espectaculos - Guaymallén Guaymallén
domingo 09 de julio de 2017

Jorge Marziali: el recuerdo de su último cumpleaños

El 19 de febrero de este año fue el último cumpleaños del fallecido artista mendocino Jorge Marziali. Y así se lo festejaron en la puerta de su casa en Guaymallén.

Sobrevuela en la memoria el emotivo y último cumpleaños que festejó el artista mendocino, recientemente fallecido en Cuba, Jorge Marziali el 19 de febrero de este año.

En esa ocasión, la Secretaría de Cultura de la Provincia y el municipio de Guaymallén le organizaron al gran cantor popular un homenaje en la puerta de su casa ubicada en la calle Bandera de los Andes casi Mitre. Luego del descubrimiento de una placa conmemorativa en la vereda de su domicilio de toda la vida, se armó, por supuesto, una guitarreada con la presencia de vecinos y amigos.

A continuación, reproducimos la publicación que Diario UNO hizo en esa jornada tan especial:

"Es uno de los artistas fundamentales que ha dado Mendoza. Sus poemas y canciones trascienden fronteras y marcan a viejas y nuevas generaciones. El paisaje cuyano lo pinta de cuerpo entero, mientras la palabra comprometida enciende su alma como el fuego.

Él es Jorge Marziali, el trovador mendocino que en 1976 se radicó en Buenos Aires para de allí darle vuelo latinoamericano a sus creaciones, aunque siempre ha hecho escalas en su tierra natal, hoy cumple años.

No quiere confesar cuantos –"más de 50, seguro", arriesga– pero presiente que hoy a las 11, en la vereda de su casa de infancia, vivirá un festejo especial, único, rodeado de colegas y amigos, organizado por la Secretaría de Cultura de la provincia.

"Uno no vive pensando que le van a hacer homenajes, y cuando te lo proponen me parece una falsa modestia rechazarlo, es un mimo muy lindo", reconoce. Y completa: "No solo el homenaje me pone bien, sino el hecho que sea en recordatorio de mi nacimiento. Porque eso me parece más importante que cuando una persona muere. Generalmente, se rinden tributos a los artistas en el día de su muerte y eso no me gusta".

Marziali, dueño de un cancionero reconocido a nivel global, poeta genuino y cultor de la música infantil, publicó su primer disco en 1983, Como un gran viento que sopla.
Manteniendo la sorpresa de los invitados al "cumple" de hoy, el maestro de algo está seguro: "Se va a armar una guitarreada linda".

"De joven intuía que mi trabajo era para hacerlo en Buenos Aires o en ciudades así de importantes, si es que uno busca algo más que un juego con el arte de la música", reconoce Jorge a la hora de justificar sus más de 40 años de vida porteña.

"En general, en Mendoza o en otras provincias es todo más amateur. Una vez, en el '86, que volví a intentar vivir aquí, María Elena Walsh me dijo: '¿Qué hacés en Mendoza? ¿Con quién vas a hablar de música?'. Y ahí me di cuenta que aquí no tenía con quién compartir profesionalmente mi trabajo y crecer", recuerda. Los obreros de Morón, Cebollita y huevo, Este Manuel que yo canto y Coplas de la libertad son una suerte de himnos en peñas y guitarreadas que hoy al mediodía volverán a brillar.

"Hoy no tengo la necesidad de salir a cantar, lo hago por vocación. No podría estar sin cantar, sin escribir. Es un vicio. A mí me delira el alma", cierra el juglar Marziali."

Editado por Fabricio Panella Vidal


Fuente:

Más Leídas