espectaculos espectaculos
lunes 25 de septiembre de 2017

Francisco Javier falleció mientras dormía

Javier, que era muy celoso en cuanto a revelar su edad, en los últimos tiempos se desplazaba en una silla de ruedas dadas sus malas condiciones de salud.

El prestigioso director teatral Francisco Javier, introductor del teatro del absurdo en la Argentina, falleció el domingo por la mañana en su hogar mientras dormía y su velatorio se realizó en el Teatro Cervantes-Teatro Nacional Argentino.

Javier, que era muy celoso en cuanto a revelar su edad, en los últimos tiempos se desplazaba en una silla de ruedas dadas sus malas condiciones de salud, fue además traductor de obras extranjeras y "régisseur" de ópera que actuó tanto en el Teatro Colón como en el Argentino de La Plata en recordadas puestas de "L'italiana a Londra", de Domenico Cimarosa, "Ollantay" de Constantino Gaito, "Marianita limeña", de Valdo Sciammarella, "Le jongleur de Notre Dame", de Jules Massenet, y "Hansel y Gretel", de Engelbert Humperdink.

Luego de haberse doctorado en estudios teatrales en París, en 1969 fue el creador del grupo Imagen XX y mientras tanto era profesor de historia del arte en la UBA, docente de varias materias en la entonces Escuela Nacional de Arte Dramático y en universidades públicas de La Plata, Viedma y Río Negro.

La tarea directriz de Javier comenzó en 1951 con "La fiesta", seguida de "Una libra de carne", de Agustín Cuzzani, "La metamorfosis", sobre el relato de Franz Kafka, "El buen glotón", "El pequeño Malcolm y su lucha contra los eunucos", "Todos los hijos de Dios tienen alas", "¡Qué porquería es el glóbulo!", sobre el libro del maestro uruguayo José María Firpo, "Cajamarca" y "Hola, Fontanarrosa", entre numerosos títulos.

Entre sus últimos trabajos se cuentan "El informe del Dr. Krupp", de Pedro Sedlindsky, "La prisionera", de Emilio Carballido, "Seda", de Alessandro Baricco, "El gato y la selva", de Samuel Eichelbaum, "El especulador", de Honoré de Balzac, y "Las sillas", de Eugène Ionesco.

Recibió los premios de Argentores, María Guerrero, Clarín y en 2003 fue distinguido por la Asociación de Cronistas del Espectáculo (ACE) como mejor director del circuito no comercial por "La indigna Señora B", de Bertolt Brecht, además de haber sido reconocido por la Cámara de Diputados de la Nación en 2004 por su extensa trayectoria como director y docente.
Fuente: Télam

Más Leídas