espectaculos - España España
lunes 25 de septiembre de 2017

Imanol Arias, con "acento" argentino

Mientras en España continúa el éxito televisivo de Cuéntame cómo pasó, el vasco Imanol Arias se tomó un respiro para protagonizar junto con un elenco principalmente argentino, la comedia Retiro voluntario, que dirigió Lucas Figueroa, cineasta argentino que hace años está radicado en Madrid.

Arias, que tiene una importante relación con el cine de este lado del Atlántico desde que en 1984 protagonizó Camila, de María Luis Bemberg, regresó al país para el estreno en el país del filme.

"En esta película, los que no somos argentinos nos consideramos 'medio' argentinos. Me siento muy cercano a este país que quiero tanto. Estoy muy agradecido y he logrado una relación como con mi mamá, que si no sabe cocinar no importa porque 'es mi mamá', y a mí aquí me pasa lo mismo", aseguró Arias durante esta entrevista.

En el filme, con Darío Grandinetti y su hijo, Juan Grandinetti, Miguel Angel Solá y su esposa, la ibérica Paula Cancio, Luis Luque y Jorge D'Elía, Arias, encarna a un ejecutivo español de una multinacional de comunicaciones instalada en Buenos Aires, que vivirá un suceso inesperado.

Un día, este hombre que intenta parecerse a los locales hasta en el hablar, se cruza con un desconocido extranjero y le pregunta por una calle que desconoce, pero lo informa mal, por lo que más tarde comenzará a perseguirlo en busca de que lo indemnice por el supuesto daño ocasionado.

imanol-arias-2.jpg
Imanol Arias.
Imanol Arias.

La situación aparentemente crítica que vive la empresa, pone en peligro el casi seguro ascenso –y bonus– de este aspirante a CEO que, además de expresar preocupación por posibles despidos, ahora se ve acorralado por alguien que parece tener que ver con una trama más mucho más oscura a la que deberá enfrentar.

Figueroa, director de varios títulos exitosos en España, elige un camino que hace equilibro entre la comedia y el suspenso, con algunas dosis de corrosión, siempre en función del protagonismo de Arias, que demuestra su talento actoral, tanto para el drama como para el entretenimiento.

imanol-arias-5.jpg

Algo curioso es que por razones de producción, y así como a veces ocurre al revés, la mayor parte del Buenos Aires que se ve con los actores no tiene lugar en locaciones reales sino del otro lado del océano, trabajadas de manera que son imposible de descubrir.

"Al no concretarse la coproducción se recurrió a esta forma, incluso recreando cosas como una escena en un estadio de fútbol o los edificios de las multinacionales que son réplicas en cada sitio", explicó Imanol.

Pero el actor esa ausencia no le quita esencia al filme porque, sostuvo, "en la película hay otro personaje que es Buenos Aires y no se entiende si no pasara en Buenos Aires".

"En Buenos Aires –abundó– todo esto de las multinacionales se junta con la tradición de la picaresca, a la que hay que sumarle la omertá italiana, la contabilidad judía, la precisión alemana, la mafia árabe, el misterio... Esta es una ciudad que tiene muchos millones de habitantes, que fue muy generosa con los inmigrantes europeos y que es algo que la hace muy rica".

Retiro Voluntario - Trailer Oficial

–En la misma serie "Cuéntame..." Argentina tuvo protagonismo...
–Hubo un capítulo con Héctor Alterio que fue maravilloso, y en algún momento Antonio Alcántara, mi personaje, decía: "¿Por qué no nos vamos a la Argentina?". Y un familiar le dice: "No, ahora no que está arruinada", y yo le replicaba: "¿Cómo se va a arruinar Argentina?

–¿Qué tanto te gustaría volver a hacer una película aquí?
–Siempre que hay un buen libro en la balanza pesa mucho el pasar una temporada aquí, lo mismo que la idea de hacer teatro y en el movimiento de una gira poner un pie en Buenos Aires. El único trato y compromiso que mantengo es con el teatro Maipo y Lino Patalano, con el que siempre parece que estamos cerca. Menos mal que me he encontrado con un santo, porque con otro... Cuando uno mira lo suyo no lo hace con la perspectiva del de afuera.

–Explicame un poco más esto...
–Buenos Aires está dentro de las tres ciudades teatrales del mundo, por cantidad y calidad. La escuela argentina, con esa mezcla que tiene, es de las mejores en lengua castellana y en todos los sitios lo reconocemos. Hay muchos maestros argentinos afincados en España. Y hemos aprendido de que aquí hay una forma de entender la profesión que disfruta de un gran cariño del público. Me he sentido muy privilegiado de tener a mi lado a grandes actores argentinos, que me han enseñado mucho de este oficio.

–¿Trabajar con tanta continuidad en televisión te aleja del cine?
–De setiembre a mayo estoy con Cuéntame... que es como hacer cine y eso me ha servido como ejercicio de la técnica actoral. He intentado ser un actor productivo, no conflictivo. A veces conviene enfrentarse un poco, pero prefiero estar con el director, apoyar su proyecto, un pacto con él, caminar juntos. No creo que hubiese podido hacer un personaje tan especial como el de Retiro..., que nunca había hecho antes sin tener una experiencia de 300 horas de televisión que se puede suponer que son 170 películas. El presupuesto de muchos capítulos es igual al de muchas películas argentinas.
Fuente: Télam

Más Leídas