espectaculos espectaculos
sábado 17 de septiembre de 2016

El Tajamar se convierte en un Moulin Rouge

El teatro Tajamar se convierte, desde esta noche y todos los sábados del mes, en el mítico Moulin Rouge, donde se desplegará esa magia única del París del siglo XIX.
Alegría, glamour, diversión y amor son los pilares de este gran reino del placer que nos invita a vivir Pasión bohemia en concierto, el musical de la Escuela de Valeria Lynch en Mendoza que estrena hoy y cuenta con el debut en la dirección del joven actor Rodrigo Navarro Sarda.
Los alumnos avanzados de la escuela debutarán también en una puesta de calidad profesional que pretende mantenerse en cartel por mucho tiempo.
A través de una red de historias que transcurren en el templo del cabaret y del encanto parisino como fue el Moulin Rouge, el Tajamar recreará ese mítico espacio con mesas con velas, presentadores, cancán, cuadros musicales y demás elementos que hacer a la estética del cabaret.
Por primera vez, la Escuela de Valeria Lynch pone en escena un musical realizado íntegramente por artistas mendocinos –20 en total– que estrenan su profesionalismo, dirigidos por Navarro Sarda, quien se atreve a desafiarse como director.
"Esta obra es muy comprometida desde lo físico, vocal, de la postura corporal, la música de Valeria Lynch es maravillosa y ella enseguida se copó con que llevemos su musical a la escena", explica Rodrigo Navarro Sarda sobre la obra escrita por la cantante Valeria Lynch, junto a Patricio López Tobares y Mariana Letamendía.
Y dice: "Acepté la dirección porque conozco a los chicos desde hace seis años que estudian en la escuela, donde yo doy clases, sé de sus capacidades y los desafíos que se imponen, además de la tranquilidad que me da trabajar con Nicolás Hemsy en la producción porque con él todo se hace más fácil".

Poco teatro musical en la escena local

Los espectadores mendocinos no están muy acostumbrados al género del teatro musical, ya que en las agendas de fin de semana no abundan propuestas de ese estilo.
Pasión bohemia en concierto llega para romper con esa tradición y ofrecer una propuesta estable a lo largo del tiempo. Qué mejor que el teatro Tajamar como escenario, allí mismo donde funciona la Escuela de Valeria Lynch.
"Es verdad, la gente no está acostumbrada a ver musicales, este espectáculo resulta atractivo porque su estética vende mucha alegría, la puesta es muy divertida, transmite ese glamour y brillo de ingresar por una noche al cancán del Moulin Rouge", anticipa Rodrigo Navarro Sarda, director de Pasión bohemia en concierto.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas