espectaculos espectaculos
viernes 11 de noviembre de 2016

"El ciudadano ilustre es parte del renacer del cine argentino"

Este drama, comedia, historia costumbrista o simplemente un retrato humano, tiene, en opinión de Martínez, más opciones al premio español que al de Hollywood.

Para Oscar Martínez fue un "gran honor" llevarse la Copa Volpi de Venecia por su interpretación en "El ciudadano ilustre", pero considera que su trabajo se inscribe en el conjunto de una película que a su vez forma parte de un renacer del cine argentino.

Hay "sangre joven" en el cine argentino, asegura Martínez, que cita a Damián Szifrón, a Santiago Mitre y, por supuesto, a Gastón Duprat y Mariano Cohn, directores de "El ciudadano ilustre". Son nuevos realizadores, de entre 30 y 40 años, que "han aparecido con mucha fuerza y talento y con profesionalismo, muy buenas ideas".

"El cine argentino vuelve a estar en planos en los que no figuraba en las últimas décadas y también se nota en Argentina, donde el publico vuelve masivamente a los cines", agregó el protagonista de películas como "El nido vacío" o "Paulina" o de la afamada serie "Nueve lunas" en una entrevista con Efe en Madrid ante el estreno, hoy, en las salas españolas de su último trabajo.

Él, un veterano de gran prestigio, con poco que demostrar a sus 67 años, está orgulloso de participar en estos proyectos, que devuelven el brillo a una cinematografía tan rica como la argentina.

Y que le han dado importantes recompensas, como la Concha de Plata del Festival de San Sebastián (España) que logró en 2008 por "El nido vacío", la Biznaga de Plata de Málaga (España) al mejor secundario de este año por "Capitán Kóblic" o la Copa Volpi de hace apenas dos meses por "El ciudadano ilustre".

"Fue una emoción muy grande", reconoció el actor, que asegura que ya lo estaba antes del premio "porque la recepción que tuvo en Venecia fue excelente".

Pero no considera que su papel en esta película, el de un ficticio nobel de Literatura que regresa tras cuarenta años de ausencia a su pueblo natal sea su mejor trabajo.

"Si uno tiene que juzgar por las repercusiones y por la Volpi uno tendría que decir que sí, pero desde el punto de vista artístico he tenido la suerte de tener muy buenos personajes y desafíos interpretativos grandes", insiste.

Uno de ellos, el de Velarde en "Capitán Kóblic", de Sebastián Borensztein y junto a su amigo Ricardo Darín, con quien representó durante años la obra teatral "Arte", de Yasmina Reza, en Argentina y España.

"En 'Capitán Kóblic', Sebastián me ofreció un personaje que nadie hubiera pensado para mí y ahí me di el gusto de hacer una composición totalmente diferente".

"Probablemente a alguien se le ocurra que puedo hacer algo distinto de mi comportamiento social y de mi imagen física. Me gusta que aparezcan esas cosas. ¡Ojalá ocurra!", asegura.

Mientras, ya ha terminado el rodaje en España de la comedia "Toc Toc", de Vicente Villanueva, donde comparte cartel con Paco León o Rossy de Palma.

"Ha ido muy bien", asegura Martínez, que comenta con humor que la mayor diferencia entre rodar en su país o en España es que en Argentina los sábados no se suele trabajar mientras que en este rodaje solo han tenido un día de descanso a la semana. Pero, agrega, "el ritmo y el profesionalismo y hasta los modos son muy parecidos".

Sobre el futuro, asegura que tiene los proyectos que ya tenía antes de la Copa Volpi, tanto en Argentina como en España, y en ambos casos de cine porque el teatro no está ahora entre sus planes. "Lleva demasiado tiempo", dice.

Y con la tranquilidad que le da la experiencia, no siente presión por la posibilidad de que "El ciudadano ilustre" se lleve el Óscar o el Goya a los que aspira como representante de Argentina.

Este drama, comedia, historia costumbrista o simplemente un retrato humano, tiene, en opinión de Martínez, más opciones al premio español que al de Hollywood.

"El Goya -reflexiona Martínez- es una posibilidad cierta, es un premio por el que la película está en carrera, pero el Óscar es otro tema, juegan factores de índole económica, de índole política...".

Además no hace mucho que una cinta argentina se llevó el Óscar a la mejor película en lengua no inglesa, recuerda el actor en referencia a "El secreto de sus ojos", de Juan José Campanella, que lo ganó en 2009.

Sería la culminación que la película consiguiera alguno de esos premios, pero para Martínez ya es suficiente que esté "teniendo un éxito muy rotundo en Argentina -supera ya los 600.000 espectadores-" y que la crítica la esté tratando "maravillosamente".

Fuente: EFE
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas