espectaculos - estrenos estrenos
viernes 18 de marzo de 2016

Hollywood se divide por polémico proyecto

El plan de "Screening Room" ofrecería estrenos en casa el mismo día que en los cines para su disfrute durante 48 horas por un costo de 50 dólares.

Un proyecto que pretende alquilar películas para llevarlos a los domicilios particulares el mismo día de su estreno en los cines ha provocado la división de Hollywood entre sus defensores y detractores.

"Screening Room" (sala de proyección) es el nombre de la iniciativa impulsada por Sean Parker, fundador de Napster, quien, según explicó el medio especializado Variety, está preparando un proyecto para ofrecer películas de estreno para su consumo en un domicilio particular el mismo día del lanzamiento en los cines.

Todavía en fase inicial, el plan de "Screening Room" ofrecería estrenos en casa el mismo día que en los cines para su disfrute durante 48 horas por un costo de 50 dólares.

Además, los usuarios tendrían que afrontar un coste de 150 dólares para acceder a la tecnología doméstica de "Screening Room" que, según sus impulsores, tendrá un eficaz sistema antipiratería.

Tras las primeras informaciones sobre esta empresa emergente comenzó el debate en los círculos más influyentes del séptimo arte y diferentes directores de Hollywood mostraron su apoyo o rechazo a las ideas de "Screening Room".

Así, cineastas de la talla de Steven Spielberg, Peter Jackson, J.J. Abrams, Brian Grazer y Ron Howard mostraron su respaldo a esta iniciativa, de acuerdo con las informaciones de varios medios estadounidenses.

"El modelo de 'Screening Room' es justo, equilibrado y provee un valor significativo para toda la industria que amamos. Hacemos películas para la gran pantalla y para que las vean la mayor cantidad de gente posible. 'Screening Room' proporciona exclusivamente esa solución", dijo el realizador Peter Jackson, según el medio especializado The Hollywood Reporter.

Otro de los argumentos utilizados por los defensores se basa en que el sistema de "Screening Room" se enfoca en espectadores que no acuden en la actualidad al cine.

En el bando contrario, los directores Christopher Nolan y James Cameron así como el productor Jon Landau mostraron su rechazo al plan de Sean Parker.

En un comunicado conjunto, Landau y Cameron expresaron su compromiso con la "experiencia sagrada" de los cines.

"Para nosotros, desde un punto de vista creativo y financiero, es esencial que las películas se ofrezcan exclusivamente en los cines en su estreno inicial. No entendemos por qué la industria querría proporcionar al público un incentivo para saltarse la mejor forma de experimentar el arte en el que trabajamos tan duro para crear", añadió la nota.
Fuente:

Más Leídas