espectaculos - estrenos estrenos
viernes 25 de marzo de 2016

Elogios para la película rumana "El tesoro"

Según una agencia nacional, es uno de los estrenos más destacados del mes.

"El tesoro", último filme del cineasta rumano Corneliu Porumboiu, se convirtió en uno de los estrenos más interesantes del año gracias a su trama en la que toma el conflictivo pasado de su país y la vida de una familia que intenta salvarse económicamente buscando un tesoro escondido en un jardín.

Porumboiu es uno de los directores más interesantes de la nueva camada de cineastas rumano y lo demostró con sus filmes anteriores "Caer la noche en Bucarest", "Policía, Adjetivo" y "Bucarest 12:08". "El Tesoro" fue ampliamente elogiada en la ultima edición del Festival de Cannes.

Una familia conformada por un matrimonio y su hijo convive en un minúsculo departamento de Bucarest, donde cumplen con la rutina de vivir, cada uno en su pequeño universo.

Noche a noche Costi, el padre, interpretado por Toma Cuzin, lee al niño fragmentos de un libro acerca de la leyenda de Robin Hood, el ladrón que robaba a los ricos para repartir su botín entre los pobres.

Un día, reciben la sorpresiva visita de un vecino, encarnado por Adrián Puncarescu, igual de apretado económicamente que ellos, que le pide al jefe de familia un préstamo para alquilar una detectora de metales.

Le cuenta que su abuelo habría enterrado en algún lugar de la casa donde vivió, un tesoro, no sabe precisamente que, pero que lo hizo antes de la irrupción comunista.

Costi acepta frente a la propuesta de compartir aquello que podría salvarles el futuro, o quizás terminar perdiendo lo invertido, frente al absurdo de haber corrido tras una quimera.

Pero, ¿qué es lo que propone Corneliu Porumboiu al mostrarnos con increíble inocencia a estos personajes que parecen perdidos en el tiempo en busca de un tesoro?. A medida que pasan los minutos vemos a un hombre que se las ingenia para conseguir un dinero que no tiene de parte de su jefe en la oficina en que trabaja, y lo logra.

Después lo veremos una y otra vez en su casa, junto a su poco expresiva esposa, sentados en un económico sillón de dos cuerpos, mirando lo que la televisión les propone. Después una pintura de cómo se negocia un servicio de detectores de metales y finalmente a dos hombres, tres en verdad, en medio de un terreno, cavando y cavando.

Claro que, lo que ocurrirá en ese lugar y el resultado de esa búsqueda que deriva en un nuevo momento de conflictividad y duda, termina en un acto que sorprende a más de uno.

Y la pregunta vuelve a surgir, y Porumboiu no la contesta o mejor dicho, a decir verdad, la responde con una metáfora que de alguna forma tiene que ver con un mensaje.

Claro está que Proumboiu no se esfuerza en complicarlo todo y convertir al espectador en cómplice de una verdad revelada sino por el contrario, lo fuerza a pensar.

Quizás lo fuerza a pensar acerca de algo que en verdad es muy básico que es la propiedad de las cosas, en el sentido de que lo importante es buscar y encontrar, porque el que busca encuentra.

El autor de obras notables como "Bucarest 12:08" y "Policía adjetivo", juega a la metáfora acerca de las metas, las de su personajes, muy distintas, y lo hace con fuerza hipnótica.

Las últimas escenas del filme dejan al espectador sin aliento, forzado a tener que repasar todo lo visto y ponerlo en un contexto que, hay que tener en cuenta, es el de Ucrania hoy.

Está presente la idea de este padre de mostrar a su hijo que el relato de Robin Hood es posible y quizás por eso se enganche en la propuesta del vecino sin muchas vueltas.

El relato es la búsqueda, el relato es el trayecto y la sorpresa que se tiene al descubrir algo impensado, una vez y otra, sacudiendo al espectador, dejándolo literalmente sin palabras.

Hay tensión, espera, absurdo -el ruido que generan las máquinas usadas para detectar metales bajo tierra- una ácida mirada a los controles legales, y frases cortas que inquietan, para un final de cuento.

No es casual que "El tesoro" haya participado en Una cierta mirada del Festival de Cannes de 2015 y haya sido recibida allí, como sus anteriores propuestas, con entusiasmo.

Porumboiu sorprende a quienes simplemente definan a esta obra como "una broma", o quienes puedan superar los análisis convencionales para encontrar la esencia del arte de relatar.

Trailer de The Treasure

Fuente: Télam

Más Leídas