espectaculos espectaculos
viernes 13 de octubre de 2017

Karamelo Santo regresa a su Mendoza natal

La banda encabezada por Goy Ogalde, que retornó a los escenarios el año pasado con una gira por México, anticipará esta noche temas de su próximo disco.

De vuelta al pago y para celebrar sus 25 años de carrera, Karamelo Santo tocará este fin de semana en su Mendoza natal.

La banda de rock con estilo fusión, liderada y fundada por Goy Ogalde, pionera en la mezcla de otros estilos como punk, folclore, cumbia, ska y reggae en Latinoamérica, se formó oficialmente en 1993 en la ciudad de Mendoza (aunque su recital debut fue en diciembre de 1992), a pesar de que los primeros trabajos de ideas y ensayos se plasmaron con una agrupación previa llamada Perfectos Idiotas desde 1987, con influencias y ensayos en México, Argentina y Chile.

Precursores e inspiradores del género llamado hoy "alterlatino", mucha agua bajo el río pasó por la historia de los Karamelo. Peleas, separación y disputas legales atravesaron al grupo, con heridas que el año pasado comenzaron a sanar cuando dos de sus miembros fundadores, Goy y Mario Yarke, se reunieron para una gira por México. Fue el inicio de este renacimiento que ya tiene nuevas canciones y una serie de conciertos por todo el país y por Chile.

"Se dio espontáneamente. Con esto de los 25 años, con Mario Yarke nos convocaron para una gira en México el año pasado. Él había estado ausente 15 años. Fue sorprendente porque nos dimos cuenta de que en México la banda es de culto. Eso nos empujó para continuar. Empezamos a trabajar en un disco y volvimos con todo", explica Goy acerca de este regreso de los Karamelo, que también incluye a otros viejos integrantes de la banda como Juan Pablo Bruno e Iñaki de la Rosa.

La inquebrantable banda mendocina al mando de Goy estará de vuelta en su provincia presentando aquellos clásicos y adelantando algunas canciones que darán forma a su nuevo álbum, El gran poder. El disco saldrá a la venta en marzo próximo.

"No nos vemos tanto y eso nos viene bien para cuidarnos, para no cansarnos", se sincera el cantante y compositor, también productor musical, cuyas cicatrices le enseñan a encarar esta nueva etapa de su banda desde otra perspectiva. Goy se refiere a su permanencia en Buenos Aires, vive en el barrio porteño de La Boca hace muchos años, y deja entrever que la distancia fortalece este renacer de Karamelo Santo.

"Karamelo siempre tuvo como consigna combinar los ritmos latinos con el rock. La música sin fronteras. Ahora estamos reviviendo un poco eso", dice Ogalde. Y así lo plasmarán esta noche en un show acústico en el casino Cóndor de Los Andes. Mañana, en tanto, armarán una fiesta masiva en la disco El Santo (Rodeo del Medio).

El líder asegura que hoy el presente de su banda "es más nihilista, pensamos en los niños de los pueblos originarios. Condenado define ese espíritu. Marca el futuro en armonía de nuestro país", manifiesta sobre la canción que acaban de publicar en las redes sociales y que formará parte de El gran poder.

"Karamelo le canta a esa gente, a esos pueblos originarios, abandonados, con una historia rica y una cultura propia siempre desprotegida, abandonada", completa Goy.

Comprometido con las luchas y defensas de derechos humanos en comunidades como la mapuche, Goy Ogalde opina sobre la desaparición de Santiago Maldonado.

"Me veo identificado con Maldonado porque seguramente he estado con él sin conocerlo, apoyamos la movida mapuche. Me da mucha pena que esto ocurra en nuestro país, que sigan las desapariciones. La culpa la tiene el Estado, que permite que reaparezca la maldita palabra desaparecido", cierra.

Algo de historia
En la primavera de 1992, Goy Karamelo, Fabiana Droghei y Mario Yarke fundaron la primera formación de Karamelo Santo, y luego de un mes de ensayos debutaron en el pub La Torre de la Ciudad de Mendoza, el 20 de diciembre de 1992.

Por primera vez aparecía aquí un nuevo estilo llamado rock mestizo, hoy rebautizado como alterlatino.
Grabaron en forma independiente su primer trabajo, La kulebra, en el estudio local Búnker Records, con un estilo de fusión de estilos muy diferentes, como pasodoble, bolero, cumbia, punk rock, ska y murga.

El cantante y productor David Byrne, ex líder de la afamada banda Talking Heads, felicitó personalmente al grupo por la originalidad de este álbum. Y el compositor y productor argentino Gustavo Santaolalla también declaró su admiración por la perfomance en vivo.

La popularidad local nunca vista para un artista o grupo mendocino fue casi inmediata. Y el hechizo se desplegó por Buenos Aires y todo Latinoamérica.
Fuente:

Más Leídas