espectaculos espectaculos
miércoles 13 de abril de 2016

Hace 37 años se estrenaba Mad Max

La película que lanzó a la fama a Mel Gibson

Desolado, violento y austero. Así es el futuro apocalíptico que a uno se le viene inmediatamente a la cabeza. Esto es por culpa (o gracias) de George Miller y su saga sobre Max Rockatansky, el policía vengativo devenido en guerrero de los caminos australianos, que arrancó hace 37 con el estreno de Mad Max (1079).

Nuestro héroe -interpretado por un casi debutante Mel Gibson- transita por un mundo distópico signado por la falta de recursos y la abundancia de anarquía, donde rabiosas bandas motorizadas son los amos y señores de las rutas. Allá va Max de cacería, tras la muerte de su compañero y el ataque a su familia, dejando toda su racionalidad y cordura a un costado del camino.

Con un presupuesto ínfimo (350 mil dólares que Miller juntó trabajando como médico de emergencias) y filmado en los alrededores de Melbourne, este clásico post-apocalíptico cambia las reglas del juego, además de la estética del género de acción y ciencia ficción de finales de los setenta.

Mel Gibson, en realidad, fue a la audición sin ninguna intención, más que la de acompañar a su hermana. Pero debido a su apariencia (la noche anterior había tenido una pelea en un bar y su cara estaba llena de moretones), le dijeron que podía volver en tres semanas para leer unas líneas. Para cuando regresó nadie lo reconoció ya que sus heridas habían sanado, igual se quedó con el papel que marcaría el resto de su carrera.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas