espectaculos espectaculos
sábado 21 de mayo de 2016

La brasilera "Cinema Novo" ganó el Ojo de Oro de Cannes

El filme de 90 minutos es un ensayo poético sobre el movimiento cinematográfico e incluye extractos de los filmes de la época y testimonios.

El filme "Cinema Novo" de Eryk Rocha sobre ese movimiento cinematográfico nacido en Brasil en los años 1960 ganó este sábado el documental Ojo de Oro del Festival de Cannes, anunciaron los organizadores.

"Cinema Novo es una película-manifiesto sobre la vigencia de un movimiento cinematográfico casi olvidado de los años sesenta", indicó el jurado del certamen en el que competían todos los documentales presentados en Cannes. El jurado estaba presidido por el cineasta italiano Gianfranco Rosi, ganador este año del Oso de Oro de Berlín con el documental "Fuocoammare" sobre los refugiados que llegan por mar a Europa desde África.

El filme de 90 minutos es un ensayo poético sobre el movimiento cinematográfico e incluye extractos de los filmes de la época y testimonios de sus principales exponentes como Nelson Pereira do Santos, Leon Hirszman, Joaquim Pedro de Andrade, Ruy Guerra, Walter Lima Jr, Paulo César Saraceni y Glauber Rocha, padre del realizador.

Se trata de la séptima película, de Eryk Rocha ("Jard", 2013), que con 38 años realizó ante todo documentales.

"Sentí la necesidad de volver a las raíces cinematográficas de mi país, mirar un poco la historia de su cine y su historia política, para preguntarme porqué hago cine", explicó Rocha en Cannes en una entrevista con AFP durante el festival.

"El Cinema Novo para mí siempre fue una referencia esencial en mi formación y mi deseo de hacer cine, fueron películas muy importantes en mi vida".

Según el realizador "era una forma de producir un diálogo con otra generación y la película nace a partir de ese diálogo cinematográfico". Presentado en la sección Cannes Classics, el documental se sumerge en la aventura creativa de aquellos directores que inventaron una nueva manera de hacer cine para acercarlo al pueblo en la efervescencia de los movimientos contestatarios de la época.

"El Cinema Novo tenía otra idea de la colectividad", explicó Rocha. "Había proyectos colectivos y eso era muy importante porque unía a la gente a pesar de la diversidad estética del movimiento, con miradas muy distintas de los autores pero que tenían puntos en común muy importantes".

Los cineastas de este movimiento paralelo a la "Nouvelle Vague" francesa preconizaban una revolución cultural en Brasil, mirar su realidad y comprometerse con ella.

"El Cinema Novo se fue haciendo a medida que crecía con energía y pasión", explica el hijo de Glauber Rocha, quien cree que "hoy hay poco espacio para la reflexión, para pensar el sentido mismo de la vida y el sentido mismo de hacer arte".

"Hacer esa película hoy -señaló- es preguntarme en qué está la pasión del cine como pensamiento y su lugar como acción política".

Según el jurado, "Cinema Novo es un ensayo impresionista de un nuevo estilo que nos recuerda que el cine puede ser a la vez político y sensual, poético y comprometido, formal y narrativo, ficcional y documental".
Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas