espectaculos espectaculos
domingo 18 de septiembre de 2016

El tirón de orejas para Maggie Smith

Jimmy Kimmel estalló por las constantes ausencias de la actriz británica en los premios Emmy.

Jimmy Kimmel fue el presentador encargado de capitanear la ceremonia de entrega de los Emmy en su edición de 2016. Los premios de la Academia de Televisión en Estados Unidos dieron comienzo con un video en el que Kimmel fue saltando de serie en serie en un intento por llegar a la gala. «Veep», «Modern Family», el karaoke de James Corden son algunos de los shows que tuvieron su espacio en la presenación, aunque lo mejor estaba preparado para el final. El presentador llegó al escenario a lomos del dragón de Daenerys Targarian («Juego de Tronos»).

Nada más finalizar el video de presentación, dio comienzo el tradicional discurso de apertura. Jimmy Kimmel incluyó en su guión una nueva norma que quiso explicar a los asistentes: «Para ganar el Emmy hay que venir a recogerlo. Si el premiado no está, se pasa al siguiente en la lista», frase que sirvió como preludio de su recordatorio para Maggie Smith.

La actriz británica ha recibido ocho nominaciones a los Emmy, cuatro por su participación en «Downton Abbey», y se ha llevado tres de ellos. «¿Saben cuántas veces a venido? ¡Ninguna!», dijo Kimmel. «Maggie Smith recibe las nominaciones de los Emmy como si fuesen las ofertas del super y las tira a la basura», afirmó para después añadir «nos tratas como si fuésemos los People Choice Awards». Jimmy Kummel, muy ofendido con la la octogenaria actriz, finalizó retando a Smith: «si quieres un Emmy, ven a buscarlo».

Y la ganadora del Emmy es...

Tras el recado de Kimmel, Maggie Smith fue premiada en la categoría de mejor actriz de reparto por su participación en «Downton Abbey» y el presentador aceptó el premio en su nombre: «De ninguna manera... Maggie, si quieres el Emmy lo dejo en objetos perdidos». Así, la actriz británica suma tres galardones en los premios de la Academia de la Televisión.
Fuente: abc.es

Dejanos tu comentario

Más Leídas