espectaculos espectaculos
sábado 22 de junio de 2013

El mejor disco de Genesis suena en vivo este sábado en el teatro La Compañía

La prestigiosa banda Genetics (ex Rael) llega para interpretar Selling England by the Pound, en el marco del ciclo de Homenaje al Rock de los ’70.

Por Fernando G. Toledo
fgtoledo@diariouno.net.ar

Han pasado cuatro décadas, cientos y cientos de artistas, y movimientos, se han oído millones de canciones en todo el mundo. El rock se ha mostrado moribundo y otra vez lozano, puro y mestizo por igual. Pero hay músicas que suenan como si acabaran de ser paridas. Hay discos (en estos tiempos en que los discos parecen a veces cosa del pasado) que son tan acabadamente bellos y novedosos que tuercen las estéticas del momento e, incluso, las vidas.

Uno de esos discos ha sido, claro, Selling England by the Pound (1973), una de las cimas de la primera etapa de la banda inglesa Genesis, editado también en el clímax de lo que se llamó el movimiento del rock progresivo.
Llevado a cabo por un grupo de jóvenes de tan sólo 23 años, ese disco de rock sinfónico es una gema sonora que sigue intacta. Aun con ese prestigio, los músicos que lo crearon (Peter Gabriel, Tony Banks, Steve Hackett, Mike Rutherford, Phil Collins) jamás lo interpretaron íntegramente.

Por eso no deja de tener dosis de maravilla el hecho de que esta noche, desde las 21.30, Selling England by the Pound vaya a sonar en vivo en Mendoza. Será a través del prodigio no ya de Genesis (virtualmente separado, amén de haber hecho esa banda una carrera cuyos rumbos se alejaron estéticamente de esta propuesta). No: los encargados de tocarlos serán músicos argentinos, reunidos bajo el mote de Genetics, quienes tocarán en el teatro La Compañía como parte del ciclo Homenaje al Rock de los ’70.

Genetics es también una reencarnación, a su modo. Horacio Pozzo (teclas, guitarras), Ignacio Rodríguez (voz, flauta, percusión, disfraces) y Claudio Lafalce (guitarras, bajos y coros) integraron junto con otros músicos, desde mediados de los ’80, la banda Rael, que tributó al Genesis de los ’70 hasta que decidieron, en 1993, publicar un disco con sus propia música.

Pero el camino siguió y al volver a interesarse por interpretar a Genesis, el trío prefirió hacerlo con un nuevo nombre. Y como Genetics, desde 2011, lo hace mostrando el nivel interpertativo y cualitativo de siempre.

El grupo, que completan Leo Fernández (guitarras) y Daniel Rawsi (batería, percusión, efectos y coros), viene a presentar Selling England by the Pound a propósito de los 40 años del disco, luego de que el año pasado hiciera lo propio con la placa antecesora en la discografía de Genesis, Foxtrot.

Horacio Pozzo (quien, además de un virtuoso tecladista, es un referente en Argentina del método de afinación e interpretación de la guitarra establecido por Robert Fripp) dice que la idea de Genetics, al abordar la etapa setentista de Genesis, “es hacer shows temáticos y, en este caso, tocar un disco que ni siquiera la banda tocó íntegramente nunca”.

Pozzo recuerda que Selling England by the Pound es “notable desde muchos aspectos: desde la composición hasta cómo están tocados los temas”.

A diferencia de otras bandas que buscan versionar los grandes temas de este o cualquier grupo, Genetics tiene otro objetivo, aunque muy claro: “Nuestro planteo es muy sencillo de enunciar. No somos una banda creativa que quiere poner su sello en la música de otra gente, aunque nos parece que está muy bien que otros lo hagan. Nosotros queremos interpretar esta música tal como fue creada, casi como una orquesta interpreta la partitura de un compositor clásico. ¿Para qué cambiar las notas si el compositor quería eso?”, explica el músico.

Claro que a veces la cuestión no se reduce a reinterpretar las mismas notas: “Para nosotros el desafío es hacerla sonar la música como fue escrita originalmente y si es posible, con el mismo sonido de los instrumentos. Para eso, tenemos que acudir a trucos tecnológicos para suplir instrumentos que ya no existen, como el Mellotron. Además, contamos con un teclado del año 1972, un Arp Synthetizer, exactamente igual al de Tony Banks”.

Ese abordaje de la música de Genesis por parte de Genetics llama la atención tanto como el recorte temporal elegido: sólo el “early Genesis”, no el de los años posteriores, con Phil Collins al frente. Para Pozzo, la explicación no pasa sólo por lo que dirían los fanáticos del rock progresivo, sino que es más sencilla: “Quizá tiene que ver con nuestra edad. Yo tengo 55 años y escuché Selling England by the Pound a mis 15 años, y para mí fue un impacto muy grande. En mi adolescencia, Genesis fue mi banda preferida. Apenas tuve el disco me puse a sacar Firth of fifth en el piano, por ejemplo. Para mí Genesis de los ’80 no significa nada, ni bueno ni malo, simplemente yo escuché otra música en esos años”.

¿Suenan mejor que los originales?
La banda Rael, que integraron tres de los actuales miembros de Genetics, se destacó, incluso fuera de las fronteras de la Argentina con su abordaje de la música de Genesis (así como con sus propias obras, como da prueba los elogios que recibió el disco Máscaras urbanas).

Grandes músicos e intérpretes, consiguieron tal nivel de interpretaciones que hasta algunos miembros de Genesis fueron anoticiados del asunto. Aunque esto, a fin de cuentas, a los actuales Genetics no los desvela, lo cierto es que es prueba del nivel musical de la banda. En tiempos en hay muchos grupos dedicados a esto (en la Argentina, también Bad Dreams toca Genesis), es bueno conocer cuál es la visión de Genetics, a través de Horacio Pozzo.

–¿Han tenido contacto con algún integrante de Genesis para saber qué opinan sobre lo que ustedes han hecho con Rael o con Genetics?
–En su momento, Peter Gabriel y Steve Hackett oyeron hablar de Rael en los ’80. Rael fue telonera de Hackett en el Gran Rex porteño en 1993. Steve Hackett nos escuchó tocar The Fountain Of Salmacis y nos llegó a decir que lo tocábamos mejor que Genesis (risas). Gabriel es más reacio a mirar la música de su pasado. Con Hackett sí tenemos contacto. Para nosotros, no es tan importante la aprobación de ellos, no estamos rindiendo examen.

–¿Cómo ves el panorama de las bandas tributo en la Argentina?
–Está muy bien que haya bandas tributo. Hay distintas formas de hacerlo, como los que imitan hasta el aspecto físico de los músicos. Para mí lo importante es la música, y lo que me maravilla de Genesis es lo que hacía con los acordes y no cómo se cortaba el pelo. Pero dentro de Genetics, el que tiene el rol más fuerte en cuanto a performance es Nacho, el cantante, quien sí entiende que es importante la imagen, así que él trabaja como Peter Gabriel no sólo en el canto sino en la parte teatral y visual de la banda.

Fuente:

Más Leídas