espectaculos espectaculos
domingo 25 de septiembre de 2016

Ewan McGregor: "El sueño americano es estúpido y egoísta"

El célebre actor presentó a concurso su primer filme como director, basado en la oscura novela «American Pastoral», de Philip Roth.

Todo es susceptible de volverse horrible en cualquier momento, y ni los supuestamente triunfadores se libran de la posibilidad, faltaría más. En el bolsillo guardamos sin saberlo un billete en la lotería del horror y a algunos lamentablemente les toca, como les ocurre a los protagonistas de esta película ubicada en los convulsos años 60 estadounidenses (pero podrían ser ustedes, no lo olviden). Y es que este aviso a navegantes lo contiene el primer filme como director de Ewan McGregor, «Pastoral americana», adaptación de la prestigiosa y turbadora novela del escritor Philip Roth con la que ganó el Premio Pulitzer en 1998.

«El sueco» fue héroe local como atleta y ahora es dueño de una fábrica de guantes. Todo le sonríe a él y a su mujer, la Dawn que interpreta Jennifer Connelly, quien fuera reina de la belleza en su juventud y ahora tranquila mujer de campo. Pero su hija tartamuda, la no tan pequeña Merry (Dakota Fanning), dice con nitidez basta y hace saltar la paz y estabilidad familiar por los aires cometiendo un atentado. El sueño americano se vuelve pesadilla para los modélicos Lvov. Y forrados, pero de traumas, tendrán que aprender a convivir con un problema que nunca serán capaces de entender.

«Roth escribió sobre la caótica naturaleza de la vida, en la que no eres responsable de lo que sucede. Si permanecemos todos juntos y en un sentido moral bueno, todo nos irá bien. Y no. No digo tampoco que eso es una manera de vivir equivocada», dice McGregor, que además interpreta el papel de «El sueco», ese prohombre respetado y querido en su pequeña ciudad.

«El sueño americano es estúpido y egoísta de alguna manera. El filme es sobre la destrucción en los sesenta del sueño americano? pero no porque debería ser destruido».

El libro de Roth es una obra «rica y profunda con muchas tramas», en palabras del propio McGregor, al que le preguntamos si no le resultó demasiado intimidante enfrentarse a tamaño desafío así de primeras. «No sabes lo que significa que alguien te diga: 'Tú puedes dirigir esta película'. Fue como si te lanzaran una bomba y la tuvieras entre las manos», cuenta el escocés, que se quedó muy contento de que al autor de origen judío le resultara satisfactoria, aunque no se lo dijera a él directamente, sino a sus productores.

«Me di cuenta que había pasado muchos nervios porque no le gustara. Yo intenté que los personajes no fueran ni blancos ni negros», apunta. Ésta, de hecho, no es la primera adaptación al cine de una novela del escritor de Newmark. Incluso nuestra cineasta Isabel Coixet llevó a la gran pantalla con «Elegy» su «El animal moribundo». Otros traslados de sus novelas al cine han sido «La mancha humana», de Robert Benton, o «La sombra del actor», de Barry Levinson.

«No fui rebelde»

Connelly, ganadora del Oscar por «Una mente maravillosa», interpreta a un personaje que encuentra la salvación en la renuncia a su hija. «Ella lo siente tan profundamente que no sabe cómo sobrevivir, no puede recuperar la vida que tenía antes y toma esa decisión trágica que es revertirse a sí misma y volver a empezar», dijo en la rueda de prensa en el festival de San Sebastián para presentar la película. «La hija tiene esa concepción de que es conservadora y rancia, pero es interesante porque los propios padres ven la guerra de Vietnam como ella, están en contra», cuenta a ABC. ¿Fue guerrillera en su juventud? «Mis circunstancias fueron distintas a las de Merry, yo lo que busqué fue tener espacio y tiempo para mí sola. No fui rebelde en términos clásicos», añade la actriz.

El reclutamiento de Merry, la indócil adolescente, por parte de un grupo violento y subversivo en contra de la guerra de Vietnam trae a colación situaciones más actuales. «Por supuesto, hay similitudes» con la pérdida que sufren muchos padres, de América y de Europa, por culpa del Daesh, dice McGregor, quien considera que lo mismo que sucedía en aquel momento con los «pacifistas» americanos de los años 60 «sucede hoy con los terroristas y las bombas contra civiles».

«Ojalá aprendiéramos algo y pudiéramos seguir adelante, pero me parece que seguimos dando vueltas y volvemos al pasado», añade. Y es que el propio actor tiene una hija de edad parecida al personaje que interpreta Dakota Fanning: «En algún lugar de mi mente estaba preparando mi cabeza para su marcha de casa. Tenemos que aprender a dejar que los niños se vayan. Creo que eso en esta película, y en el libro también, es importante. De alguna manera, Roth también escribió sobre eso. Fue subconsciente, pero el hecho de que los niños se adentren en la vida adulta es una pérdida de alguna manera».

Dirigir «cuesta mucho»

¿Quiere continuar dirigiendo películas? «Me gustaría hacerlo de nuevo, pero quiero encontrar una historia que me apasione. No creo que lo pueda hacer como un trabajo, cuesta mucho. Supone muchos meses con una sola historia. La responsabilidad es enorme y tienes que llevarla tú. He estado en el teatro algunos meses seguidos actuando, pero es menos responsabilidad», responde el protagonista de «Big fish», que ha aprendido cosas buenas y otras no tan buenas de los directores con los que ha trabajado en su dilatada carrera. «He intentado dirigir como me gustaría que a mí me dirigieran. Que los actores se sientan a gusto y seguros», comenta el actor. Y Connelly corrobora: «McGregor era muy colaborador, quería escuchar a toda la gente, no solo a los actores sino también al equipo. Pero a la vez tomaba decisiones, estaba seguro de lo que hacía».

Por otro lado, McGregor, que interpretó al mítico Mark Renton de «Trainspotting», cuenta que acaba de terminar de rodar la segunda parte de esta en Edimburgo con los mismos actores y con Danny Boyle también en la dirección. «He lamentado los años que (Boyle y yo) no hemos trabajado juntos. Creo que, aparte de ser mi primer director, dejó un listón muy alto, sacó lo mejor de mí como actor», dice. Para su «Pastoral americana» todavía no hay fecha de estreno en nuestro país.
Fuente: abc.es

Más Leídas