espectaculos - Francia Francia
martes 01 de agosto de 2017

El cine francés perdió a una de sus leyendas

Se trata de la actriz Jeanne Moreau, que trabajó con grandes cineastas como Elia Kazan, Orson Welles y François Truffaut. Murió en París a los 89 años. Su carrera perduró más de seis décadas.

La emblemática actriz francesa Jeanne Moreau, una de las musas de la Nouvelle Vague, que falleció el lunes en su domicilio de París a los 89 años, dejó un vacío muy grande en el cine francés. Era una de sus "leyendas".

Conocida por su voz grave y una belleza que fascinó a incontables cineastas, desde grandes del cine francés a figuras internacionales como Orson Welles, Elia Kazan, Peter Brook o Wim Wenders, la actriz participó en más de 120 películas a lo largo de sus más de 60 años de carrera.

"Hay personalidades que resumen su arte en sí mismas. Jean Moreau fue una de ellas. Con ella desaparece una artista que encarnaba el cine en su complejidad, su memoria, su exigencia", señaló el Palacio Elíseo en un comunicado difundido por la agencia DPA.

Sus comienzos
Comenzó muy joven en el prestigioso teatro parisino de la Comédie Française y actuó con Gérard Philipe en El Cid en el Festival de Aviñón. También grabó varios álbumes, incluyendo canciones como Le Tourbillon, el inolvidable tema de la película de François Truffaut Jules y Jim, que volvió a interpretar junto a Vanessa Paradis en Cannes en 1995.

La década de los '50 marcó el inicio de su carrera como actriz. Títulos como Ascensor para el cadalso o Los amantes le valieron la imagen de mujer moderna e independiente.

A lo largo de su trayectoria, distinguida con premios honoríficos en los festivales de Cannes, Venecia, Berlín y San Sebastián, Moreau ha sido "femme fatale", prostituta, monja e incluso reina. Su versatilidad era milagrosa, afirmó el cineasta Joseph Losey.

En 1960 logró el premio a la mejor interpretación femenina de Cannes por su papel de frustrada esposa al lado de Jean-Paul Belmondo en Moderato Cantabile, de Peter Brook, y un año más tarde Michelangelo Antonioni la fichó para La noche, junto a Marcello Mastroianni. Entre los títulos más recordados de su carrera figuran además La novia vestía de negro (Truffaut), Diario de una camarera (Luis Buñuel), ¡Viva María! (Louis Malle) o El proceso y Campanadas a medianoche (ambas a las órdenes de Orson Welles).

Nacida el 23 de enero de 1928 en París, la artista era hija de una bailarina británica y un francés dueño de un restorán.

France-Obit-Moreau_Tass(3).jpg
Jeanne Moreau, con otra de las estrellas del cine francés, Brigitte Bardot, en el aeropuerto de París, en 1965.
Jeanne Moreau, con otra de las estrellas del cine francés, Brigitte Bardot, en el aeropuerto de París, en 1965.

La actriz fue distinguida como Comendadora de las Artes y las Letras y fue la primera mujer elegida para formar parte de la Academia de Bellas Artes del Instituto de Francia.

Aunque su andar por el cine tiene que ver con el magnetismo de su figura delante de las cámaras, Moreau además dirigió tres filmes: Lumière (1976), L'adolescente (1979) y el documental Lilian Gish (1983).

"Se ha ido una parte de la leyenda del cine", declaró el presidente francés, Emmanuel Macron, en un comunicado en el que describió a Moreau como una mujer "libre" "rebelde" y "al servicio de las causas en las que creía".

"Tengo dentro una especie de energía que no controlo", explicaba esta artista para quien el cine "no era una carrera sino una vida".

"Para mí el cine nunca ha sido una industria", dijo en una ocasión. "No me importa mi valor" en la taquilla.
Moreau trabajó hasta los 87 años.

INFATIGABLE. Participó en más de 100 películas, grabó discos y siguió trabajando ya de octogenaria.
OSCAR HONORÍFICO. Le fue otorgado en 1989 por toda su carrera, así como galardones de teatro y del cine francés. Presidió en dos ocasiones el jurado del Festival de Cine de Cannes.
EN 2015. Rodó su última película de cine, una comedia francesa llamada Le talent de mes amis.

France-Obit-Moreau_Tass(2).jpg

Los hombres de su vida
Un profundo antagonismo la separó de su padre, "un hombre criado por padres del siglo XIX" que llevaba mal que su mujer fuera independiente. "Me daba mucha rabia ver cómo una mujer podía dejarse manipular", confió.

Su gusto por la lectura lo heredó de su tío, "un hombre extrovertido" que le daba libros, "algo que estaba prohibido, siempre leía a escondidas", y le pagaba los cursos de danza.

"Descubrí la sexualidad tardíamente, a través de los libros" y tras vivir con su familia en un hotelucho en Montmartre, en París.

Moreau se casó en 1949 con el cineasta francés Jean-Louis Richard, con quien tuvo a su único hijo, Jérôme, y del que se divorció un año después, y tras una breve unión con Teodore Rubanis se volvió a casar en 1977 con el también director William Friedkin, autor de clásicos como Contacto en Francia y El exorcista, y tuvo una relación de cinco años con el diseñador Pierre Cardin, que ambos describieron como "amor verdadero" a pesar de que nunca se casaron.

"He seducido a muchos hombres. Siempre me incliné por hombres con talento. No tuve amantes por tenerlos", llegó a decir la intérprete, a la que los medios franceses recuerdan como una mujer libre e independiente.
France-Obit-Moreau_Tass.jpg
<div>Junto a Jean-Paul Belmondo, Jeanne Moreau trabajó en Moderato Cantabile, de Peter Brook.</div><div><br></div>
Junto a Jean-Paul Belmondo, Jeanne Moreau trabajó en Moderato Cantabile, de Peter Brook.


jeanne moreau

Fuente:

Más Leídas