espectaculos espectaculos
lunes 25 de abril de 2016

Game of Thrones; cinco diferencias entre el libro y la serie

Se sabe que las adaptaciones de fuentes literarias se toman sus libertades cuando llegan al cine o la TV.

Se sabe que las adaptaciones de fuentes literarias se toman sus libertades cuando llegan al cine o la TV. Game of Thrones no es la excepción, así que adelantando el estreno de la sexta temporada, listamos algunas de las grandes diferencias que aparecen entre la saga de Gorge R. R. Martin y la serie épico-fantástica de HBO.

LAS EDADES DE LOS PERSONAJES

Pensemos que en el libro Robb es un muchachito que, con sólo 15 años, lidera un ejército. O que Daenerys Targaryen contrae matrimonio a sus tiernos 13 años. Las cortas edades de los personajes (sobre todo los pequeños) tienen un peso específico en la trama de las novelas que lo convierte todo en un juego más macabro, pero es imposible trasladarlo a la pantalla y se entiende (y agradece) la decisión de "envejecer" a todos los protagonistas, incluyendo a los adultos.

LOS PUNTOS DE VISTA NARRATIVOS

Si bien, no influye en la trama en sí, hubiera sido interesante ver trasladada a la pantalla la estructura que Martin plantea en los libros: los sucesos y jugadores de esta historia, vistos a través de los ojos de unos pocos personajes y su propia subjetividad, que van cambiando (o se van agregando) en cada novela. La narración del show es bastante clásica y se nota que los creadores no se animaron a experimentar mucho más allá de los temas que presenta.

LA HISTORIA DE WESTEROS

El tiempo en televisión es tirano y se entiende que parte del relato debe quedar afuera, pero es una lástima que la historia, los mitos y leyendas de Westeros casi no formen parte de la serie. Para muchos podrá ser sólo un contexto histórico, pero es fundamental para entender la relación que existe entre las diferentes casas, sus alianzas y sus enemistades; ni hablar de las teorías que se tejen alrededor de ciertos protagonistas (¿Quién es la madre de Jon?), que serían casi imposibles de explicar a esta altura del partido.

LA IMPORTANCIA DE LOS LOBOS

Las primeras temporadas de Game of Thrones se quedaron con lo épico y relegaron bastante el relato fantástico. Pero hay uno fundamental para la trama de las novelas que casi fue borrado de la serie. Hablamos de la relación que se establece entre todos los chicos Stark y sus lobos huargo casi desde el comienzo. No es un hecho azaroso que estos animalitos aparezcan justo en ese momento (no se había visto ninguno en más de 200 años), y es más que importante la conexión casi mística que tiene con sus amos, adoptando su carácter y protegiéndolos hasta la muerte.

LA BODA ROJA

Uno de los acontecimientos más shockeantes, tanto en las novelas como en la serie, es sin dudas la Boda Roja. Pensar que todo comenzó por un asunto de polleras es irrisorio, pero las traiciones en Westeros se pagan. La reina Talisa Maegyr (originaria de Volantis) no es el verdadero interés amoroso de Robb Stark, es un personaje creado para la segunda temporada que viene a reemplazar a Jeyne Westerling, perteneciente a una casa pobre, vasallos de los Lannister. Jeyne nunca asiste al casorio, por lo tanto no muere, pero su madre también se asegura de que no quede embarazada para que el Rey en el Norte no tenga herederos, aunque en el libro no queda claro si Robb decidió nombrar como tal a su hermano bastardo.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas