espectaculos espectaculos
domingo 08 de enero de 2017

La leyenda negra que persigue a los Globos de Oro

Los Globos de Oro de cine y televisión celebraron este año su edición número 74. Cuando comenzaron a repartirse, lo hacían en forma de pergamino y no del característico premio.

Los Globos de Oro, premios concedidos por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA), celebraron este año su edición número 74. Una ceremonia que lleva entregando galardones durante décadas, tras su comienzo al término de la Segunda Guerra Mundial, cuando el cine de artistas como Orson Welles, Preston Sturges y Michael Curtiz permitía a los americanos escapar de las penurias de la guerra y la posguerra.

Menos conocida que sus orígenes es la leyenda negra de la que los Globos de Oro no pudieron desprenderse durante años. Más de dos décadas después de su pistoletazo de salida, la Comisión Federal de Comunicaciones denunció que la ceremonia «había engañado al público sobre cómo se eliegieron los ganadores» (eran elegidos por un lobby, si estos no asistían al evento, se elegía a otro como ganador) y multó a la NBC —la cadena que durante años había emitido la gala, gracias a un lucrativo contrato con la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood— por participar en el escándalo, por lo que esta decidió prescindir de la ceremonia de los Globos de Oro desde 1968 a 1974.

Una de las categorías que premiaban los Globos de Oro antiguamente era la de nueva estrella del año. En 1981, ya superada la crisis con la NBC, se entregó dichó galardón a Pia Zadora por su actuación en «Butterfly», desbancando a Elizabeth McGovern («Ragtime») y Kathleen Turner («Body Heat»), las favoritas. La elección tuvo tal repercusión que se terminó destapando el soborno al que habían sucumbido los Globos de Oro. Resulta que el magnate Meshulam Riklis, marido de Zadora, había sobornado a algunos académicos, invitándoles al casino Riviera de Las Vegas para que depositasen su voto en favor de la actriz. Lo curioso es que el reconocimiento se desucbrió porque Zadora, que había debutado en «Santa Claus Conquers the Martians» a los 17 años, estaba inhabilitada precisamente por esto para optar al premio en dicha categoría.
¿Sabotaje?

Más recientemente, los Globos de Oro vieron cómo su reputación se empañaba cuando nominaron en 2011 a «The tourist», protagonizada por Johnny Depp y Angelina Jolie, como mejor película de comedia o musical, a pesar de las malas críticas que la cinta había recibido alrededor del mundo y de haber sido promocionada como thriller de espías. Una incoherencia. Tal y como señala Guy Adams en el artículo «Bribed Golden Globe judges nominate flops after Vegas junket: 'The Tourist' and 'Burlesque' are among poorly reviewed films up for awards» publicado en «The Independent», enseguida surgieron rumores de que Sony Pictures, distribuidora de The Tourist, había sobornado a los votantes con un viaje con todos los gastos pagos a Las Vegas y con un concierto de Cher.

Pero los Globos de Oro no siempre fueron tales. La Asociación de la Prensa Extranjera nació en 1943, cuando el corresponsal británico de «The Daily Mail» afincado en la meca del cine decidió crear esta asociación para compartir material y contactos. Aunque sus orígenes fueron humildes, pronto se expandió y sentó el campamento base de sus reuniones en el hotel Roosevelt. En su primera ceremonia, muy informal, celebrada en 1944 en los estudios de la 20th Century Fox en Los Ángeles, premiaron a Jennifer Jones por «La canción de Bernadette», que también ganó el premio a mejor película, y a Paul Lukas por «Watch on the Rhine». El premio ni siquiera tenía todavía su característica forma de globo rodeado por celuloide, sino que se entregaban en forma de pergamino.

No sería hasta el año siguiente cuando Mariana Cisternas ideó la estatuilla que hoy conocemos. Ese 1945, recién acabada la Segunda Guerra Mundial, se organizó la primera gala social en el hotel Beverly Hills, y «Siguiendo mi camino» ganó el Globo de Oro a la mejor película, mientras que Ingrid Bergman y Alexander Knox fueron reconocidos como la mejor actriz y el mejor actor respectivamente por sus actuaciones en «Las campanas de Santa María» y «Presidente Wilson». Categorías muy limitadas si las comparamos con las 14 que hay actualmente sobre cine. Eso debieron pensar en 1951 los miembros de la asociación, que, tras una división en 1950 que les separó en dos grupos que daban premios diferentes (Globos de Oro y Henrietttas), decidieron segmentar los premios en drama y comedia o musical.
Llega la televisión

Hubo que esperar hasta 1955 para que los Globos de Oro, en la que también hay periodistas españoles, se decidiese a incluir series de televisión en sus premios. Esta primera categoría, titulada «logro televisivo», premió a Desi Arnaz por «American Comedy» y a Dinah Shore por la antología de series de Disney. En 1962 crecieron las categorías televisivas, incluyendo la mejor serie, mejor actor y mejor actriz.

Hoy en día, los Globos de Oro reconocen logros en 25 categorías; 14 en el cine y en la televisión 11.
Fuente: abc.es

Más Leídas