda.

La película es además la consagración definitiva de Érica Rivas como actriz dramática y llega tras su elogiado trabajo como una novia desquiciada en Relatos salvajes, de Damián Szifron.

La luz incidente cuenta el inicio errático de una relación sentimental, entre una mujer que no logra rearmar su vida y un hombre desconocido que le propone formar una familia junto con él.

Se trata de un filme de época, visualmente impactante, ambientado en los años '60.

Diario UNO dialogó con el director que se consagró en Berlín con su película El otro, protagonizada por Julio Chávez.

"La verdad es que revolviendo entre cosas viejas encontré fotos familiares en blanco y negro que estuvieron guardadas durante muchos años y sentí que tenían un valor gigante para mí. Sentí que en esas fotos, en esos rostros había algo que contar", dice Rotter al respecto de la cinta que rodó en 2014, luego llevó por festivales de cine de todo el mundo y que recién ahora llegará al público argentino en general.

A partir de esas imágenes familiares, entre la que se destacaba un casamiento donde nadie parecía feliz, Rotter craneó la historia de Luisa, una mujer que perdió a su esposo en un accidente de tránsito y que de pronto se encuentra con un candidato que le ofrece rehacer su vida con él.

"Hay locaciones que elegí especialmente porque quería evocar la posibilidad de un mañana, los cambios, el horizonte. Hay una escena frente al Hipódromo que se debe justamente a eso, a querer generar esa sensación", recuerda el realizador.

En ese sentido, agrega: "La película tiene dos líneas: una ligada a la pérdida y otra a la construcción, al futuro, y si bien en un momento las pensé como partes separadas, luego se sucedieron una a la otra".

En cuanto al tono del filme, empezando porque es en blanco y negro y teniendo en cuenta que se trata del universo interno de una mujer desolada, Ariel Rotter ha confesado en más de una ocasión que este fue un proyecto que se resistió a hacer.

"Si bien es una película de ficción, está inspirada en ciertos eventos y un posible pasado familiar mío, y tiene que ver con muchas cuestiones personales por lo que me costaba mucho tomar distancia, por momentos. Eso se hizo bastante pesado, porque había que entrar en ese estado mental", explica el cineasta, quien recientemente fue padre de una nena.

"El interés por contar esto surgió por una serie de historias a las que tuve acceso durante varias charlas con mis parientes y que sucedieron antes de que yo naciera. Todo empezó porque quería hacer un documental acerca de mi familia. Fue un proceso de indagación familiar con cosas que nadie me quería contar", indica respecto de la parte personal que incluye esta producción.

Se trata de una cinta que aborda dos temas claros: el luto y el rol de la mujer. La mirada femenina y las realidades que afrontaban las mujeres en los '60 están muy presentes en La luz incidente.

La ambientación estuvo a cargo de Aili Chen, la mujer de Rotter, mientras que la fotografía es de Bill Nieto y el vestuario, de Mónica Toschi.

Además del trabajo de Érica Rivas también deslumbran las performances de Marcelo Subiotto como el candidato de Luisa y de su madre, personificada por Susana Pampín.

"Pensé en Érica desde el momento en que empecé el guión, siempre la tuve en mente a ella", confiesa Rotter. La revelación es todo un dato, dado que la convocó cinco años antes de que la participación de ella en Relatos salvajes se robara los titulares de todos los medios del país.

En cuanto al personaje de Subiotto, Rotter aporta: "Para este hombre es una necesidad que esta familia tome forma. Es algo que necesita".

Sobre su proceso de dirección, el artista de 43 años, dice que es más bien intuitivo.

"Se va haciendo un camino sin necesariamente saber cuál es el mejor modo de recorrerlo. Eso siento al respecto del trabajo con los actores que elijo", indica.

En conclusión, La luz incidente es una película surgida de una motivación personal por descubrir ciertos episodios oscuros de su historia familiar y que Rotter pensó que a nadie podía interesarle. Sin embargo, se convirtió en una de las cintas argentinas más celebradas de los últimos años.

Tras su estreno comercial en Argentina, se espera que La luz incidente siga su camino por las pantallas del resto del mundo.

La música del trompetista Loiácono juega un rol central
En La luz incidente, la estética y la música cumplen un rol central. En ese punto, entra en acción la banda de sonido creada por el notable trompetista cordobés Mariano Loiácono, que incluye cuatro canciones originales.

Los temas son: Waltz for my hero, Waitin, Hangin y Bluesin.

La trompeta la toca Loiácono, la batería está a cargo de Eloy Michelini; el contrabajo, de Jerónimo Carmona; mientras, el piano está en manos de Pablo José Raposo.

Se trata del trabajo más reciente del notable músico de jazz, cuyo último disco, Black soul, elegido por la crítica como el mejor trabajo jazzero del año pasado.

luzincidente

Fuente:

Más Leídas