espectaculos - estrenos estrenos
lunes 21 de marzo de 2016

"El cine argentino vive un buen momento"

Juan Taratuto es el director de la comedia "Me casé con un boludo", que está en cartelera en los cines mendocinos. Reflexiones del hombre detrás de la lente.

El cineasta Juan Taratuto, director de la comedia Me casé con un boludo –uno de los estrenos argentinos fuertes de este año–, que es protagonizada por Valeria Bertuccelli y Adrián Suar , consideró que el cine argentino atraviesa un gran momento. "Hay seis o siete películas de buena calidad, con buenos actores y buenas historias", dijo para reafirmarlo.

El director consideró también que el cine nacional necesita guionistas y dramaturgos, que le falta "un Alejandro Tantanian o un Javier Daulte" y expresó: "En los '80 no hubo buen cine argentino".

Tras el éxito de Un novio para mi mujer, Bertuccelli y Suar decidieron seguir trabajando juntos y volvieron a convocarlo a Taratuto para esta comedia romántica en la que el tema principal gira en torno a la franqueza con que se debe tratar a la pareja y los cambios de personalidad que se deben realizar para congeniar con el otro.

Pero, además, Me casé con un boludo se ríe del séptimo arte, de los actores de carácter y género, y de los 'figuretti' que cuentan anécdotas inexistentes con estrellas de Hollywood, como Fabián Brando, el personaje que encarna Suar, un actor tan exitoso como egocéntrico.

Taratuto ofreció esta entrevista sobre el filme y dio su visión sobre la actualidad del cine de su país.

–¿Te sumaste cuando ya había parte del guión escrito? ¿Nace como una idea de Valeria y Adrián?
–Sí, exactamente. Después de Un novio para mi mujer nos juntamos un par de veces con Adrián y piloteamos algunas cosas, pero cada uno estaba con sus tiempos y sus búsquedas. Así que, sí, Vale le tiró una idea a Adrián y a partir de eso surgió la escritura del guión con Solarz y ahí me sumé.

–¿Querían contar esta historia o a vos te dieron ganas de hacer una al estilo de Robert Altman?
–Lo del mundo del cine estaba implícita en la primera idea que tiró Vale. A mí me gustó mucho porque siempre tuve la idea de hacer una película sobre las películas. Si bien acá el hecho dramático no tiene que ver con las filmaciones, sí es el lugar donde comienza la historia de amor. Era muy importante para mí que fuera verosímil ese mundo y me agarré mucho de La Noche Americana, de Francois Truffaut, la que vi varias veces y The Player, de Altman, con Tim Robbins. Esas fueron referencias. Y sí, quise hacer un cine de género.

–Respecto a la escena de la fiesta, que parece la de los personajes del año de una revista farandulera, ¿buscabas ese clima?
–Sí. Fue un día muy difícil porque tuvimos que coordinar con todos los famosos, desde agendas hasta que aparecieran todos en la filmación. Pero se filmó en un solo día y está todo el material.

–¿Cómo fue trabajar con alguien como Suar, que tiene que atender el teléfono todo el día, dado que es dueño de una productora y gerente de programación de un canal?
–Adrián, cuando actúa, sólo actúa. Si uno no sabe que es el gerente de programación de Canal 13 y que está produciendo cosas de Pol-Ka, no lo se daría cuenta. Él actúa y está focalizado en la película, pero cuando está actuando, piensa en la película como un escritor, como un productor, como un director y como un actor. Es raro porque está muy concentrado en lo que sucede en la película y afronta varios juegos a la vez, es admirable. Inclusive, a la hora de mostrar y desnudar el mundo de los actores, Adrián fue el más interesado en mostrar lo que sucede tras bambalinas, quería mostrar la miseria de los actores. Nos divertimos imaginando quién sería ese actor según los comportamientos que conocemos.

–¿Se pueden repetir épocas de oro del cine argentino? ¿Fueron buenas épocas los últimos años?
–Sí, creo que hay por año unas 5, 6 o 7 películas de buena calidad, con buenos directores, actores y guiones. No es normal en un país que no es una potencia cinematográfica. Se hace un gran número de filmes y hay grandes películas de nuevos directores. Es interesante.

–¿Existe en el país la materia prima respecto a actores y dramaturgos que te puedan escribir una obra o no es lo mismo que escribir para teatro que para cine?
–No, no es lo mismo y no hay mucho para cine. No hay muchos guionistas para cine, faltan, es un déficit.

–¿Podemos decir que al cine le falta un Alejandro Tantanian, un Javier Daulte o un Alberto Ure?
–Creo que sí.

–¿Y con los actores no pasa?
–Hay pocas celebrities, pocos actores que te garantizan la taquilla. Adrián, Darín, Francella, Peretti y no mucho más. Estaría bueno que hubiera un número de actores más grande, que hagan crecer la industria.

–¿Pensás siempre el producto con una celebrity o te animás a apostar a alguien más desconocido?
–Depende lo que uno quiera hacer. Es un hecho industrial también lo que uno necesita recuperar según la inversión. Pero sí, si hay buenos actores, no es necesario que sean conocidos.
Fuente:

Más Leídas